Diabulus Ex Machina






Nicolás tenía el plan perfecto para asesinar a su víctima: Le habían pagado las altas jerarquías de una  misteriosa organización criminal para que eliminara para siempre a un joven recién graduado de la academia de policía.  Debía encargarse de una buena vez por todas del Cadete Anagnórisis Carbonell.

Se le había ocurrido que podía hacer la fatídica faena durante la Gran Parada Anual de Navidad. Iría disfrazado de Papá Noel. Cuando las Caravanas pasaran cerca de la Estación de Policía, se acercaría por la espalda del tal Carbonell y le dispararía justo en la columna vertebral una bala dum-dum envenenada. En medio de la confusión le sería fácil escapar entre los participantes del desfile, mientras huía se quitaría el disfraz de gordo rojo y quedaría vestido en un segundo disfraz de duende verde, que portaría por debajo del otro.  Todo estaba fríamente calculado. ¿Qué podría salir mal?. Incluso si no llegara a finiquitar su objetivo al menos lo dejaría parapléjico de por vida o en últimas con una herida mortal difícil de tratar aun por un equipo médico experto y competente en heridas de guerra.

Nicolás durmió bastante bien la noche anterior, tomo algunas pastillas de melatonina para conciliar el sueño  (la experiencia en trabajos anteriores le habían hecho caer en cuenta de ello). Se despertó de buen ánimo, eran las 9 am. Repaso mentalmente cada uno de los pasos de su plan de ataque, preparo los disfraces, el arma y algunos bocadillos para comer. Incluso tuvo tiempo para charlar vía WhatsApp con su esposa e hijos. Luego de peinarse, salió a cumplir con su destino. Las comparsas del desfile pasarían alrededor de las 12 meridiano por el frente de la Estación de Policía.

Camino al trabajo, en su lujoso vehículo sintonizo la radio y  se entretuvo escuchando la voz de la bella locutora del programa "Es cierto aunque parezca irreal". En la logia de asesinos se aseguraba que había una buena recompensa para "borrarla" de la existencia o enviarla al vacío. Supuso pues que el mismo con suerte podría hacerse cargo de ese contrato tan jugoso una vez terminara con el asunto del policía.

Estaba un poco nervioso y se le comprende: El uniforme de la Policía de Aragca es casi indistinguible del que alguna vez usaran los efectivos de la SS, en especial la replica de las botas claveteadas reforzadas con acero es bastante notorio en dicha indumentaria. Ese uniforme le da a cualquier loco que se lo ponga una apariencia terrorífica.



Para Carbonell el día del desfile representaba una jornada pesada, tendría que ayudar en las labores de logística, poniendo las vallas de metal para separar a la multitud de los participantes. Era ya el mediodía y tenía una vista envidiable del evento. Pegado a la valla podía ver como pasaban a escasos centímetros  las comparsas, caravanas y carrozas de fantasía. El desfile era muy placentero y el público asistente más bien era fácil de dirigir, se entretuvo viendo a una de esas personas que andan en zancos y que portan una cabeza gigante de felpa representando un venado con nariz roja.  El ambiente era tan alegre, colorido  y ruidoso, que por un instante se transportó a sus mejores épocas de la infancia. Cerro los ojos para incluso captar el olor de la escena.

Sin saber ni como ni porque, la gente que estaba cerca a Carbonell lo vieron girar rápidamente, sin previo aviso. El cadete había agarrado con fuerza la mano de alguien vestido como Papá Noel que sostenía un bastón de dulce bastante grande, con apariencia más bien metálica. El hombre vestido de Rojo parecía confundido, pero con un certero golpe de Taekwondo, con esas legendarias botas, Carbonell le metió el talón directo a la cabeza poniéndolo fuera de combate y ya cuando el sicario se precipitó al piso inconsciente fácilmente lo maniato con unas gruesas esposas de acero.

Los compañeros de Carbonell viendo el forcejeo acudieron a la velocidad del rayo, no obstante se dieron cuenta que la situación estaba bajo control.

Una de las patrulleras que  había acudido, de nombre Doris, le pregunto como se había dado cuenta de que algo andaba mal y el héroe le respondió con picardía:

"Por un detalle insignificante: A este miserable, no le huele la boca a Whisky".

Fue en ese momento en que otro de los patrulleros, de nombre Boris, con gesto grave le dijo: "Malas Noticias, Ada Esculi se encuentra gravemente herida, está en un hospital agonizando." 

Bastaron esas palabras para que Carbonell perdiera por algunos segundos el foco de la situación, tiempo suficiente para que el capturado comenzara a convulsionar. Lo único que observaron los 3 jóvenes policías fue que el tipo disfrazado de Papá Noel comenzó a expedir unas babas espumosas de color verde. En 15 segundos quedo muerto.

No vieron que al otro lado de la calzada a escasos metros de ellos, había una mujer disfrazada de Diabla, que discretamente activo un control remoto similar al encendido de un automóvil. La señal tenia como fin hacer explotar una muela falsa llena de cianuro en la boca de Nicolas. Artefacto y método que es característico de todos los miembros de un oscuro y supersecreto clan de asesinos.

Sin pensarlo dos veces Carbonell ese mismo día decidió emprender un largo y peligroso viaje de al menos 10 horas manejando en solitario hacia la infame ciudad de Puerto Industrial en donde su amada se debatía entre la vida y la muerte. La rabia e impotencia lo hacían transitar como un endemoniado.

Del asesino, nunca supieron quien era, ni como había hecho para suicidarse. Irónicamente en la lapida de la fosa común municipal en vez de escribir NN, le pusieron "San Nicolás". El equipo de forenses confisco la singular y sofisticada arma del bribón para analizarla, pero con el paso del tiempo esta también quedo en el olvido y se perdió (nunca nadie noto que una de las ancianas aseadoras de la Estación se la había llevado entre las faldas)

Capitulo Anterior: Deux Ex Machina

Leer otros capítulos en Sueños de detective (WattPad) .


40 comments:

  1. Toda una revelación el nombre de Carbonell. Y que astuto fue al detectar al falso, por su falta de olor a alcohol. Falló por no ser decadente.

    Y de paso, tal vez haya salvado a Mara Laira. Aunque tal vez no sea tan fácil deshacerse de ella. Tenga que eliminarse a quienes sepan de ella, en los mundos del Mara Verso. Y tal vez en otros mundos.

    Siendo una historia de Carbonell como cadete, es de suponer que Escully se salvará. Ya que tienen un romance, con Carbonell ascendido a inspector.

    Muy bien contado. Saludos.

    ReplyDelete
  2. Fue muy inteligente sin lugar a dudas en detectar al falso San Nicolás. Y desde luego esa diablesa... también fue rápida. Besos :D

    ReplyDelete
  3. Hola, Casagrande. La saga continúa a buen ritmo, pero esta vez en fechas navideñas. Muy creativo e imaginativo, consigues darle un tinte a thriller a este cuento de navidad que descubre un presagio halagüeño para el protagonista. El relato me atrapó hasta el final. Bueno y diferente cuento de Navidad.

    Suerte en el tintero, un abrazo.

    ReplyDelete
  4. Hola José, un relato super entretenido y brillante!!!viene todo muy movido por aqui ! Astuto ese Carbonell y me mató su picardia!!! Parece que hay que esperar la continuidad! Seguimos etentos para no perder el hilo de la cuestion! ... Muy bueno!! Excelente finde!

    ReplyDelete
  5. Hola, José.
    Muy entretenido esta entrega que aprovechas para incluirla en el Tintero. Me pareció brillante cómo enfocaste todo el foco en Carbonell para ir por otro lado. La ambientación, el decoro de la introspección del asesino, la diablesa del fondo y los cachivaches delictivos... Me gustó todo. Muy buen trabajo.
    Un abrazo!

    ReplyDelete
  6. ¿Un Papá Noel falso? Vaya. Ya no se puede fiar uno de nadie. A saber a quién le entregué ayer mi carta de regalos.
    Me gusta eso de la bala dum dum envenenada.
    Saludos.

    ReplyDelete
  7. Hola, Jose. Que bueno lo de la muela envenenada! Me ha parecido espectacular. Un cuento muy diferente y a la vez muy original, que te mantiene atrapado hasta la ultima palabra. Saludos y mucha suerte.

    ReplyDelete
  8. Hola, Jose, buenos días.
    Me ha gustado la sustitución del diabolus por el deus ex machina, le da un puntito de incordura, y aunque, al parecer se ha resuelto el enredo de la trama que has planteado venciendo al enemigo… ocurre algo que le da la vuelta al asunto, o al menos, la posible solución la deja en el aire. Entiendo que es una serie, por lo que cuentan tus compañeros comentaristas, y que la expectativa y finales abiertos son obligados para la continuación de la serie.
    Seguramente me pierdo algunos guiños, pero el conjunto es coherente y se entiende, gracias a esa voz superomnisciente que lo explica absolutamente todo, desde el punto de vista y las circunstancias de todos los personajes que intervienen.
    Un trabajo minucioso con todo lujo de detalles, (curiosa la imagen de los diversos uniformes)
    Me hizo gracia que “el héroe” resolviera parte la situación por el detalle insignificante de que la boca no le oliera a Whisky.
    Como ya te han dicho, José, un thriller en toda regla ambientado en época navideña, aunque es un anticuento navideño, nada edulcorado, con papá Noel incluido, o San Nicolás de apellido Bari 😉
    Lo de la muela un puntazo!!!

    ReplyDelete
  9. ¡Gracias, José, por participar con este cuento de Navidad en el homenaje a Charles Dickens! Un abrazo y Feliz Navidad!

    ReplyDelete
  10. Nunca decaen en interés tus delirantes capítulos! El detalle de tener tiempo para whatsapear antes de ir a la misión le agrega color y actualidad jaja

    ReplyDelete
  11. Carbonell es un sabueso de primera.
    Pocos hubieran reparado en la ausencia de olor a whisky, jjajajaa
    Absolutamente genial, jajajajaa

    Saludos.

    ReplyDelete
  12. Un cuento de Navidad diferente y muy imaginativo, con detalles brillantes como ese tema del olor a whisky. Muy buen relato, José. Mucha suerte.

    ReplyDelete
  13. Hola, muy buen cuento para el Tintero. Interesante y diferente. Parece que ese Carbonell es todo un as. Enhorabuena.

    ReplyDelete
  14. Hola jose , un relato muy bueno la verdad es que me he quedado
    con ganas de más esperemos que su querida amada no se muera , te deseo una feliz tarde , saludos de flor.
    Pd ; Te deseo mucha suerte con este original homenaje a Dikens.
    en la convocatoria del tintero de oro.

    ReplyDelete
  15. Me gustó mucho la aparición de papá Noel, un cuento que gusta de leer con un final que sorprende. Un placer leerte. Abrazos

    ReplyDelete
  16. Un presumible cuento de Navidad convertido en un thriller psicológico, con asesino incluido, je,je. Es una lástima que uno ya no pueda confiar siquiera en Papá Noël.
    Saludos.

    ReplyDelete
  17. Primero que todo felices navidades a Los Mundos de Aragca!!!!!💚
    Idea tuya genial, desarrollar en tus universos Las Pascuas del Nacimiento, con la singularidad que te caracteriza. El matarife es alguien muy particular desde luego, y literariamente has producido contraste curioso con el hecho de que su segunda vida, es la de un padre de familia que tiene hijos. También has dejado constancia de la dureza extrema, porque no emplea munición del 7,62 o el 9mm parabellum...le da caña con Dum Dum, que son dañinas y expansivas a más no poder. A ese respecto, me recordó una canción antigua de uno de mis grupos predilectos de los años ochenta (y acorde con mis delicias apetecidas de lo que considero la mejor música -¡aparte de La Eterna Clásica! -que va con mi personalidad) que se llamaba "Talk Talk"...

    https://www.youtube.com/watch?v=78HmTNlhGhs [ Aquí te la traigo para tu solaz ]
    Has cuidado intensamente los detalles, por ejemplo con el cianuro (en relación a los uniformes) pues los nazis solían llevar una pastilla disimulada en el dobladillo interior de la casaca del uniforme por si las cosas se ponían feas al caer prisioneros (¡los cobardones son así !) Existen en tu texto potentes imágenes: La de los zancos me hechiza, siempre me magnetizó este tipo de espectáculos. La conclusión de Carbonell es también de traca(como decimos en Valencia) al referirse al whiskey. Pero...¡¡¡¡¡¡¡ Qué decir del final , porque vuelve a aparecer alguien a quien adoro...L a A n c i a n i t a
    A s e a d o r a . !!!!!!!!
    Luce El Sol hoy domingo a través de los ventanales de mi piso, todo se confabula magníficamente para darte...
    ....¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Tu Merecida Enhorabuena !!!!!!!!!!!

    ¡Que Tengas Buen Día del Señor y, lo dicho....
    VIVA LA NAVIDAD [ Mi Época predilecta del Año -y eso que todas me parecen maravillosas y eternamente me va bien-]

    E l P o r t o v e n t o l e r o L e D e s e a
    F e l i c i d a d !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 🍷🍷🍷🕯🕯🕯🪔🪔🪔🪔🪔🪔

    ReplyDelete
  18. Hola, José. Un cuento navideño diferente. Entretiene e intriga hasta el final. Me gustó mucho.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  19. Hola, Jose. Tu relato nos presenta a un protagonista de libro, del que pareces tener una idea muy bien formada sobre su caracterización. Lo del whisky es, sin duda, muy ingenioso, y la utilización de un disfraz de Papa Noel para esconder al malo un recurso que me recuerda a las clásicas películas de acción navideñas.

    ¡Un saludo y suerte en el Tintero!

    ReplyDelete
  20. Todo un ejemplo de suspense disfrazado de cuento navideño. Imaginativo y original. Me ha gustado mucho. Suerte y saludos!

    ReplyDelete
  21. Fono olfato que le llevará en el futuro s ser un gran detective, ya que como muy bien apunta demi, en esta aventura todavía era un agente, aunque de amores constantes, ya que su chics ya era la misma por aquel entonces. Supongo que acabarss la subraya de lo wue le puede haber pasado a ella y saber si tiene relación con los planes de Nicolás.
    Gran acierto el nombre que le dieron en su entierro. Psrsdojivsmente, aquí hace tiempo (mucho)a los niños al nacer se le ponía el nombre del santo del día. A Nicolás se lo han puesto al morir, y además acertaron sin saberlo (excepto por el 'san')
    Genial y ocurrente recurso lo del diabolux, que aparece sl final para solucionar el asunto, no tan espectacular como debe, pero eficiente y timado. Otro estilo.
    Muy original relato para una convocatoria de cuento fe Navidad. Hemos coincidido en el nombre del antagonista, pero no es tan raro en un cuento de Navidad
    Saludosss jose

    ReplyDelete
  22. Un cuento de navidad con mucha acción. Habré de seguir lo que parece ser una historia en su conjunto.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  23. Un cuento diferente y llevado a un asesinato en toda regla. Suerte en el tintero. Un abrazo.

    ReplyDelete
  24. Hola José
    Tengo la sensación de que me pierdo algunos matices, por aquello de que es un capítulo de una historia que vienes contando, pero la trama se entiende. Me ha gustado el tono surrealista de algunas escenas: el disfraz verde de duende bajo el disfraz de gordo Papa Noel; lo de poner en la lápida San Nicolás... En fin, un cuento macabro con cierta dosis de humor negro envuelto en papel de Navidad muy bien logrado. ¡Suerte!

    ReplyDelete
  25. Hola, José, me encanta ese estilo tuyo que sorprende continuamente al lector. Cuando piensas que ya te has hecho con la historia aparece un personaje camuflado y lo trastoca todo, incluso al final, una anciana se lleva el arma entre las faldas. Que es una historia de sicarios y asesinos, pero a mí me has hecho sonreír.
    ¡Suerte en El Tintero, compañero!

    ReplyDelete
  26. Hola Jose. Un relato imaginativo, que no da tregua y en el que los acontecimientos se suceden de principio a fin a una velocidad vertiginosa. Hay detalles muy originales que le dan mayor dinamismo. Bien resuelta la escena en la que se atrapa al criminal. Veo que forma parte de una serie, por lo que supongo tendrá continuación. Un abrazo.

    ReplyDelete
  27. Muy perspicaz el cadete al detectar al San Nicolas falso a tiempo. (Me encanta su nombre "anagnórisis", ya que hace buen uso de este siendo un detective que reconoce a sus enemigos de inmediato, je, je).
    Buen relato. Un saludo.

    ReplyDelete
  28. Hola, José. Has resuelto bien el problema de aunar las vivencias de nuestro héroe con el reto de un cuento de Navidad. ¿Qué pasará ahora? Lo veremos en el próximo capítulo.

    ReplyDelete
  29. Hola, Jose. Parece que este relato puede ser un capítulo de una serie según me ha parecido entender en algún comentario. Aunque esto fuera así, este tiene todos los elementos para se entendible por sí. Lo que más destacaría ha sido el estilo: elegante, nuevo, fresco, inteligente, los giros sorprendentes y la ruptura con un cuanto de navidad al uso. Me ha encantado. Un abrazo.

    ReplyDelete
  30. Rdcien te conozco parece que eres bueno mucha gente te admira saludos desde
    Miami y un besos

    ReplyDelete
  31. La navidad se presta para todo, intentos de asesinatos frustrados incluidos. ¡Y hasta reuniones familiares"! Una locura.

    Saludos,
    J.

    ReplyDelete
  32. Muy bueno tu relato, a pesar de ser un asesino me dio pena que terminara así sus días, por otro lado me alegró que el joven policía resultara ileso, muy imaginativo, saludos.

    ReplyDelete
  33. Muy diferente a los cuentos navideños pero el asesino iba de Papá Noel. Perfecto.

    Un abrazo

    ReplyDelete
  34. Hola, José. Un cuento de Navidad en género negro. Buena conspiración que deja abiertas las puertas de la especulación. A ver si el año que viene el siguiente cuento de Navidad despeja alguna dudo o esto solo es la superficie del iceberg. Saludos y suerte 🎅🏼🖐🏼

    ReplyDelete
  35. Un cuento diferente a los propios de estas fechas, el personaje de Papa Noel que va en busca de su víctima y que es descubierto gracias a la pericia de Carbonell
    El detalle de la diabla que sorprende.
    Un abrazo Jose
    Puri

    ReplyDelete
  36. Hola, Jose: Un cuento muy original y dinámico. Me encantaron los detalles: las botas de Nicolás, su abstemia condenatoria, los personajes en el desfile.
    Felices Fiestas para vos.

    ReplyDelete
  37. Hola menudo cuento de navidad, algo muy fuera de lo común, donde hasta una Diabla se hace presente. Abrazos virtuales desde Venezuela.

    ReplyDelete
  38. Hola Jose, buen relato, la voz narrativa es impecable, me gustan las descripciones, y lo fácil que resulta visualizar y empatizar enseguida con los personajes, un atípico cuento de navidad, pero me encanta lo atípico. Enhorabuena, felices fiestas. Suerte en el tintero-

    ReplyDelete
  39. Hola Jose, no sabia de la aventuras del tal Carbonell, tendré que seguirlas.
    Muy buena historia.
    Un saludo y suerte.

    ReplyDelete
  40. Hola José, tremendo cuento navideño el que te gastas, por muy emotiva que sea esta época, no se escapa de las fechorías y los asesinatos.

    Bien llevada la trama y la acción, sorprendiendo a cada momento con una nueva situación.

    Feliz año 2022.

    ReplyDelete