Coleccionistas



2:00 am

Iping Marvel, estaba a punto de lograr un gran golpe, se encontraba al frente de la vitrina en donde se exhibía “El Corazón del Océano”, había conseguido con relativa facilidad burlar todos los sistemas de seguridad. Un par de forcejeos más y aquel diamante legendario seria suyo. No había sistema alguno que se le resistiera, por ello era conocido como el “Intrépido y Glamouroso Ladrón Intergaláctico” .

Sus proezas eran conocidas en varios sistemas estelares, había robado los objetos más valiosos en al menos cuatro galaxias y ahora estaba en un remoto y mediocre planeta, olvidado por todos.

Los que habían construido la bóveda en donde estaba guardada la preciada joya de seguro contaban con la tecnología y los medios más sofisticados posibles para salvaguardar el tesoro de sus propios congéneres, pero no estaban preparados para detener a un “Griffinita”, esta era una especie de seres interplanetarios que podríamos asimilar a un espectro invisible, inmaterial e intangible, pero que, por ejemplo con la ayuda de un vestido o en su defecto algunas vendas y unas gafas oscuras podían interactuar con nuestro mundo material. Solo que Iping había logrado un grado de sofisticación bastante notable: Podía ocupar la piel de una persona para operar en nuestro plano existencial. Básicamente la piel para él sería lo que una armadura medioeval representaría para un caballero, excepto que la armadura en este caso estaría vacía, hueca y sin embargo para todos los efectos tendría los movimientos y comportamientos de un ser humano común y corriente. Podríamos pensar pues que Iping era una especie de espectro habitando un “vestido” de piel humana.

Cuando ya estaba por desactivar el último sistema de seguridad para así agarrar el diamante, de repente sucedió algo inexplicable: En la habitación entro una anciana, se trataba de la aseadora de aquella remota e “inexpugnable” bóveda secreta del gobierno conocida como la Unidad 731. La dama iba arrastrando un carrito lleno de escobas, esponjas, jabones y traperos que le permitirían hacer su faena.

Iping nunca contó con que esto pudiera pasar, había calculado todas las alternativas posibles de aquello que pudiera salir mal o que fuera inesperado, y en ninguna de esas maquinaciones aparecía la mentada anciana.

 Buenas noches, Doctor. ¿Trabaja usted hasta tarde?  pregunto la anciana, como queriendo hacer conversación.

 Es correcto. Estoy en un proyecto muy importante. Nada que le preocupe a usted.  Contesto de mala gana Iping

 No recuerdo haberlo visto antes por aquí ¿es usted nuevo?

 Así es, empece a trabajar aquí hace poco  gruñó como queriendo zafarse de la preguntona

— Vaya, pensé que en esta sala solo tenía acceso personal que por lo menos llevara 5 años trabajando en este mismo edificio, ¿no le parece un poco raro?  dijo la anciana, haciendo cara de duda.

 Sí, es que son nuevas políticas  dijo Iping, mintiendo descaradamente, pero ni el mismo se la creía.

 Siendo así, yo le recomendaría que no intente ni siquiera tocar el diamante, o tendré que llamar al “El QuebrantaHuesos” es el oficial de seguridad en turno. Total esa joya que usted intenta tomar podría ser una copia sin valor alguno. Si llego hasta aquí, sabrá que existen 11 diferentes "Unidades 731" distribuidas en los más diversos e inhóspitos lugares. Una está en el Ártico, otra en el desierto e incluso se rumora que tenemos una base secreta en el núcleo de Marte.

 Pues si es el caso robare la Joya de las 11 Unidades, nadie podría detenerme.  Expreso Iping con total disgusto.

 No si yo puedo impedirlo  dijo la anciana  El QuebrantaHuesos te arrancara los testículos como a un lechón.

 Me haces reír, solo por eso voy a matarte rápidamente, voy a destrozarte la cabeza a martillazos y lo haré con gusto  dijo Iping acompañando la amenaza mostrando un pesado martillo de hierro, dio dos pasos hacia la anciana como para quitársela de encima de una buena vez por todas.

El desdichado no pudo dar un tercer paso, porque la anciana estaba presionando un botón del mango de un trapero y al mismo tiempo se escuchó un disparo que le atravesó de lado a lado la cabeza a Iping, pero claro no salió sangre, ni materia gris, ni nada, simplemente la bala entro por un lado y salió por el otro, dejando ver que literalmente no había nada entre ceja y ceja, era un completo cabeza hueca. Y antes de que la criatura pudiera reaccionar, la dulce anciana, presiono otro botón de su trapero “mágico” y una puertilla del piso se abrió justo en donde estaba parado el “Griffinita”.

La caída era de al menos 100 metros, por un túnel de acero de tungsteno que tenía varios orificios por donde salía nitrógeno líquido, cuando Iping finalmente toco el piso su “armadura” estaba completamente congelada. Cayó hecho un bloque de hielo.

La anciana presionó otro botón del sofisticado trapero y dijo a alguien: "Está hecho, pueden recoger el espécimen o por lo menos su armadura, quizás haya escapado, no estoy segura, pero sin piel no son peligrosos, no más que cualquier fantasma descarnado. Eso si, quiero que lo castren. Con lo que quede de piel tambien  podremos capturar a la hembra".

 Muy bien, Piraña Parda. — contesto una voz fría e impersonal al otro lado  se hará como usted indica.

La ancianita volvió a guardar sus instrumentos de limpieza, apago la luz, y salió sonriente de la habitación. Había conseguido un ítem muy preciado para su colección de objetos valiosos.

2:05 am

A varios kilómetros de allí, el guardia de seguridad Muñoz, ve algo en uno de los cientos monitores que vigila y dice divertido: — ¡Eh! Mauricio, acércate y mira la pantalla de la 731.

Mauricio da una rápida mirada y dice  uhm, sí, es esa viejita loca del aseo, a esta hora le da por bailar con las escobas, ora hace como que tiene un fusil, ora hace como si fuera un micrófono, la pobre repite el ritual todos los días, nada raro mi estimado. Ahora viene la parte en la que se desnuda, no es un espectáculo agradable de ver. No querrás saber como usa el palo de la escoba.


CONCURSO DE RELATOS Tintero de Oro, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS


Cuento relacionado: Como es arriba, es abajo

Como es arriba, es abajo

 

En un mundo en donde todavía no han sido inventados los robots 

implica que aun en las instalaciones más secretas del gobierno 

se requiere contratar a alguien para barrer y trapear los pisos.



Jaimito el hijo menor del panadero de la esquina, tenía que hacer sus deberes escolares, así que ya en casa decidió poner en un tosco y barato microscopio una gota de agua de la grifería del sanitario, allí pudo ver interesantes cosas como amebas, espiroquetas y paramecios.

Le atrajo muchísimo la palidez de las espiroquetas así que decidió ampliar un poco el detalle hasta ver las moléculas que componían el ADN de la creatura, no contento con eso siguió ampliando la potencia de aumento del lente y comenzó a ver los átomos que componían a tan formidable amiguito, le llamo la atención de manera especial ver los electrones girando a lo loco, que decidió estudiar con profundidad tan magnifica partícula (aunque a Jaimito se le antojó que más bien era una mera onda de energía) tanto que decidió ampliarla 100 veces luego 1000 veces más hasta que, ¡puff!, lo vio claramente.



Dentro del electrón comenzó a ver un tejido de cúmulo de Galaxias, miro mejor y pudo individualizar una de ellas, que era espiral y le llamo potentemente la atención una estrella paliducha y débil. Luego vio que alrededor de esa estrella también habían unos minúsculos granos de polvo girando alrededor de ella, por mera casualidad y llevado por la emoción decido fijarse en la tercera mota de polvo, y ampliando la potencia del lente vio que en ese minúsculo cuerpo, habían océanos y continentes. 

Siguió inspeccionando y fijo toda la potencia del lente en una Tierra olvidada de la mano de los Dioses, llamada Aragca. Allí se deleitó viendo las ciudades y la compleja red de ferrocarriles, carreteras y sobre todo las miseras y minúsculas creaturas que poblaban aquel País.

Vio al Rey de Aragca dando órdenes a sus ministros y generales, luego puso su atención en un Rascacielos impresionante que tenía inscrito por nombre "Industrias Ishii", con la ayuda de su microscopio, pudo ver el interior del edificio y se dio cuenta de que no solo estaba construido hacia arriba, sino que la arquitectura también se extendía varios kilómetros hacia el interior del subsuelo.

Allí en una de esas oficinas subterráneas, que tenía inscrita en la puerta el misterioso número "Unidad 731"  (que es la oficina contigua a la del Fat-Boy, aunque esa no tiene nombre alguno que la identifique) encontró a un par de aseadoras charlando animadamente, tanto así que ello llamo la atención de Jaimito que quiso ver y escuchar con claridad lo que decían aquellos dos enigmáticos personajes del mundo microscópico que había descubierto.



Angélica Curie, llevaba relativamente pocos días trabajando en su puesto de auxiliar de aseadora, luego de varios años de entrenamiento había sido designada para ayudar a Anita Fermi en sus tareas para limpiar la misteriosa Unidad 731. En el momento en que Jaimito las encontró estaban el par de damas (que son ya dos mujeres entradas en años) tomando un descanso. Se encontraban las dos sentadas en una modesta mesita tomando algo de café. 

Anita le dijo a la otra — Cuando estés limpiando es importante que no toques nada, algunos de los objetos que hay aquí no solamente son muy frágiles, pero algunos son también muy peligrosos.

La habitación que estaban barriendo y trapeando parecía la estancia de un museo: Habían varios objetos expuestos en vitrinas, algunos protegidos por sendos vidrios a prueba de balas y explosiones.

—En especial ten cuidado con la ametralladora 

—¿Cuál de todas?  — pregunto inocentemente Angélica

—Aquella que está en un rincón, al lado de los tubos de ensayo llenos de átomos del gas Kriptón. Esa la encontramos tirada en un basurero de la estación de policía, nunca se supo de quién era, la única pista es un dardo tranquilizante que también se encontró muy cerquita de esa horrenda arma.

—¿Y qué es lo que está guardado en la siguiente vitrina? —siguió interrogando Angélica

—uh, no querrás saberlo, pero bueno si vas a estar a diario limpiando el piso de este lugar es mejor que lo sepas, es una máquina de escribir de las antiguas y algunas hojas de papel. NADIE en sus cabales se atreve a tocar los vidrios que separan esos condenados objetos del resto de la estancia. Si un día vas a manipular la cosa, te recomiendo que te pongas guantes de carnaza. —advirtió solemnemente Anita, haciendo gesto de preocupación y disgusto.  

—Más importante es la urna en donde hay unas semillas muy interesantes, creación del Doctor Ayahuasca se dice que tienen poderes y propiedades misticas, o aquella en donde está una cámara de seguridad del auto patrulla del Inspector Carbonell, o la vitrina en donde hay unos guantes transparentes hechos de un material hasta hoy desconocido para nuestros científicos. O la que contiene un espejo mágico  —dijo Anita como para distraer un poco la atención de Angélica acerca de la máquina de escribir.

(Jaimito le dio una mirada al espejo y vio claramente a alguien al otro lado del espejo también escuchando con atención al par de aseadoras y a su vez el ser al otro lado del espejo estaba moviendo la mano como saludando al chiquillo, pero las aseadoras no parecían darse cuenta de ello)




—No lo sé, no me llaman la atención esos, más bien lo que siempre me ha intrigado es lo de la muñeca, esa que no está en una vitrina, sino más bien en una celda —replico a su vez Angélica

—oh si, esa es bien interesante, la tienen en una bóveda de alta seguridad, todo está forrado en acero reforzado, techo piso y paredes, la puerta tiene barrotes y encima de eso todo está recubierto por un vidrio blindado de varias pulgadas de espesor para que podamos ver que ocurre adentro - anuncio Anita como si ella misma hubiera diseñado la tenebrosa celda.

—Bueno si, pero ¿todo eso para guardar una muñeca de palo?, que además la tienen amarrada con camisa de fuerza y bozal a lo Hannibal Lecter. ¿No se te hace muy exagerado? Y por si no fuera poco afuera de la celda hay un par de lanzallamas como si temieran que la muñeca se fuera a escapar. Yo personalmente no le veo porque tanta precaución para un pedazo de madera. Desde que yo estoy aquí jamás se ha movido. —Protesto Angélica

—Bueno si a eso vamos, yo en todos mis años de servicio tampoco he visto que la dichosa muñeca se haya movido, ni un parpadeo o movimiento de labios, pero los Jefes quieren que así sea, ellos dijeron que era un ser muy peligroso —indico Anita con cierto aire dubitativo

—Si fuera tan peligrosa, como dices, ¿por qué mejor no la desarman?, total veo que a la muñeca le falta un pie.

—Tienes razón Angélica, sería bueno hacer la sugerencia que propones

—¿Y más allá, que es lo que hay? Eso que parece como un ojo o una lente.

—Oh, si eso, bueno es algo que trajeron de Mimas, parece es como bien dices el ojo o la lente de una computadora, que fue lo único que quedo de la explosión de una nave extraterrestre

—¿Extraterrestres? —dijo con cara alarmada Angélica —y ya un poco disgustada creyendo que Anita le estaba gastando una broma

Iba a continuar preguntando más cosas Angélica, pero en ese momento Jaimito perdió un poco el control del microscopio, dado que el aparato era de bastante mala calidad, al día siguiente haría su informe escolar narrando todo aquello que había visto y escuchado para así satisfacer las demandas de su profesor, de seguro los demás chicos de la escuela presentarían trabajos similares. 



Interrogatorio



En una sofisticada instalación Policial, los detectives han "invitado" cortésmente a su sala de interrogatorios a dos sospechosos de haber participado en el triple crimen de los Jueces de un Reality de Televisión. 

La horrenda muerte de la  Duquesa Paula Valier,  Simón de Santillana y Howie, todos tres en la misma noche y bajo circunstancias extrañas, había conmocionado al país y también a la comunidad internacional. Las fuerzas policiales habían trabajado a doble jornada y empleado sus mejores recursos, todo indicaba que dos de los participantes del Reality, El Ventriloquista y la Bailarina de Ballet eran la clave para resolver el misterioso crimen.



El Ventriloquista tenía un aspecto siniestro, parecía un antiguo caballero Ingles de la época Victoriana, vestido con capa y sombrero de chistera, de mirada penetrante. La detective Ada Skully,  a cargo del interrogatorio estaba desesperada, pues el sospechoso sentado en frente de ella, en una muy sobria, pero firme mesa de metal, luego de varios minutos no articulaba palabra alguna. Sin dejar notar su impaciencia Ada se paró lentamente y se situó detrás del Ventiloquista y le dijo al oído con una voz susurrante:

—Mira bufoncito barato, no sé que clase de jueguito te traes entre manos. Voy a salir de esta sala por cinco minutos, al volver quiero que comiences a cantar lo que sabes, porque si no es así, voy a sacarte los intestinos por la boca y vas a terminar creyendo que dos más dos son cinco.



En el pasillo afuera de la sala en una incómoda butaca de varios puestos estaba sentada Tina, la Bailarina de Ballet, esperando su turno  de ser interrogada. Skully se sentó al lado de ella y dijo al aire — No quiere hablar, me rindo

A lo que Tina soltó una larga y sonora carcajada. 

— Es que el Ventriloquista, solo puede hablar a través de alguien bien sea un muñeco de madera o de otra persona, podrías cortarlo en pedacitos y no le sacarías ninguna información, pero si quieres yo puedo servir de medium en el interrogatorio.

— Muy bien, si esa es la solución, por favor pasa entonces conmigo a la sala.

Tina se sentó al lado del Ventiloquista y la detective en frente de ellos y dijo súbitamente: ¿Cómo fue la última vez que vio usted a los Jueces del Reality?

A lo que termino la pregunta el Ventiloquista comenzó a mover imperceptiblemente los labios, pero salía una voz potente de ultratumba por la boca de la bella Bailarina (que estaba torciendo los ojos hasta dejarlos en blanco). Y la voz decía:

Santillana nos invitó a algunos artistas al Lobby del Hotel Frances, que fue el lugar en donde estaban alojados los tres Jueces, él y Paula Valier estaban muy interesados en Bellana.

— ¿Quién es Villana?

BE-LLA-NA es la muñeca que lleve al programa, es muy sexy. Si alguien sabe que ocurrió aquella noche en donde fueron asesinados los tres Jueces es mi Bellana

— ¿Me esta usted insinuando que el único testigo que tenemos del crimen es un objeto inanimado? —dijo Skully mirando con cara de enojada a la Bailarina.

Usted no entiende. No es cualquier muñeco de madera, Bellana tiene vida propia, ella viene de un planeta que gira alrededor de Ork-IV, por eso les interesaba a los Jueces. Querían que yo les dejara a Bellana hasta la madrugada. No deseaban que yo subiera con ellos al cuarto, pero si iban a quedarse con la muñeca al menos por esa noche para tener sexo con ella.

— ¿Los tres Jueces querían hacer una sesión de sexo pervertido con la muñeca? Esto es lo más absurdo y ridículo que he escuchado

— No mi Howie — dijo con voz propia Tina — Howie, quería pasar la noche conmigo, los únicos con perversiones obscenas eran Simón y Paula

¿Entonces la última persona que vio con vida a Howie fuiste tú?

— No detective. Howie subió solo a su cuarto, yo me limité a darle un beso apasionado, me despedí de él y salimos el Ventriloquista y yo al mismo tiempo  por la puerta del lobby, mientras vi como tomaban los tres jueces el ascensor, Simón llevaba cargada en los brazos a Bellana — volvió a replicar con voz propia Tina



— Lo que ustedes dos insinúan no tienen ningún sentido, prácticamente me están diciendo que fue un muñeco de fabricación extraterrestre lo que asesino a los Jueces.

A lo que Tina retorno a su papel de medium, torciendo los ojos, y volvió a replicar usando la potente voz de ultratumba del Ventriloquista, diciendo:

Nunca he dicho que Bellana sea un muñeco extraterrestre. Es simplemente un extraterrestre, un visitante espacio-temporal venido de Ork-IV, que por casualidad se materializó en este mundo tomando forma de muñeca de madera. Ahora bien puede que haya cometido los crímenes, como puede que no, yo sugiero que la sometan a interrogatorio también, lo malo es que no la he vuelto a ver desde el día en que los jueces se suicidaron, Bellana esta desaparecida.

— Escuchen, ni por un momento creo en la absurda historia del extraterrestre, pero si entiendo que ustedes son solo un par de embusteros y embaucadores profesionales que puede que no estén implicados en estas muertes, pero en todo caso voy a emitir una orden de búsqueda para la tal Bellaca, porque si es cierto lo que dicen, resultaría que ella sería nuestro testigo estrella para resolver este misterioso caso que cada vez se pone más y más complicado. Mientras tanto, solo como medida precautelativa, a ustedes dos los voy a enviar arrestados por 15 meses y un día a la cárcel por obstrucción de la justicia, sin derecho a apelación.





---

Relacionados:

Aragca Tiene Talento

Quince minutos

La gran dama de Mimas

La fuente de la juventud

Un dia de trabajo

Cuarto de Hotel

--

Externo:

Mork de Ork

---





LA GRAN DAMA DE MIMAS


 

En una diminuta luna de un gigante gaseoso con brillantes anillos, una figura femenina contempla la explosión de una pequeña nave espacial que estaba cerca de la órbita de aquel olvidado satélite. Dejó derramar una lágrima y alcanzó a desfallecer. De repente otra mujer se acerca por detrás y amablemente le acaricia la espalda.

Ánimo Zaida. Nuestra hermana se ha sacrificado por nosotras, no dejemos que estos horrendos eventos sean en vano.

Cualquiera que estuviera viendo la escena en aquel desolado lugar, pensaría que se trataba de un par de gemelas idénticas. Pero no es así.

En el interior de aquella luna, llamada Mimas por los antiguos, yace encerrada desde hace eones una entidad notoriamente maligna venida quizás de otro Universo. Por mucho tiempo simplemente durmió en el olvido, incómodamente instalada en el centro del cuerpo celeste. Allí la habían dejado los Carceleros, guardianes siderales venidos de la galaxia de Andrómeda. 

Con el estallido del meteorito que extinguió a los dinosaurios, Zaida despertó y comenzó a escuchar la voz de aquel que se identificó como "anterior a los Titanes, los Dioses y el Caos". Su misterioso mentor la instruyo en como potenciar sus poderes, fue el quién le indico como hacer proyecciones mentales en la superficie de Mimas. 

Pero desde que el simio es hombre ya no volvió a escuchar a su mentor e incluso lo había olvidado, en su mente interior ella se había autoconvencido de que fue ella misma quien se autoeducó en las profundidades de las artes siniestras.

Zaida se había aplicado bastante bien a la tarea y podía crear imágenes de una bella mujer recorriendo la superficie de Mimas y de vez en cuando hasta podía tocar los dulces acordes de un Clavicémbalo. Sus capacidades ahora eran tales que podía proyectar al menos 3 versiones distintas de ella misma en la superficie y cada versión podía a su vez tener una personalidad diferente y cada una tocaba un instrumento musical distinto. 

Necesitaba volver a la Tierra, pues sabia que en algún lugar había un funesto culto dedicado a ella creado por los misteriosos integrantes de una secta ultra secreta que se movía entre las clases más adineradas y poderosas del Reino de Aragca y que estaban dispuestos a sacarla de su encierro.

La energía de las oraciones dirigidas hacia ella había incrementado notoriamente su poder. Las sacerdotisas que lideraban el extraño culto habían encontrado un plan muy ingenioso para traerla de nuevo al planeta.

Sacrificarían en frente de un espejo a una virgen, pues el Amo de aquella dimensión de reflejos les había exigido  "sangre por sangre" 

Madame Marusa, una de las sacerdotisas del culto estaba preparando el momento y lugar exactos para hacer el cambio exigido: ellas empujarían hacia el espejo a la bella muchacha y el Cíclope, que dominaba el mundo de los reflejos, a cambio traería de nuevo a la GRAN DAMA DE MIMAS. Parecía una transacción simple, pero los demonios de otras dimensiones siempre tienen trucos y son proclives a violar los pactos. Nada más pensar en los dos ojos del Cíclope y en su horrenda cara le ponían los pelos de punta a la joven muchacha, tan solo la confortaba el saber que su Madre al menos ya había hecho otro par de veces rituales similares quizás 3 o 4 siglos atrás cuando aun vivía el Gran Mago Vil Valier, Duque y Caballero temido por los Reyes de Aragca.

Lo que no sabía Marusa es que sus planes eran también conocidos por la PSA o Policía Secreta de Aragca, un organismo estatal que haría palidecer a los más curtidos miembros de la Gestapo. Tanto el Inspector Carbonell como la Detective Ada Skully estaban al tanto de los perversos planes trazados para traer a esta realidad al terror que estaba encerrado en Mimas.

Claro a estos policías la cosa no les parecía coherente, ya que Carbonel y Skully son completamente escépticos a las cosas espirituales, a las entidades extraterrestres clase IV o a la existencia de demonios inter dimensionales. Ellos estaban más bien allí para prevenir un asesinato, pues la parte de "sacrificar" a alguien en frente de un espejo no les parecía del todo honesto.

Skully pues infiltraría el culto, vestida con las túnicas que suelen usar los participantes de rituales satánicos, mientras Carbonell estaría vigilando y apoyando desde afuera con artillería pesada si fuera necesario para proteger la vida de Skully y de aquella que estuviera destinada a ser la ofrenda del Cíclope.

Pero lo que no sabía la intrepida pareja es que la Baronesa Arletta Valier, también sabía que ellos sabían. Por siglos la dinastía Valier había protegido a brujas y magos, pues su poder emanaba de la posesión de conocimientos y objetos esotéricos. La Noble dama se había propuesto traer a Zaida y convertirla en su hija, hacerla su heredera y no iba a dejar que dos personajes bufonescos de la Policía le impidieran realizar su plan.

Pero lo que no sabía la Baronesa Valier, es que el mismo Rey de Aragca, Don Arnulfo VII de Santillana ("Arnulfo Brazos Cortos", apodado de ese modo para diferenciarlo de su padre "Don Arnulfo Brazos Largos") estaba al tanto de TODO, y sabía que para neutralizar un sacrificio a los demonios del espejo se requieren otros holocaustos similares. De un modo sutil el Rey de Aragca llego a planear el asesinato de los tres Jueces de un Reality a fin de entorpecer los planes de la Baronesita. Pues sabia que traer a un alienígena clase IV al castillo de los Valier serial algo nefasto para Aragca y él no permitiría que la paz del Reino se alterara.

Mientras, muy cerca de las inmediaciones de Saturno, en la comodidad de su poderoso crucero interestelar, El Cíclope esbozaba divertido una cruel sonrisa, mientras miraba a través del espejo al Rey de Aragca.


Relacionados

Aragca Tiene Talento

La fuente de la eterna Juventud

Angustia en el espacio

El Dios de los Rostros

Treckhius

Deuda por Cobrar

Vil Valier

Quince Minutos de descanso

Una tarde en Mimas

Un clase IV


Creditos:

Imagen tomada de Pinterest DevianArt

Artvatar6383


Externos:

Sobre Mimas

Detras del espejo

Jack Slater IV



La detective Doris necesitaba pensar. 

Usualmente cuando se encontraba bajo el stress de su profesión tenía como rutina escapar en la fantasía que puede proporcionar una tarde viendo alguna película en el teatro local, hoy presentaban el aclamado film, de producción criolla, Nation's Pride.

Los graves acontecimientos que rodeaban el sonado caso de la muerte de los tres jueces de un Reality le tenían los nervios destruidos, no le gustaba el manejo que le estaban dando al caso las altas jerarquías policiales, en especial que hubieran tenido que traer desde otra ciudad a una inspectora rival a la cual detestaba. Y peor aún su rival no correspondía sus desafectos incluso quizás ni siquiera notaba cuanto Doris la odiaba, y eso la hacía enojar  más. Ciertamente Doris amaba muchísimo a Boris, pero la fulana venida de otra ciudad como que le hacía miraditas descaradas a su amado de vez en cuando.



Estaba pensando en todos estos problemas cuando por el rabillo del ojo noto que en el teatro también estaba otro de los detectives de la estación de policía, se trataba de Jack Slater, no solía tratar mucho con él, pues ella estaba asignada a homicidios y Slater trabaja en el departamento de narcóticos. En realidad nunca habían tenido mayor oportunidad de charlar, porque en parte le disgustaban los tipos con ese estilo tosco de vaquero a lo John Wayne.

Sin embargo estaba tan desolada y desesperada que sin que él se diera cuenta, ella se le acercó por detrás y le dijo casi en el oído con una voz de susurro sensual: "Hola, detective Slater, ¿Vienes con frecuencia a esta sala de cine?"



--

Relato participante en microreto ¡DE CINE! Tintero de oro


Relacionado:

Un dia de Trabajo

La caja envenenada

--
Algunas curiosidades del texto

Para este reto procure utilizar un recurso hiperrebuscado, para evitar repetición (curiosidad que ya me paso en el pasado en otro reto) de título y tema, se trata de buscar películas dentro de las películas, algo así como lo que ocurrió en el universo de Inception. Pensé en la Rosa purpura de El Cairo, Inglorious Basterds y El Último Gran Héroe, mezclando un poquito los 3 dentro del mundo de Aragca y la temática del la Investigación de los Jueces muertos.

El actor que hace de malo en Jack Slater III, Tom Noolam, actuó en la película Collision Course (1989 film) con el nombre Scully (!), que esta implícitamente mencionada en este relato. Este actor fue el asesino serial de un primer intento de hacer una película basada en las historias del Universo de Hannibal Lecter en "Dragón Rojo"


La caja envenenada. Ilustraciones demiurguicas (Relato Juevero)

El presente relato hace parte de la convocatoria 'Cada jueves un relato', esta semana a cargo del Demiurgo de Hurlingham. En este enlace están los detalles y condiciones para participar. Como de costumbre se realiza un ligero cruce entre los personajes del Maraverso con algunos de mis historias de Aragca. 



El equipo de detectives entro en una de tres las escenas del crimen triple de los Jueces de un Reality, no era la primera vez que la policia investigaba el cuarto en donde murió Howie, pero por rutina se acostumbraba que equipos diferentes volvieran a repasar la escena para buscar algún detalle clave o para confirmar una pista importante.

La Cadete Mariana Blanca había sido asignada como oficial de escolta al equipo de los insignes detectives (y pareja en todo sentido) de Boris y Doris, para que los acompañara y asistiera en las diligencias forenses. Viendo a los Maestros del arte de seguro aprendería bastantes técnicas.

Mariana veía como se movían con elegancia y fluidez Boris y Doris alrededor del fatídico lugar, casi como si los detectives fueran bailarinas de Ballet haciendo una presentación en una lujosa tarima de algún teatro importante. De repente escucha decir a Doris: "¡Aja!, aquí hay algo muy interesante". Detrás de un mueble la detective cuidadosamente extrajo varios misteriosos dibujos, hechos a mano.

A lo que Boris sacando una gigantesca lupa para examinarlos mejor, dijo: "ummm, creo que conozco al autor, la técnica es inconfundible, en todo caso consultaré con una conocida experta en el tema". Y con ello procedió a guardarlos con todo el cuidado en un sobre de la oficina de policía y los metió en un maletín. 



Ese mismo día al caer la noche, una figura felina se deslizó sin ser percibida en el apartamento de Boris y hábilmente extrajo el sobre del maletín, sustituyéndolo con otro sobre igualito. Sale sin ser detectada del apartamento y en un paraje aislado y desierto se encuentra con una mujer.

— ¿Estos dibujos me permitirán tener hijos? -pregunta la Detective Ada Skully

— Por supuesto que si, amor mio.

—Ok, gracias gatita — le responde sensualmente Ada

—Ja, ja, Mi nombre es Duality. No es 'gatita'.

—Esta bien, no te enojes, minina peligrosa, la paga será la acostumbrada.

—Purrr, purrr, siempre me encanta trabajar contigo, ratoncita - dijo la mujer felina mientras se relamía el dorso de las manos.

Ada le entrega una cajilla con polvo de oro, Duality hace una rápida verificada al contenido mientras le da un sensual beso y al mismo tiempo le sostiene con firmeza la barbilla con un par de uñas (o garras) muy afiladas y literalmente desaparece en la bruma, como si fuera un fantasma. La detective con cara de disgusto saca un encendedor y procede a quemar el contenido del sobre mientras un hilillo de sangre le corre por la quijada. Y dice al aire no muy convencida y en tono marcadamente hipócrita:

—Sorry, Gatita número 666,  tuve que hacerloLa Facción Fantaso te envía saludos. 

Escupe al piso y se marcha en su lujoso automóvil.  


En el hiperespacio, de vuelta a casa, Duality contemplaba con tristeza e impotencia, como uno de sus múltiples clones moría horrendamente




Relatos Relacionados:

Aragca Tiene Talento

La gran gala

Reencuentro

Enlace Externo

Presentacion del personaje Duality

Final feliz (alternativa 001)

 


Mariana o mejor la Detective Blanca, casi que podía recordar con claridad su primera semana de trabajo en la Gran Oficina central de Policía. Había pasado más de un lustro, pero sin embargo aun en su mente estaban vivos varios de los recuerdos de aquellos días, fue en esa misma época en la que el ahora Comisionado en Jefe Carbonell y otros colegas habían resuelto el famoso caso de la muerte de los tres jueces de un Reality. 

La captura ocurrió en algún lugar de Aragca, más de cinco años atrás. Ese día su perro no quiso salir con él a caminar por el bosque, solían salir en las tardes, entraban a un parque o zona verde en la ciudad y caminaban a paso lento por algunos senderos en donde podían disfrutar de la vegetación y la tranquilidad de un oasis urbano, ese día, cuando salió del parque para entrar de nuevo en la ciudad escucho una voz que le dijo secamente "Quieto en nombre de la Ley". Había un pelotón o piquete de al menos 15 policías vestidos con trajes antimotines, escudos y armados literalmente hasta los dientes esperando a que saliera del bosque.

Ni alcanzo a reaccionar, simplemente sintió como manos hábiles lo sometían y maniataban, pero alcanzo a decir: "¿Que ocurre?, soy tan solo un autor de bitácoras virtuales que juega ajedrez en línea".

Fue cuando se escuchó una voz, que decía: "Lo hemos encontrado, este es el asesino, acaba de confesarlo"

La imagen de la policía arrestando al peligroso sicópata le dio la vuelta al mundo, los mejores hombres y mujeres de la Policía de Aragca, utilizando todos los recursos tecnológicos y metodológicos posibles habían dado con el misterioso personaje responsable del sonado crimen.

Allí mismo, en el sitio de captura Mariana Blanca vio como una de las detectives saco un hierro al rojo vivo, similar al usado para marcar a las vacas y se lo puso en la cara al criminal, que es un procedimiento usual en Aragca para identificar a los pillos más notables del país.

El olor a carne quemada casi hace vomitar a Mariana, pero se contuvo porque la detective Ada Skully se le acercó y le dijo: "Hoy te paso a ti el bastón de mando" y le entrego en su mano el hierro de marcar a la gente mala.

Con ese gesto simbólico de transmisión del poder Mariana comenzó a gozar de cierta notoriedad en el escalafón policial, sabia pues que tenía ahora en sus manos una gran responsabilidad y que seria a partir de ese momento el centro de atención.

Por sus heroicas acciones la carrera del Inspector Carbonell comenzó un meteórico ascenso en cargos y prestigio, llegando a ser nombrado Comisionado en Jefe, y con opción a ser alcalde de la ciudad.

La detective Ada Skully recibió una oferta de trabajo por parte del conglomerado empresarial  "Industrias Ishii" para ocuparse de algunos proyectos ultra secretos con un salario astronómico, se rumoraba que estaría a cargo del manejo del sistema de inteligencia artificial de la unidad 731 conocido como 'Fat-Boy'.

En cuanto a Mariana, ella también tuvo una carrera de excelencia al interior de las fuerzas policiales, era tan buena en su oficio de capturar criminales que se ganó el apodo de "La Barracuda", ya que no había víctima que no pudiera capturar, se estaba convirtiendo en leyenda a su vez, además era la esposa del Comisionado, ¿que más se le podía pedir a la vida?

Cuentos relacionados:

Fat-Boy






Se sabe que parte de la circuitería de 'Fat-Boy' 
está en el hiperespacio,
tenemos un batallón de técnicos dedicados 
a alimentar continuamente el sistema 
sea de día o de noche 

Dra. Ishii.




La detective 'Barracuda Blanca' cayo en cuenta que las fuerzas policiales del gobierno 'sabían demasiado', únicamente había que consultar a 'Fat-Boy' para obtener cualquier información oscura y este se la proporcionaba.

'Fat-Boy' era el nombre coloquial con el cual se conocía al sistema de inteligencia artificial que utilizaba el Estado para almacenar, clasificar, procesar y analizar la información de todos los ciudadanos de aquel País, bastaba con hacerle las preguntas correctas y 'Fat-Boy' siempre acertaba. Les había sido muy útil tiempo atrás para resolver los casos de robos, homicidio y espionaje más complicados. Fue 'Fat-Boy' el que le dio las pistas correctas a los investigadores para resolver el crimen de la muerte de los 3 jueces de un reality de televisión muy famoso de aquellos días. 'Fat-Boy' también les indico que había agentes de potencias extranjeras entre la Corte del Rey. Se rumoraba que incluso 'Fat-Boy' podía predecir el futuro con exactitud.

'Barracuda Blanca' también cayo en cuenta que jamás en su vida había visto o estado en contacto directo con aquel legendario sistema. Sabía que solo una camarilla privilegiada de técnicos y científicos informáticos tenían directo acceso a aquel horror tecnológico. Ella suponía que un computador de esas capacidades debería ser un  Super sistema nanotecnologico de CPU y Discos alojados varios kilómetros bajo tierra y que ocupaban por los menos varios edificios, a veces prefería no pensar en ello. Además el público en general desconocía que el gobierno tuviera tal tecnología a mano, quizás ni siquiera el Rey sabía que 'Fat-Boy' existiera. Todo lo que ella sabía con precisión es que 'Fat-Boy' era propiedad privada de un conglomerado industrial conocido como la 'Corporación Ishii' y estaría situado en algún lugar apartado en el desierto en un área ultra secreta conocida como la 'Unidad 731', del cual se rumoraba que colaboración extraterrestre se recibía en aquel incierto e improbable lugar.

Para consultar al 'Fat-Boy' un detective como ella tenía que hacer varios trámites burocráticos con muchísimo tiempo de anticipación, cualquier petición de consulta requería someterse al Alto Comisionado de Policía. De allí pasaba por una serie de aprobaciones de una cadena de mando que incluía Generales, Almirantes, directores de servicios secretos, miembros de la Nobleza y varios Obispos y Cardenales.

Si la petición era aprobada finalmente, podría llegar a manos de un técnico clase IV que alimentaria con tarjetas perforadas los sofisticados programas del 'Fat-Boy', desde una terminal remota (pues ninguna persona de carne y hueso, nacida de mujer podía ir directamente a la Unidad 731) ingresaría los datos necesarios y allí mismo obtendría respuesta y luego la transmitiría recíprocamente hacia la misma interminable cadena jerárquica. Eso era todo lo que 'Barracuda Blanca' sabía acerca de 'Fat-Boy'.



'Piraña Parda' era la encargada en Jefe del proyecto 'Fat-Boy', había creado con éxito una serie de rumores y mitos acerca de su 'sistema' de vigilancia gubernamental que básicamente convertían en cuentos legendarios la 'Verdad' acerca del Enigma mejor guardado de Aragca y todo ello para 'proteger' al público en general.

'Fat-Boy' estaba a plena vista de todo el mundo. Pues se encontraba en el mismísimo edificio de la Corporación Ishii, un rascacielos muy famoso de la Capital. En uno de los últimos pisos había un cuártico en donde se mantenía tan preciado secreto.

Como su nombre lo indica, 'Fat-Boy' no era una máquina, sino un chiquillo de apenas 8 años, un poco rollizo, de apariencia desagradable, pero con un don más allá de lo imaginable: Era un ser prácticamente Omnisapiente. Podía decir con precisión cualquier cosa a cambio de dulces y juguetes. 'Piraña Parda' le había creado una especie de habitación muy cómoda en donde aquel prodigio tenía toda clase de lujos a su alcance. No sufría, su familia eran los técnicos de bata blanca que lo cuidaban. Se sentía feliz, daba la información que le preguntaban y obtenía pastelitos muy sabrosos e incluso lo dejaban ver la televisión, leer las revistas de Marvel Comics y jugar toda clase de videojuegos como Fornite, pesaba más o menos 200 kilos, no se podía mover mucho. Quizás debería ponerse a dieta.     



---

Relatos Similares:

Clase IV

Doctor Ayahuasca

Quince Minutos

Alma de Krypton


Concurso literario del Tintero de Oro, Roald Dahl, Relato Participante



Un dia de trabajo


Preámbulo. Los 3 jueces de un Reality de televisión aparecieron muertos durante oscuros incidentes luego de la transmisión del espectáculo. La policía ha designado a dos de sus mejores Investigadores para esclarecer los hechos, se trata del Inspector Carbonell y la Detective Scully. El Plan de Carbonell es encontrar al mayor número posible de personas que hayan estado en contacto con los occisos en las últimas 24 horas previas a sus muertes. Para ello comienzan a levantar testimonios entre los empleados del Hotel Francés, lugar en el cual estaban alojados los 3 jueces: Simón de Santillana, Howie y Paula Valier.



El hombre con uniforme azul, tenía que lavar todas las ventanas de aquel rascacielos, le había tomado casi 5 horas desde las 6:00 de la mañana, para llegar desde la azotea al piso 36, pudo ver a través del vidrio, que se ya estaban reunidos en la sala varias personas. 

Allí estaban trabajando Carbonell, Ada Scully, otra pareja de detectives conocidos como Boris y Doris, El Oficial Amaya, algunos funcionarios policiales y un detective bastante entrado en años ya próximo a retirarse que había sido el mentor de todos ellos al cual le decían por cariño y respeto Jefe Bossy.

— ¿Qué se ha podido avanzar en el caso de los 3 jueces muertos? — interrogo la detective Scully

— Se ha investigado con diferentes empleados del Hotel Francés. El Recepcionista y el Botones, recuerdan haber visto a Howie bastante entretenido con una mujer vestida de Bailarina. Paula y Simón charlaban animadamente con el Ventrílocuo y su muñeca. Luego de un rato vieron que la Bailarina le dio un beso apasionado a Howie, ella se despidió y salió por la puerta principal del Hotel. Howie tomo un ascensor y se fue a su cuarto. Al rato el Ventrílocuo también se despidió y se fue, Simón y Paula subieron junto con la muñeca a sus habitaciones — preciso el Inspector Carbonell

Mientras los detectives discutían los pormenores y avances en la investigación en el extraño caso de la muerte de tres jueces de un reality de TV, el hombre vestido como LavaVentanas, estaba preparando una subametralladora del tipo Micro Uzi, cargada con 200 proyectiles de muerte. Se disponía a sacarla para comenzar a disparar y rociar con una lluvia de plomo a los presentes en la sala, cuando simplemente se desmayó sin alcanzar a hacer daño alguno, y juntos arma y LavaVentanas hicieron un largo viaje hasta el suelo en donde cayeron entre un basurero, ni ruido hicieron al caer. En ese momento paso el camión recolector del aseo y se llevó tan insospechados huéspedes.

El detective Carbonell que tiene 7 sentidos heroicos, estaba contando sus avances investigativos, cuando "algo" le indico que había alguna anomalía, quizás había intuido que alguien quería dispararle, aunque el mismo no lograba precisar exactamente que iba mal, sintió la necesidad de lanzarse sobre Ada Scully como para protegerla de cualquier eventualidad, fue cuando se le ocurrió mirar hacia la ventana y noto que el LavaVentanas ya no estaba.

— ¿Inspector, ocurre algo? — pregunto Scully algo intrigada

— Había alguien lavando las ventanas, estoy seguro, pero ya no lo veo.

Los dos se fueron caminando hacia los vidrios del cuarto y vieron vacia la plataforma de limpieza, no había rastro alguno de El LavaVentanas, por rutina miraron hacia los otros edificios. A Carbonell le pareció haber visto por un instante a alguien vestido con traje multicolor asomado en una ventana justamente en el edifico de enfrente situado a unos 50 metros de donde estaban ellos. Pero Scully no vio nada en especial.

En la cabeza de Carbonell algo le indicaba que las cosas no eran del todo claras y correctas. Y dijo:

—Scully por favor encárguese de buscarme a esa bailarina y al ventrílocuo. Mientras voy a darle una visita al edificio que hay enfrente, solo por si las moscas.

Cuando salió a la calle Carbonell se encontró con que había un festival de payasos y cirqueros en plena avenida, entro al otro edificio y localizo el lugar en donde le pareció haber visto a la sospechosa figura multicolor y resulto que era una oficina de atencion bancaria del Grupo Industrial Condesa de Navarreta y en esa precisa ventana que estaba buscando tenían una mesita servida con agua, una cafetera, galletitas y varios entremeses para que los empleados y clientes del lugar comieran algún refrigerio. 

Continuamente muchas personas se acercaban allí, nadie había notado nada raro y varios de los empleados e incluso algunos clientes, ese día estaban vestidos de payasos porque también estaban celebrando el festival. 



Decidió asomarse por la ventana y pudo ver claramente a lo lejos a Scully hablando con los otros compañeros, vio la plataforma de limpieza vacia y vio que un carro de basura recorría la avenida de manera desapasionada y lenta, iba vaciando uno por uno los "containers" de basuras de los diferentes edificios. 

Carbonell se dirigió al Recepcionista del Banco  para interrogarle si había visto algo inusual y este le contesto lo siguiente usando un acento francés marcadamente fingido, cambiando a veces 'erres' por 'ges'.

— Minutos antes de que usted llegaga, tres payasos se acegcagon a esa ventana, o mejog dicho dos hombres bien fornidos de al menos 1.95m, que de payasos solo tenían la mascaga,  pantalón y zapatos, el torso estaba desnudo y llevaban tigantas. La tercera persona vestida como payaso ega une femme fatale mucho más alta que ellos, muy sexy y paguecía ser la que mandaba, pogque le escuche que dijo — "Pitchy y Grouchy, vigilen aquí mientras yo me encargo del amigo LavaVentanas" y uno de ellos respondió un poco enojado — "Esos no son nuestros nombres."  Ella se asomó pog la ventana por unos segundos, me pagueció que hizo un dispagó con un fusil de dardos tranquilizantes, calibre punto .50 seguramente caggado con Etorfina M-99, suficiente para detener un elefante adulto y luego les trois se fueron  hacia el norte riendo a cagcajadas. Es decir no note nada especial en el día de hoy.

Carbonell, descorazonado decidió retornar a su propia Oficina. Algo andaba mal y lo sabía. 

La administración del edificio de Policía de paso le indico a Carbonell que no había programado para ese día limpieza alguna.

Después de un rato El LavaVentanas comenzaba a despertarse. 

!Penso que tan solo se había insolado!

----

Relatos Relacionados

Quince minutos de descanso

Aragca tiene talento

La fuente de la eterna juventud

Cuarto de Hotel

Reencuentro

Plan de ataque

Boris y Doris

Juro derrocar a Chavez



El Taller Literario


 

Ada Scully quiere ser escritora y ya le he encontrado que tiene cuenta en el Wattpad, se hace llamar "Mujer Torbellino" y escribe historias que casi me han hecho vomitar.

Ya ha comenzado a seguir varios talleres literarios en youtube para aprender a escribir poemas, cuentos y novelas, y yo creo hace bien.

Copio y pego aquí dos de sus poemas que le encontré escondidos en dicho sito.







A mí no me parece malo que ella haga todo esto aunque si desconfió un poco de estos sitios como el Wattpad. Yo le recomendaría a Ada que antes de lanzarse a ser una gran escritora que comenzara a leer algunos libros y a que mejorara la letra y la ortografía 

La gente entra a los talleres literarios imaginando que una vez terminen van a ser como un Garcia Marquez o un Federico Garcia Lorca, como si por el simple hecho de haberse matriculado en un curso para aprender a manejar automóviles, ya con eso  terminaría uno convertido en un Fernando Alonso o Pedro Martínez de la Rosa.

En fin yo no crítico a nadie y dejo simple testimonio de lo que vi y leí


----
Relacionados:

Quince minutos de descanso

La idea genial que había concebido Simón de Santillana sería todo un acontecimiento de calibre internacional.

Santillana era una conocida celebridad y hombre de negocios, se había hecho famoso como juez de varios Realities de televisión, que semana a semana cautivaban numerosa audiencia. Tenía tanta influencia dentro y fuera del país que Jeques Árabes, Presidentes, Tres Cardenales, Altos Militares, Mafiosos, Emprearios e Industriales, Músicos, Escritores y Pintores se contaban dentro de su círculo íntimo de amistades.

Estaba trabajando en una idea apoteósica: Durante el tiempo de descanso en el partido de la final del mundial de la FIFA, presentaría el último éxito de la cantante Yadira, 'La Alondra de Aragca', junto con una coreografía de bailarines interpretando un ritual satánico.  El público en general vería tan solo una presentación de baile inocente, ya que solo los conocedores entenderían la simbología secreta y esotérica de la puesta en escena:

Mientras Yadira cantaba, en el fondo del escenario habría 4 o 5 bailarines vestidos con túnicas amarillas, bailando alrededor de un espejo. Al lado del espejo en un asiento habría una muñeca de ventrílocuo, de repente una bailarina se acercaría con una cuerda y fingiría el ahorcamiento de la muñeca, luego de eso tiraría contra el espejo a la recién estrangulada figura de madera y ¡voila!, como por arte de magia, por el otro lado del espejo saldría una mujer semidesnuda de despampanante belleza.

Estaba pues Santillana contándole entusiasmado a la Condesa de Navarreta, todos sus planes para llevar a cabo durante el fatídico partido, con un convencimiento tal que incluso logro la atención de la aristócrata en cuestión.

La Condesa, que entre otras cosas es la dueña de la mitad de las tierras de Aragca y una de las 50 personas más ricas del planeta, con un gesto delicado pero severo asintió aprobar el proyecto, estiro una mano y el buen Simón  beso el anillo de diamantes que le presentaron y de ese modo abandono el recinto en donde había tenido la audiencia con la dama, loco de felicidad, prácticamente batiendo la cola como un perrito al cual se le presenta un juguete con forma y olor de hueso fresco. 

Cuando la Condesa estuvo segura de que Simón se había ido, llamo a su amigo el Cardenal y dijo secamente:

— Tenemos un problema — y comenzó a contarle con lujo de detalles todos los pormenores de los planes de Santillana.

— No te preocupes, yo me encargo, como siempre — respondió el rufián y agrego — Costara por lo menos 10 lingotes de oro bien grandes.

— Muy bien —replico ella — que sea pronto.

El Cardenal contacto a su amigo el Almirante, luego de varios regateos, el Cardenal ofreció darle 5 lingotes de cobre de talla regular (cifra que el Almirante no creía posible, ya que estaba dispuesto a hacer el trabajo por tan solo 2). 

Y así siguió una cadena de subcontratos, siempre bajando a la mitad tanto en la cantidad como en el peso del lingote y la calidad del material, y con la promesa de que el trabajo quedaría bien hecho. El Almirante llamó a la CEO de Industrias Ishii y esta contacto a su socia la Doctora Anémona Tamerlan, para darle el subcontrato. La Doctora que era experta en estos temas, busco a su antigua empleada Madame Marusa, que no dudo en avisar a Don Chicho, capo di tutti i capi,  el gran jefe del crimen, patrón del bajo mundo de Aragca.

Don Chicho, llamo a su jardinero, que era hombre de respeto y le prometió darle dinero suficiente como para comprar 3 botellas de un exquisito vino chileno a cambio del servicio de encargarse del fiambre Santillana.

El Jardinero, conocedor en estos lances, busco al borracho del barrio, le dio 3 panes enmohecidos y un vaso de cerveza tibia para que el trabajo quedara finiquitado.

Este último consideró que la paga era tan baja y miserable que en su mejor criterio decidió no hacer nada.

Pero por cosas del destino, en la fecha y hora pactada en la que había que disponer del buen Simón y sus ideas apoteósicas, el sentenciado quiso darse un buen banquete en el Hotel Francés, en donde quizás unos mariscos pasados lo intoxicaron y esa misma noche gracias a la casualidad, paso a mejor vida aquel visionario empresario y celebridad de talla mundial. El cocinero del hotel jamás se imaginó que hubiera podido haber sido millonario por un trabajito que hizo gratis y sin intención.

Y en el descanso del partido, la Condesa prefirió que saliera Yadira, 'La Alondra de Aragca', sin canto y sin bailarines, tan solo para darles una condecoración y un diploma a los dirigentes de la FIFA que de antemano ya sabían quien iba a ser el campeón.

-----------

Relatos aparentemente Relacionados

Aragca Tiene Talento (Santillana)

El Dios de los Rostros (Espejo)

La fuente de la eterna juventud (Marusa)

Clase IV (Ishii)

Alma de Kripton (Anémona)

Cuarto de Hotel (Hotel Francés

La Gran Gala (Hotel Francés)

Magalenos (Marusa)



Podoballetofobia - El miedo irracional a los pies de las bailarinas

Cuando despertó, la zapatilla todavía estaba allí

 


—¿Todavía te exige que te disfraces de gitana? —pregunto Silvia

—Todavía —dijo Tina con aire de resignación —Sé que el Rey de Aragca ha ordenado que para tener intimidad los hombres deben vestirse de payaso y las mujeres de bailarina, pero Jack le tiene terror a los pies del ballet.

—Pues tu marido se pasa de pervertido —recalco Silvia.

Luego de esta amena conversación, Tina se despidió de su amiga un tanto entre incómoda y herida. Mientras iba caminando, se preguntaba: ¿Por qué sería precisamente ella la única mujer a la que no le toco un marido normal? Hoy mismo pondría fin a las fechorías de Jack. Se iba a vestir de bailarina. Podía imaginarse como lo perseguiría  alrededor de toda la casa, luego al alcanzarlo le amarraría las manos con las zapatillas de ballet para que se le pusiera roja toda la piel, se inflamaría y perdería el aliento, cuando cayera al piso convulsionando le pondría los pies en la cara y le enterraría los deditos por la nariz y la boca, hasta que la cabeza le estallara o le diera un paro cardiaco a ese miserable podoballetofobo.

Estaba feliz pensando todo esto, cuando de pronto sintió en la espalda que un objeto frío y duro le oprimía las costillas.

— Queda arrestada bajo los graves cargos de conducta indecorosa y faltas a la moral. Hemos recibido noticia de que usted no está cumpliendo los decretos del Rey. Serán 10 años de prisión entre una mazmorra turca —dijo mecánica y fríamente la detective Ada Scully.

Mientras tanto, Silvia contaba 30 monedas de plata

-----

Relatos Relacionados:

La Gran Gala

Doctor Ayahuaska

Cuarto de Hotel

La leyenda del padre y del hijo

Aragca

Relatos similares:

Plan de ataque

Reencuentro

Magalenos





Doctor Ayahuasca



En uno de los muchos centros comerciales que hay en la Capital, está ubicado un prestigioso consultorio en donde se dan consejos de psicología y parapsicología. En la puerta se puede leer claramente: "Dr. Ayahuasca. Místico".

La mística es una de las profesiones más practicadas y difundidas en Aragca, en un centro comercial regular puede haber dos o tres de estos consultorios siempre inundados de una nada despreciable clientela.

Una mujer bastante joven acude a los servicios profesionales del doctor, ha tomado varias precauciones para mantenerse de incógnito y no ser reconocida: usa gafas con lentes oscuros y una pañoleta para ocultar los cabellos de profundo color negro. Va elegantemente vestida con minifalda y medias de nilón, a pesar de lo discreto que es su atuendo se percibe que debe ser una mujer de una gran belleza y tono atlético.

— Por favor tome asiento — le indica el doctor con su usual tono de voz tranquilo, lleno de paz y amor por toda creatura viviente.

— Gracias — contesta la dama que está tratando de orientarse mientras evalúa el entorno del lugar.

— ¿Qué es lo peor que has hecho? — interrogo de repente el doctor.

— No se lo voy a decir — responde rápidamente la misteriosa dama — pero le voy a contar aquello que más me aterra, lo peor que me puede pasar.

—Siendo así, creo que lo mejor es que se acomode en aquel sofá que tengo al fondo de mi despacho de ese modo podemos conducir con mayor desenvoltura la sesión de hoy, para ello necesitaríamos que usted masque tres pepitas de una planta muy famosa entre los chamanes de la selva.

La mujer comienza a masticar las pepitas mientras toma posesión con toda su humanidad del elegante y cómodo sofá, no pasan más de cinco segundos y parece que se siente incómoda, debido a que ha comenzado a experimentar los efectos de una fuerte alucinación.

— Cuénteme, ¿qué está viendo? — dice el doctor, mientras opera los controles de un aparato electrónico a fin de registrar en video todo aquello que se diga en la sesión. 

— Estoy en una especie de quirófano — dice con una voz algo angustiada la dama — me rodean varias personas, no les puedo ver las caras porque usan cascos de motocicleta, visten como militares, uno de ellos saca un cuchillo que tiene la empuñadura adornada con los símbolos del zodiaco, se nota esta muy afilado y lo pone cerca a mi cara. Yo no puedo moverme, estoy atada a la camilla, intento zafarme en vano.

El hombre me dice al oído: "No eres digna de tener los hijos de Carbonell"

Luego pone el cuchillo en mi bajo vientre y comienza a abrirme despiadadamente, continúa operándome y me amputa el útero, yo estoy gritando. El hombre del cuchillo levanta mi útero para que yo lo pueda ver, estaba embarazada, ahora el hombre comienza a seccionar el útero y puedo ver a mi bebe, indefenso. El hombre toma el feto y hace un gesto como si quisiera comérselo. En ese preciso momento entra el detective Carbonell por el techo del lugar, viene armado y en cuestión de segundos neutraliza y elimina a todos mis enemigos, recoge a nuestro hijito, lo vuelve a meter en el útero y hábilmente lo coloca en mi vientre, cierra la piel y ni cicatriz queda. Mi héroe me ha rescatado a mí y mi niño, me desata y yo lo abrazo y lo beso apasionadamente.

En este punto de la sesión el doctor se acerca a la mujer y le hace oler un algodón empapado en alcohol, para romper el trance.

La mujer despierta, se siente algo mareada y muy agitada

— Usted ha experimentado un fuerte orgasmo, por eso tuve que detener la sesión — indica el doctor y continúa diciendo de manera solemne: su caso es grave aunque podemos tratarlo, mi recomendación es que estas sesiones deben tomarse dos veces al mes por un periodo de tres años a fin de que podamos darle un diagnóstico profesional y acertado.

—Lo que usted diga doctor, todo lo que se pueda hacer por mis hijos es poco —responde la misteriosa dama.

--------

Relatos Relacionados

Yo visite la Realidad Ultima

Plan de ataque

Creditos imagen:

Freepik.es



Headscarf and sunglasses