Instantes Infinitos

Primer Acto

Unos viajeros espaciales acaban de descender en una remota Luna olvidada de la mano de los Dioses, para cubrir una emergencia en su averiada nave, lo hacen sabiendo que aquella Luna orbita un Planeta Prohibido, y ya verán el porqué...

El heroico Capitán, su primer oficial (que es de otra especie), Patterson y el piloto navegante están perfectamente vestidos para explorar un mundo sin oxígeno, con escasa gravedad y siendo la Luna de un Gigante Gaseoso con hermosos anillos, el ambiente imperante es de un venenoso color amarillo, un entorno pútrido.

Han llegado a esa Luna no solo porque allí se encuentran todos los minerales  necesarios para poner en perfecto funcionamiento su maltrecha nave, sino porque los ha atraído una misteriosa música.

A lo lejos ven una mujer tocando como poseída por una Legión de demonios lo que parece a primera vista un piano muy estilizado y moderno.

— ¡Un Clavinet! Anuncia Patterson, que es persona bastante aguda

— Pero la música es el sonido de un .... ¿Clavicémbalo? — dice con cierta duda el piloto navegante.

El Capitán que se conoce todos los trucos hace gesto de proceder con cautela, se acercan despacio a la mujer que está interpretando las 17 Sonatas de Domenico Scarlatti

La dama es bellísima, y al notarlos interrumpe su música y les sonríe amablemente, casi como si fueran viejos conocidos.

(pueden escuchar aquí el hipnótico sonido que atrajo a estos pobres desventurados)


Segundo Acto

Cada uno de los desdichados cae bajo el poder hipnótico de la dama, y cada uno percibe una ilusión diferente:

El Capitán de repente se encuentra en un parque, junto a su esposa e hijitos, todos le sonríen, la escena es de pura felicidad

Patterson que es soltero ve como si estuviera en un bar en donde hay varías bellas hembras esperando a ser abordadas por un galán, él se acerca a la mesa de una rubia que fuma y sin ser invitado se sienta con total aplomo y comienza a hablarle animadamente a su "objetivo" para una noche de locura romántica

El Navegante que es bastante atlético esta sintiendo vividamente que está participando en una competencia que le demanda prácticamente bastante energía, fuerza y plasticidad si quiere ganar

El Primer Oficial es más difícil de manipular mentalmente para la Clavicembalista, su fisiología es diferente, tiene la mente más entrenada que los otros tres, aun así logra ser engañado y siente de repente que está flotando en el espacio vacío, ve como poco a poco se aleja de la superficie de la luna. 

Todos cuatro siguen escuchando la bella música, la dama los contempla, desde su punto de vista, están todos petrificados, viendo y viviendo  una realidad que solo existe en sus confundidas mentes.

El Capitán de repente ve un sujeto extraño que viene armado y quiere agredir a su familia, él rápidamente reacciona saca su pistola láser y dispara al intruso

Al mismo tiempo, Patterson ve como la Rubia a la que está cortejando se transforma en una horrenda y hostil creatura, al igual que el Capitán sin dudarlo agarra su pistola y dispara para vaporizar al engendro.

El navegante siente la presión de la competencia, tiene que triunfar a toda costa, siente que va a perder, no puede controlarse y en su ira dispara el arma letal contra el rival que parece va a ganarle en la justa deportiva

El Primer Oficial, que no esta del todo hipnotizado y se encuentra a medias entre la realidad y la fantasía alcanza a percibir como en un ensueño la escena, en la realidad los tripulantes están apuntándose entre ellos mismos, El Primer Oficial, sabe que tiene que hacer algo, sabe también que la mujer es la causante de ello, por tanto sin saber como y en un esfuerzo desesperado apunta su arma hacia la dama y dispara.

Todos cuatro, caen al mismo tiempo, cada uno era el blanco de otro de sus compañeros de aventuras, sin saberlo habían entrado en una subyugación mental imposible de escapar.

Estas lunas lejanas son colonias penales y han sido destinadas para alojar a los seres más peligrosos de la galaxia, por ello ha sido explícitamente prohibido acercase a ese Gigante Gaseoso, que en el horizonte de la estéril luna ha presenciado indiferente la masacre.

La Mujer ha estado esperando ese instante por quizás siglos, esperando pacientemente que algunos incautos aparecieran como la mosca a la araña. Se acerca a uno de los cuerpos sin vida y usando un aparato de comunicaciones dice algo y en pocos segundos ella y su piano son tele transportados al interior de la nave de donde provenían los otros 4 desafortunados.



----

Nota: Este relato es parte de una serie de historias similares, no es necesario leerlas todas, ya que cada parte es independiente de la otra e incluso puede contener ciertas divergencias, casi como si cada cuento diera una perspectiva diferente de aquello que está ocurriendo, pero es más divertido si se leen en el siguiente orden:


Una Tarde en Mimas

Treckhius

Una deuda por cobrar

Todas son UNA


Hoy salí a la calle


y todas las mujeres eran Zaida

A Doña Teresa, la Panadera, le dije alegremente:

¡Hola, Zaida!

A Vivianita, la hija del cartero, la saludé de este modo:

¡Hola, Zaida!

Todas las mujeres se me hicieron una sola hoy

¡Todas eran Zaida!

Hasta que de repente, ...



... Zaida en persona apareció

Quede mudo. No pude articular palabra alguna

No la salude

Pero ella me sonrió

y todo el universo se convirtió en

Zaida


--

credito imagen "Rari Rari" por ParumPara

Deudas por cobrar



Mientras se escuchaba en la lejanía la música de un clavicémbalo, la bellísima Zaida recorría lentamente los pasillos de la nave Enterprihus, le había tomado pocas horas para ahorcar a todos y cada uno de los tripulantes.

Llevaba en una mano la cabeza arrancada del mecánico en Jefe, el Señor Scothius

Imitando intencionalmente de forma torpe la voz de los tripulantes Zaida se dirigió a la cabeza y le dijo en tonillo burlesco:

"Transpórtenos a Mimas, Señor Scothius"

Y luego contestándose ella misma imito grotescamente al desafortunado jefe de mecánicos:

"A sus órdenes Capitán"

Cuando termino de decir eso Zaida comenzó a reír a carcajadas y lanzo con desprecio al otro lado del pasillo la cabeza que llevaba en las manos

Al llegar al puente de mando, se acercó a la computadora y le pregunto, con la voz del Capitán Kirhius, en perfecta entonación :

— ¿Computadora, en donde estamos?

— Estamos abandonando la órbita de Saturno — contesto una voz metálica y 
sintética.

— Computadora, cambie curso hacia La Tierra, a toda maquina —ordeno Zaida

Y luego agrego en tono bajo  con su propia y melodiosa voz:

Tengo una deuda pendiente por cobrar 

En ese mismo instante los sistemas de seguridad de la Enterprhius iniciarón los protocolos de autodestrucción de la nave. Una luz roja intermitente se encendió a lo largo y ancho de la nave mientras sonaba una ruidosa sirena anunciando peligro y emergencia.

— Te quedan 10 segundos querida — anuncio enfáticamente en tono cínico y calmado la siniestra voz metálica de la HAL-9000

Continuará




Relato participante reto Continuara del Tintero de Oro

Treckhius





Los Treckhius son una raza de navegantes espaciales que se las arreglan inexplicablemente de un modo u otro para tener angustiantes aventuras semana a semana.

Aquí debo precisar que los Treckhius son bastante diferente a los humanos yo diría que su parecido sería más bien como el de algún tipo de gusano como unas Tenias Intestinales y que no hablan ninguno de nuestros idiomas, de hecho no hablan, y tampoco llaman a nuestros planetas con los nombres usuales, pero para claridad de los relatos me he tomado el paciente trabajo de servir de traductor e interprete.

Un día en camino por este Sistema Solar, haciendo ruta entre Plutón y Júpiter, por cosas del caprichoso Dios Azar (que vive cerca de Urano), un meteorito rebelde les golpeo en mala parte la nave en la que viajaba el Capitán Kirhius junto con su heroica tripulación.

— Señor Scothius, Informe — dijo el Capitán Kirhius

— Capitán el meteorito nos averió los motores, tenemos una fuga de Tondranio, no vamos a poder llegar a la estación de aprovisionamiento en Júpiter, la computadora de a bordo indica que hay una fuente grande de Tondranio en una de las lunas de Saturno, la que llaman Mimas

— ¿Saturno?, ¿No es este el planeta prohibido?, los informes de la Federación indican que no debemos acercarnos bajo ningún motivo a ese lugar.

— Capitán, si no encontramos una fuente de Tondranio en 3 horas la nave explotara con todos nosotros aquí adentro, no tenemos alternativa.

— Muy bien. Señor Zulhius, en rumbo hacia Mimas — Ordeno secamente el Capitán Kirhius a su piloto navegante

Pasaron un par de horas de furiosa travesía cuando por fin pudieron ver en la lejanía un diminuto punto de luz, era Mimas.

— Capitán la computadora registra algo muy extraño en la superficie de esa luna - indico el primer oficial Spukhis, que no era de la misma especie de los Treckhius, sino este parecía más bien algo así como un cruce entre un Trilobite con un Rottweiler bien bravo

— ¿En que consiste la anomalía Señor Spukhis? — Interrogo el Heroico Capitán Kirhius

— Capitán escuchamos una música proviniendo de Mimas — Informo pacientemente el Señor Spukhis

— ¿Música? Eso es imposible, necesito que la computadora ejecute una exploración detallada de la luna, necesitamos encontrar de donde proviene esa música.

— Capitán la computadora indica que la luna está habitada, hay claramente señal de que hay al menos un ser humano y que la música proviene del cráter Herschel — dijo sin siquiera mover un solo músculo de la cara el Señor Spukhis

— Eso es imposible Señor Spukhis, ningún ser humano habita fuera de La Tierra, lo más que ellos han logrado es haber ido ya hace más de medio siglo a su propio satélite y desde ese día jamás ser humano a puesto un pie en otro planeta o luna.

Luego de haber dicho eso, todos los Treckhius de abordo, soltaron una risa burlona similar a aquella que nosotros mismos podríamos lanzar cuando vemos a un grupo de simios encerrados en un zoológico.

— Señor Scothius, prepare el teletransportador, vamos a descender en Mimas, en un grupo conformado por el Señor Zulhius, el Señor Spukhis, Patterson y Yo. Envíenos directamente al centro del Cráter Herschel



Algunos minutos despues los integrantes del equipo de exploración se reunieron en el cuarto de Tele transportacion y el Señor Scothius opero con habilidad y maestría los controles del transportador y los envió a la superficie de Mimas.

Cuando descendieron en Mimas pudieron ver a lo lejos a unos 100 metros una hermosa mujer, vestida de blanco, casi como una presencia fantasmagórica e hipnótica, tocando lo que parecía un piano, movidos por la curiosidad se acercaron poco a poco, cuando ya estaban a unos cuantos metros, la mujer interrumpió la música, levanto la cara y les sonrió.

— Necesito ir a La Tierra —dijo como dándoles ordenes, la presencia espectral

— Sin mediar palabra alguna entre ellos, los tripulantes de la Enterprihus sacaron instintivamente sus pistolas laser y dispararon a matar.

— Sin conmoverse, la mujer vio como caían los cuerpos de los intrusos, se dirigió hacia los restos  carbonizados del Capitán Kirhius, le quito el intercomunicador e imitando perfectamente la voz de mando del Capitán, dijo:

"Señor Scothius, hubo un accidente, prepare el transportador, Vamos rumbo a la Tierra, tengo una deuda que cobrar".


--

creditos imagen Hacker0 por Pascal de Jong en DevianArt

Reseña de Libros: El Adax Corda

Aunque en este blog lo usual es publicar cuentos y relatos, voy a hacer el experimento de hacer la Reseña de un libro que precisamente nunca he leído. O mejor dicho quiero decir que si he leído a pedazos la obra y mucho de lo que he leído no lo he entendido o lo he entendido bastante mal. 


El Adax Corda es una de esas obras que no parece dejar un criterio único en los lectores, a veces se forman debates con bandos portando irreconciliables diferencias a veces bien contradictorias entre ellas. Este libro se dice que fue escrito por Rafa, seguidor de Pasoche, el llamado Coloso Espiritual de Aragca.

Muy poco se sabe de Rafa, parece fue alguien de cuna Noble, quizás de entre algunos de los Condes o Duques afiliados a la Casa de los Valier, lo que si se sabe es que alrededor de 1865, Don Pedro de Hernández dueño de la única imprenta en la ciudad de Caledonia saco la primera edición del Libro y desde esos días se ha continuado editando y traduciendo muchísimas versiones del Adax Corda.

El libro en su interior contiene básicamente los dichos y enseñanzas de Pasoche, algunos relatos de los Origenes del pueblo Nathcaz y un apendice con los Hechos de Pasoche en Aragca. La mayoría de los "Dichos" están consignados en el formato Maestro-Alumno, tambien contiene Poemas, Canciones y Discursos acerca de como llevar vidas buenas.


En cuanto a los "Origenes", se podría hacer un paralelo con la Biblia Judía, aunque los relatos no son equivalentes ya que no hay descripciones o alusiones a Dioses en el Adax Corda, si existen relatos que podrían considerarse de algún modo parte de la Mitología o Legendario del pueblo Nathcaz.

Por ejemplo los Nathcaz no tienen la figura de Paraiso Perdido, simplemente lo que seria el "Génesis" equivaldría a la aparición de los Once Primeros Jefes de las Tribus antiguas (Los Once son parejas de hombres y mujeres), quienes son los fundadores de todos los pueblos que luego serian parte de la "federación" Natchaz, allí es curioso que se describe a una Serpiente que Enamoro a uno de estos primeros Once, pero sin consecuencias de Caídas Cósmicas o castigo divino, simplemente relatan que la Serpiente se llevo a una de las  Matriarcas al bosque y esta volvió feliz y embarazada, dando así lugar a las razas de alfareros, magos y artistas.


No es un libro que uno lea y comprenda en la primera leída y a veces pareciera que cada que uno lo lee le encuentra algo nuevo, eso dependiendo también de la versión que uno tenga al frente cuanto más moderna es, más se aleja de lo que quizo decir el buen Pasoche.


Articulos Relacionados:

Pasoche

Poemas del Adax Corda

Los Colosos Espirituales

Los Valier


Creditos:

Imagen GIF pertenece a la artista Nadia Khuzina, MFA

Las otras imagenes son de la wikipedia


Una tarde en Mimas

 

Tuvimos que intervenir rápidamente: Zaida se había vuelto loca y quería ser recordada como

"La Clavicembalista de la Muerte"

Se había imaginado como una especie de vengadora serial,  la hermosa dama encantaría a sus victimas mientras ejecutaba sensualmente las notas del instrumento, creando melodías hipnóticas como un preludio a la estrangulación de su amante en turno utilizando alguna cuerda arrancada del bastidor, lo cual producía que una de las teclas no tuviera sonido alguno.

Nos dijo que si Heydrich fue El Violinista de la Muerte, ella lo seria otro tanto pero a su propio estilo.

Nosotros no podíamos dejar que un acto tan aberrante y canalla fuera asociado al noble instrumento, tuvimos que apresarla y dejarla encerrada en una de la Lunas mas alejadas de Saturno, sola y desamparada, en donde no pudiera hacer daño alguno a la humanidad y claro SIN el clavicémbalo, al que reparamos pronto y con cuidadosa diligencia.

(Nota: Como no somos gente cruel al menos le dejamos un Clavinet que es mas adecuado para el arte que ella practica)