ChatGPT VS Aragca



Atraído por las historias alrededor del chatGPT, me di en la tarea de solicitarle que escribiera un cuento. Tome uno de los argumentos que yo utilice en mi historia: "Aragca tiene talento" 

Un hombre vestido de payaso, va a un Reality de TV, presenta su acto que consiste en escribir un relato con una vieja máquina Remington. Luego de varias horas después del show, los jueces aparecen muertos. El payaso confiesa que los enveneno con una sustancia muy sofisticada. Y luego Desaparece hábilmente.  Dos detectives deben resolver el caso. Conforme investigan se enteran de que los asesinatos son un complot de varias sociedades de villanos.

Intente cuatro veces, dos en inglés y dos en español, admito que hizo unos cuentos que son LIMPIOS y HONESTOS, pero no siento que tengan los mismos ingredientes que yo utilice, ya que ese relato fue la base de las historias que he venido escribiendo desde el 2020. Ese cuento es la columna vertebral de un escenario más grande.

Ejemplo 1:

Write a short story about a clown that goes to a TV reality show and performs with a typewriter, then the Judges like the act.  8 hours after all 3 judges were poisoned. Two detectives must solve the crime.

Benny the clown had always dreamed of making it big in show business. So when he saw an ad for a TV reality show looking for unique talents, he knew he had to audition.

Benny's act was simple but impressive. He would sit at a small desk with a typewriter, and as he typed out words, he would act out each character with exaggerated facial expressions and movements. The judges were skeptical at first, but as Benny continued, they were won over by his charm and creativity.

After the show, Benny went home feeling proud of himself. But just eight hours later, he received a call from the TV studio. All three judges had been poisoned, and the police were investigating.

Benny was shocked and devastated. He had no idea who would want to harm the judges, and he certainly had no motive. But when the detectives arrived to question him, he knew he had to cooperate fully.

As the investigation progressed, Benny learned that the judges had been poisoned with a rare toxin found only in a few exotic plants. He also discovered that one of the judges, a well-known critic, had given a negative review to a restaurant that served those plants.

It was then that Benny realized that the killer must have been someone associated with that restaurant. He remembered seeing a waiter who seemed to be watching him during the audition. With this information, the detectives were able to track down the culprit and bring them to justice.

In the end, Benny was exonerated, and his act became even more famous as a result of the tragic events. But he never forgot the terrible price that was paid for his moment in the spotlight, and he made a vow to always be vigilant and aware of the dangers that could lurk behind the glitz and glamour of show business.

La diferencia está en que la máquina nos entrega un payaso, bonachón, cuando la idea es que el payaso en realidad sea intimidante. Nunca le hubiera puesto yo Benny o un nombre, ya que la idea es mantener oculto lo más posible al asesino. En mi idea es que el Payaso NUNCA es encontrado por los detectives o al menos alguien muy difícil de capturar.

Decidí darle mas información a ver si creaba algo que me sorprendiera.

Ejemplo 2:

Write a short story about an Aristocrat dressed as a clown that goes to a TV reality show and performs with a typewriter, then the Judges like the act.  8 hours after all 3 judges were poisoned. Two detectives must solve the crime. The clown was never found. A secret society of villains contracted the clown to do the killings 

The Aristocrat had always been fascinated by the world of the commoners. As a member of one of the oldest and wealthiest families in the country, he had grown bored with the endless rounds of parties and social events that made up his life. So when he heard about a TV reality show looking for unique talents, he decided to audition - but not as himself.

He donned a clown costume, complete with a red nose and oversized shoes, and went to the audition with a vintage typewriter in tow. As he began to type out words and act out each character with exaggerated movements, the judges were initially taken aback. But soon they were won over by the Aristocrat's undeniable talent and charisma.

After the show, the Aristocrat slipped away, pleased with his performance but also relieved to shed the clown persona. However, just eight hours later, he learned that all three judges had been poisoned. Shocked and saddened, he vowed to cooperate fully with the police investigation.

But as the investigation progressed, the Aristocrat began to realize that something was amiss. There seemed to be no motive for the killings, and no suspects had been found. He couldn't help but wonder if he himself had somehow played a role in the tragedy.

It wasn't until several weeks later that the truth came to light. The Aristocrat was approached by a shadowy figure, who revealed himself to be a member of a secret society of villains. The society had contracted the clown persona to do the killings, with the Aristocrat as their unwitting pawn.

Feeling betrayed and horrified, the Aristocrat fled the country, unable to face the consequences of his unwitting involvement in the crime. But even as he lived out his life in exile, he could never forget the terrible price that was paid for his moment of amusement on the reality show. And he vowed never to underestimate the dangers that could lurk beneath the surface of even the most innocent-seeming entertainment.

Aquí mejora un poco: No le puso nombre al protagonista, que a veces si va con mi estilo, pero lo que no me gusto es que la historia está muy forzada, la máquina creo dos personajes diferentes, un payaso bueno y uno malo. Además deduce que el aristócrata estaba aburrido. Cuando la idea es que el aristócrata mata gente porque es alguien de pura maldad. 

No hay ni la menor pizca de humor negro en ninguno de los dos relatos. No hay ironía. No hay citas crípticas. Y total ausencia de diálogos.

Diria yo, que escribo "por el momento" mejor que ChatGPT.

Decidi usar pues CASTELLANO y darle mucha mas información a ver que ocurría:

Ejemplo 3:

Crear una historia corta basada en todos los relatos de esta página web https://www.museodelaconfusion.com, la historia debe ocurrir en Aragca, un reino muy próspero de Suramérica, el idioma usado es el aragquense, similar al español pero diferente en ortografía, sintaxis y gramática.  Los protagonistas son Zaida, Ada Esculi y Carbonell. Debe haber humor y algo de ironía. Alguien siempre muere en los cuentos de manera horrenda y trágica. Pero pareciera que es algo normal dentro de las historias. Los cuervos pueden hablar en Aragca

En Aragca, un reino muy próspero de Suramérica, había tres amigos que se llamaban Zaida, Ada Esculi y Carbonell. Los tres eran aventureros que buscaban emociones fuertes y habían oído hablar del legendario Museo de la Confusión.

Zaida, Ada Esculi y Carbonell se embarcaron en un viaje para encontrar el museo, y después de muchos días de caminar, finalmente llegaron a su destino. El museo era un lugar extraño y mágico, lleno de objetos que desafiaban la lógica y la razón.

Mientras caminaban por el museo, los tres amigos se encontraron con un cuervo parlante. El cuervo se presentó como el guardián del museo y les advirtió que aquellos que no pudieran entender la confusión del museo nunca saldrían con vida.

Zaida, Ada Esculi y Carbonell se rieron del cuervo y decidieron explorar el museo. Sin embargo, mientras caminaban por las salas, cada uno se encontró con un objeto que los confundió de tal manera que comenzaron a perder la cordura.

Zaida encontró un espejo mágico que le mostraba versiones distorsionadas de su propio rostro, Ada Esculi se encontró con una puerta que la transportó a una dimensión paralela, y Carbonell encontró un reloj que parecía avanzar y retroceder en el tiempo de manera aleatoria.

A medida que la locura se apoderaba de los tres amigos, los cuervos que habitaban el museo comenzaron a acecharlos. Y en un giro irónico del destino, uno por uno, cada uno de ellos murió de manera horrenda y trágica.

Zaida fue devorada por un enjambre de arañas gigantes, Ada Esculi fue engullida por una nube de ácido venenoso y Carbonell fue tragado por un agujero negro que lo llevó a otra dimensión.

Al final, solo quedó el cuervo guardián del museo, que se rió a carcajadas mientras se preparaba para recibir a su próxima víctima. Y así, la leyenda del Museo de la Confusión continuó en Aragca, un reino donde la confusión y la muerte eran parte de la vida cotidiana.

Aquí veo una mejora enorme, solo que NUNCA uso yo el nombre del blog para meterlo en los cuentos. Pero me encanto, un detalle: Zaida no es amiga de los otros personajes y pueda que no se conozcan nunca. Aún no veo diálogos, tendré que pedirle explícitamente que utilice técnicas de conversación entre los personajes.


Ejemplo 4 - Un dialogo.

Crear una historia corta basada en todos los relatos de esta bitácora: https://www.museodelaconfusion.com, la historia es un diálogo y debe ocurrir en Aragca, un reino muy próspero de Suramérica, el idioma usado es el aragquense, similar al español pero diferente en ortografía, sintaxis y gramática.  Los protagonistas son Zaida un ser místico, Ada Esculi y Carbonell son policías heroicos y están enamorados. Debe haber humor  negro y algo de ironía. Alguien siempre muere en los cuentos de manera horrenda y trágica. Pero pareciera que es algo normal dentro de las historias. Los cuervos pueden hablar en Aragca y fueron entrenados por el villano que es un ventrílocuo que siempre habla por intermedio de Tina la Bailarina de ballet, como si fuera una muñeca viviente. El nombre del ventrílocuo debe ser Ventriloquista, físicamente se parece a Mandrake el Mago. Detalle importante el Alma de Zaida esta atrapada en la luna Mimas cerca a Saturno.

En Aragca, un reino muy próspero de Suramérica, los policías Ada Esculi y Carbonell estaban en medio de una investigación cuando se encontraron con Zaida, un ser místico.

Ada Esculi: ¿Quién eres tú?

Zaida: Soy Zaida, un ser místico de la luna Mimas cerca a Saturno.

Carbonell: ¿Cómo has llegado aquí?

Zaida: Mi alma está atrapada en la luna, pero mi conciencia puede moverse libremente. Estoy aquí para ayudarlos a resolver este caso.

Ada Esculi: ¿Qué caso?

Zaida: El caso del ventrílocuo que habla a través de Tina la Bailarina de ballet.

Carbonell: ¿Cómo sabes de eso?

Zaida: Lo sé todo. Puedo leer la mente de las aves y los cuervos me han contado todo sobre el villano.

Ada Esculi: ¿Por qué los cuervos te hablan a ti?

Zaida: Porque yo los entrené. Soy el dueño de una reserva de cuervos en la luna Mimas.

Carbonell: Esto se está poniendo cada vez más confuso.

Zaida: Así es como funciona el Museo de la Confusión, todo es confuso y caótico. Pero yo sé cómo manejarlo.

Ada Esculi: ¿Cómo?

Zaida: Necesitamos encontrar al ventrílocuo y hacer que Tina la Bailarina de ballet hable por sí misma.

Carbonell: ¿Cómo vamos a hacer eso?

Zaida: Con un poco de astucia. Vamos a tender una trampa al ventrílocuo y atraparlo en la misma situación que está atrapando a Tina. Una vez que esté atrapado, su control sobre ella se romperá y ella podrá hablar por sí misma.

Ada Esculi: ¿Y si eso no funciona?

Zaida: Entonces tendremos que matarlo.

Carbonell: ¿Qué?

Zaida: Es la única forma de resolver este caso. En todos los cuentos del Museo de la Confusión, alguien siempre muere de manera horrenda y trágica.

Ada Esculi: ¿Y eso es normal?

Zaida: En Aragca, es normal. Pero no te preocupes, yo estaré aquí para ayudarte.

Carbonell: Me alegra tener un ser místico a nuestro lado.

Zaida: No hay problema. Pero primero, necesitamos encontrar al ventrílocuo. Y no se preocupen, no morirán de manera horrenda y trágica. Al menos, no hoy.

Sí, en definitivas cuentas tuve que darle mucha información, pero ya siento como si yo estuviera creando el cuento (al menos la mitad de las palabras se las di yo), lo único diferente es que no uso diálogos de dramaturgia porque me parece aburrido hacerlo de ese modo. Pero la frase final.... es de ChatGPT y me parece FABULOSA. La maquina capto la esencia de mi ser literario.

Estoy contento, voy por buen camino. Lo que yo tardo en hacer en una o dos horas, la máquina lo hace en dos o tres minutos.

Me convertiré en un simbiótico del chatGPT, ahora si tendré fama, éxito y fortuna.

El Prodigio




— ¿Me vas a contar que fue lo que ocurrió en la última reunión de la Sociedad Royaumont?

— Es obvio que por eso te he llamado.

— ¿Qué hacías allí? Para mí todos esos chicos son unos pedantes y presumidos. ¿Cómo hiciste para que te invitaran?, si bien eres bastante nerdo, no tienes el nivel que de ellos se espera.

— Un momento Úrsula querida, ese último comentario está de más, si sigues así no te contaré nada.

— Lo siento, no quería lastimarte, por favor prosigue

— Muy bien, ¿recuerdas que estaba sacándome notas muy malas para la clase de física? Me iba bastante mal, no por falta de talento, sino porque el profesor me ha agarrado mala voluntad. Mi única oportunidad de pasar el curso era el de aprobar con la mayor nota posible al presentar un proyecto en la exposición escolar de fin de año

— ¿Y qué decidiste hacer? ¿Acaso un telégrafo o por suerte un alambique?

— Una bomba atómica portátil de 1 megatón.

— ¿Una bomba atómica?, pensé que habías dicho un "proyecto escolar", no un dispositivo pentadimensional

— Por eso fue que busque a los presumidos de Royaumont, uno de ellos me dijo que me podían ayudar con el módulo de fisión

— Madre mía muchacho, te has vuelto loco, la cosa es mucho más grave de lo que yo pensaba. Entonces llevaste el cacharro atómico a la casa en donde se reúnen los de Royaumont

— Estaba mostrándoles el aparato y explicándoles como funcionaba cuando entraron al salón en donde estábamos reunidos dos personas que daban bastante miedo: Una mujer vestida de bailarina de Ballet y un Ventrílocuo. 

Sé que era un ventrílocuo, porque cuando hablaba movía muy poquito los labios y su voz se proyectaba en la bailarina, cosa que parecía disfrutar ella como si estuviera teniendo un orgasmo. 

"Quietos todos aquí, este aparato es nuestro, vamos a proceder a decomisarlo" — dijo de modo amenazante la bailarina usando la voz que salía por su boca, mientras ella apuntaba hacia nosotros con una pistola muy rara y se movía con gracia y velocidad hacia la bomba.

Cuando ya estaba por agarrar mi proyecto, otras personas también irrumpieron en ese salón, una mujer pelinegra, alta y de rostro y ademanes fuertes, seguida de un hombre vestido de negro y varios agentes uniformados de la policía.

La pelinegra dijo:

—¡Alto, que nadie se mueva! Esto es un asunto de Seguridad nacional. Soy la Inspectora Mirna Braga. Este dispositivo y sus vidas son propiedad de la Corona. Mi joven ayudante, el oficial Carbonell y demás miembros del equipo policial comenzarán a hacer la diligencia de confiscación del aparato y de todo lo relacionado con ello. Ustedes, villanos, quedan arrestados, seran condenados y ejecutados en nombre del Rey de Aragca.

— Braga, no sea ilusa  — respondió la voz que salía de la bailarina, mientras a su vez atrapó por el cuello a Luisito y le puso la pistola en la sien izquierda — si intentan atraparnos le vuelo la tapa de los sesos a este chiquillo — dijo en tono amenazante aquella voz de malicia pura.

Y como vio que Braga no se iba a detener, la bailarina le dio tremenda patada en la espalda a Luisito y al mismo tiempo le disparo directo a la cabeza, y todo el lugar quedo salpicado de sangre, sesos y fragmentos de huesos, porque según escuche decir a uno de los policías, le habían disparado con una bala de aire comprimido, las mismas que se usan para matar tiburones. 

Todo ocurrió en menos de fracciones de segundo, Braga cuando recibió el cuerpo de Luisito ya no había nada que hacer, estaba bañada en sangre. La bailarina y el ventrílocuo aprovecharon la confusión para salir saltando por las ventanas del salón, que está situado a unos 4 o 5 metros del suelo, eran bastante ágiles, como acróbatas circenses. La Inspectora se asomó a la ventana y se quedó mirando como el par de delincuentes huía de la escena.

— ¿No piensa perseguirlos? — le pregunté casi chillando y con rabia.

— No es conveniente muchacho — me respondió ella — si nos pusiéramos en persecución de ellos, otros miembros del "Clan de Clones" vendrían aquí y se llevarían el aparato. Esas personas ya saben de la existencia de la bomba y no se van a detener hasta obtenerla.

— ¿El clan de clones? ¿Es esta la asociación criminal liderada por Georgina? ¿La conoce usted? — y solo allí me di cuenta de que la Inspectora se había quedado pensando como si estuviera recordando una memoria ya perdida. Ella no contesto a ninguna de mis cuestiones, simplemente se limitó a dirigirse a su equipo y a dictar órdenes:

"Oficial Carbonell, incaute el aparato y llévenlo en una unidad blindada. Rojas y Téllez procedan a hacer el levantamiento del cadáver del muchacho que murió asesinado en nuestras narices. Fernández y Gómez vean si pueden alcanzar al par de pillos que van en fuga"

Y luego se dirigió a mí con cara furiosa y dijo:

— ¿Dónde están los planos de la bomba? 

Con algo de miedo le señalé una carpeta en donde estaban mis diseños

— Carbonell, asegúrese de llevar también la carpeta que está sobre la mesa

Braga, Volvió a interrogarme 

— ¿Existen otras copias de los planos?

Le dije que no había nada más, que el diseño de la máquina estaba totalmente en mi cabeza, fue cuando ella volvió a gritar: "Carbonell, este muchacho viene con nosotros, necesito que los expertos del comité Nuclear lo interroguen. "

Quede congelado, no sabía qué hacer. Al verme en ese estado, el tal Carbonell, que estaba atareado cumpliendo todas las órdenes de su superiora, se dirigió a mí y me dijo en forma amistosa, pero con sonrisa de lobo:

"No te preocupes. Solo necesitamos abrirte la cabeza, muchacho, para ver que tiene por dentro"

Me puse pálido y creo que casi me orine del susto al escuchar eso.

— ¿Y qué paso entonces? — interrumpió de repente Úrsula  — ¿Te abrieron la cabeza?

— No, claro que no, Carbonell, al verme palidecer, me dijo que no me preocupara, que yo era alguien de muchos talentos, alguien inusual. Me dijo que en unos días vendrán agentes del gobierno, me van a llevar a una instalación secreta en donde trabajaré para la Elite.

— Pues tienes mucha suerte y eres afortunado, vas a estar bien cuidado. Serás parte de la red de espías al servicio del Rey. Me alegro por ti y por tus talentos. ¿Quien iba a pensar que el tonto que es blanco de todos los  abusadores del colegio terminaría siendo el artífice de la tercera guerra mundial?— acoto Úrsula con aire irónico y algo apesadumbrado.

====

Anterior:

Coloquios de Royaumont

Voces de Royaumont

La suegra

Georgina





Georgina



La dama no tuvo complicaciones para ingresar al edificio de la corporación Ischii por entre una de las ventanas de los pisos más altos que había quedado mal cerrada, sus habilidades casi felinas le permitieron colarse al amparo de la noche. Sabía muy bien a donde dirigirse, aunque no requería luz para moverse dentro de la intrincada red de pasillos, tenía a mano y prendida una linterna de pilas de baja intensidad. Se detuvo ante una puerta que abrió con la ayuda de una ganzúa de cerrajero profesional. Se trataba de la bodega destinada al archivo de expedientes. La mujer-gato se dirigió sin vacilar al cajón marcado con la letra G. Lo abrió y buscó con agilidad  un cartapacio en especial. Lo ojeó rápidamente y escogió una hoja escrita a mano por ambos lados. Con ayuda de la luz de la linterna se dispuso a leerla, era una carta bastante vieja fechada en mayo de 2025:

Si fuéramos personajes literarios, yo sería para ti lo que Moriarty fue para Holmes, pero tú te empeñaste en convertirnos en Romeo y Julieta. Desde el mismo instante en que nos conocimos sé que te diste cuenta de que yo era una impostora. Y no esperaba menos de ti. Solo las mentes más grandiosas nos emparejamos de ese modo.

Y aun sabiendo que yo había intentado asesinar a tu novia, te empecinaste en mantenerme como tu amante, porque al comparar te diste cuenta de cuál de las dos era más mujer que la otra.

Y admito que fuiste bastante bueno en tus maquinaciones, por casi cinco años mantuviste en secreto de todos lo nuestro. Hasta que me traicionaste y me tendiste una trampa para que me encerraran. Bravo don héroe pírrico.

Lo que no calculaste es que una mente maestra como la mía nunca está sola, tengo aliados. 

Desde que tengo recuerdos soy consciente que yo era especial, me sabía que era superior a la masa de gente mediocre. Y admitámoslo cuando aparece un verdadero genio en el mundo, se aparece para cambiarlo todo. La sociedad actual vive enferma, por eso me hice asesina, fui tan buena en ello que llegue a ser parte de la más alta Jerarquía del Sindicato del Crimen.

Todo lo que te ha pasado a ti en tu carrera policial, todos esos casos que resolviste exitosamente fueron creación mía. Siempre estuve detrás manipulando las cuerdas de tu vida.

No soy una asesina cualquiera, fui yo la que una década atrás mato a los tres jueces del reality, ¿te acuerdas de eso? Yo me disfracé de payaso y los envenené a todos. Fue el caso que te catapulto a la fama y el éxito. Y desde el inicio siempre supiste que era yo, porque el crimen llevaba mi firma personal.

Tener poder corrompe, pero aun así como humana perfecta también supe controlar eso, tú y tu noviecita de pacotilla están vivos porque así lo he decidido. 

Decisión que me trajo problemas también con las grandes cabezas de la mafia y el crimen. Ahora soy conocida como la asesina que en vez de matar a su víctima se enamoró de ella. No está mal. No estoy en este mundo para complacer a los buenos, ni para complacer a los malos. Estoy para complacerme a mí misma. Estoy por encima de la sociedad, por encima de la humanidad.

Y en cierto modo, si te asesine. Asesine tu futuro. Si yo no hubiera intervenido, te hubieras casado con mi hija (mi hija adoptiva, por supuesto, Ja Ja), pero aparecí yo y supiste que era una hembra en todo sentido.

¿Y quién sabe? El león siempre devora a la gacela. Quizás un día yo aparezca disfrazada de monja o de anciana o de buzón de correo. Será lo último que vas a ver. Aún hay un precio por tu cabeza y nunca he permitido que un colega medio astuto se lleve ese honor. Eres mío, me perteneces nene. Y es mejor que sepas que no morirás de viejo ni de muerte natural

Te quiero y espero verte pronto

Georgina

Para siempre tu amorosa archienemiga


Mientras leía el absurdo texto, la mujer-gato sin darse cuenta había derramado una ligera lágrima por el ojo izquierdo.

Ojeó otros documentos del expediente: fotos de gente descuartizada o despellejada, incluso había otra carta de respuesta firmada por Carbonell, escrita con la misma tinta y letra, dibujos realistas de alta calidad y muy coloridos de Georgina vestida como payaso, pianista dando un concierto en las lunas de Saturno, locutora de radio, bailarina de ballet, gitana o como marioneta de ventrílocuo;  varios exámenes médicos y otra de las hojas era una ficha técnica de datos que decía:


Nombre: Desconocido  Apellidos: Desconocidos   

Edad: Indeterminada Sexo: Femenino

Estatura: 1.77cm Peso: 65 Kg

Alias: Georgina 

Profesión/Oficio/Habilidades: Clavicembalista

Diagnóstico: Paciente con síntomas de psicosis y megalomanía

Internada por sesenta días y dada de alta

Paradero: U-731


Firmado: Dra. Zaida Orwell                                      



La mujer-gato también revisó el cajón marcado con la letra O y descubrió que no existía rastro de esa doctora. Le pareció extraño, pero tomo nota mental, obviamente estaba siguiendo la pista a una persona muy desequilibrada, pues la gente que odia al mundo resulta en extremo peligrosa. Tomó fotos de los documentos con un teléfono celular. Volvió a acomodar todo de nuevo como estaba. Y sin hacer gesto alguno salió del edificio tal cual entró. Había descubierto información vital que se podía usar en el futuro. En su mente ya tenía un plan de acción a seguir. Y algunas lágrimas más le inundaron caprichosamente los ojos.

====

Capitulo anterior: La Suegra



Relato participante en el concurso tintero de oro. La conjura de los necios









Credito imagenes: Tomadas directamente del celu de la mujer-gato

La Suegra

La distancia que separa a Puerto Industrial de la Capital puede cubrirse en más o menos 8 horas viajando en un automóvil a 120 km por hora y sin tomar descanso en la ruta. Lo normal es que la gente se tome unas 10 o 11 horas haciendo paradas, cambiando de conductores y moviéndose a una velocidad moderada y segura.

Era viernes en la tarde y Carbonell estando en la Capital, había recibido la mala noticia de que habían herido gravemente a la mujer de cuál estaba enamorado. Apenas escucho la noticia, literalmente salió volando en su automóvil, completamente solo, rumbo hacia la ciudad de Puerto Industrial,  la cual no le gustaba mucho.

El viaje es monótono, prácticamente es una gran línea recta por una autopista de varios carriles, no hay mucho que ver excepto, llanuras y algunos pueblos menores.

Arribó al hospital alrededor de las 8:00 am. Busco el cuarto en donde estaban atendiendo a Ada, cuando entro la vio postrada en la cama, conectada a varios aparatos e inconsciente. Al lado de ella se encontraba una pelinegra de unos 45 años, bastante atractiva de rostro y cuerpo, aunque vestida de manera  sobria, nada llamativa. 

— Buenos Días, soy Anagnórisis Carbonell, compañero de academia de Ada.

— ¿Carbonell? ¿Igual que el astronauta? — respondió la Pelinegra

— Exacto, de hecho Enrique Carbonell es mi Tío.

— En ese caso, es un gusto conocerlo, joven. Yo soy la madre de Ada, Georgina Regin — y agrego un poco en voz baja y como compartiendo un secreto — madre adoptiva, por supuesto.

— ¿Cómo se encuentra ella? — dijo Carbonell, como para tratar de ignorar ese último comentario que lo tomo de sorpresa

— Sobrevivirá, aunque le quedara de por vida una cicatriz algo fea en la barriga, casi como si tuviera 2 ombligos. Por el momento está inconsciente, perdió mucha sangre, pero su condición es estable. El médico dice que en cualquier momento recuperara la conciencia. Si lo desea acérquese y puede hablarle, estoy segura de que ella puede escuchar lo que le decimos.

Carbonell se acercó a la cama, miro cuidadosamente a Ada, le pareció tan frágil. Verla en ese estado lo conmovió bastante, le tomo la mano y la llamo por el nombre.

— Ada, ¿Quién te hizo esto? Juro que buscaré a los causantes de esto para que paguen ante la justicia por este crimen.

— No sabemos quién fue — respondió oportunamente Georgina

Carbonell estuvo unos instantes en silencio, sin saber exactamente qué decir, contemplo un poco más a Ada y le dijo — Estoy seguro en unos cuantos días vas a estar tu misma capturando a los que te hicieron esto. Debo marcharme ahora.

— ¿Ya se va usted? Típica visita de médico. Quédese un rato más, aunque no son las circunstancias correctas, veo que a Ada le agrada su presencia.

— Debo volver inmediatamente a la Capital. Vine sin planear mi estadía, ahora debo regresar lo antes posible para reportarme en la Estación de Policía. 

— Es un viaje largo, debería usted reposar un poco antes de emprender el viaje de retorno, de todos modos en fin de semana ustedes están francos, si viaja hoy sábado en la noche o mañana temprano de seguro estará usted el lunes a primera hora, listo y fresco para trabajar en la Estación de su ciudad.

— No traje dinero para pagar un hotel, tengo lo suficiente para la gasolina del auto y comer alguna merienda sencilla

— Eso no es un problema, puede pasar la jornada en mi casa, prepararé un almuerzo para usted

Por un instante a Carbonell le pareció que Ada había fruncido el ceño. 

— Es una oferta tentadora y sería mala educación mía rechazar la invitación, sin embargo, no quiero darle molestia a ustedes en este momento tan crítico

— Estimado joven, no es usted molestia, por el contrario, si se arriesgó a tomar ese viaje largo y pesado, es lo menos que podemos hacer por usted en muestra de agradecimiento. Además, no vivimos lejos de aquí. Ada está bien cuidada en este hospital, puedo llevarlo a casa ahora, y en la tarde volvemos para ver como progresa ella. 

Carbonell, pues, siguió el auto de ella, ya que no estaba familiarizado con las calles de esa ciudad. Al llegar a la casa, Georgina lo hizo acomodar en la sala en el gran sofá que era bastante acogedor. Preparo un desayuno ligero para ambos. Carbonell de buena gana recibió el café y los panes ofrecidos. Estaba fatigado debido al viaje. Georgina le dijo que podía dormir en el cuarto principal, que tenía una cama bastante amplia. Y sin mayor reparo, el joven héroe no dudo en ejecutar el amable consejo. En menos de cinco minutos ya estaba durmiendo como un bebe.

Debieron haber pasado unas cuantas horas, cuando despertó encontró que Georgina estaba también acostada a su lado, en apenas ropa interior. Se asustó un poco.

— Todo está bien, no te preocupes, querido. Pasamos tú y yo momentos inolvidables

— Es mejor que yo me vaya — respondió Carbonell. Dile a Ada que espero se mejore pronto

— Se hará como tú quieras, le transmitiré tus palabras.

Carbonell se arregló, se despidió de Georgina y subió a su auto dispuesto a emprender el camino de retorno, durante todo el trayecto lo atormentaba pensar en lo que paso con Georgina y más lo atormentaba pensar en que ocurriría con Ada si ella llegaba a enterarse algún día de lo sucedido.

---

Nos unimos al VadeReto del mes de Febrero 2023. Relatos de Viajes

---

Capitulos anteriores:

Deux Ex Machina

Diabulus Ex Machina

.


Monólogo en el Guiño Guiñol

Los Personajes El mico titi que usualmente toca el organillo de manivela, hoy amaneció muy emprended...