Final feliz (alternativa 001)

 


Mariana o mejor la Detective Blanca, casi que podía recordar con claridad su primera semana de trabajo en la Gran Oficina central de Policía. Había pasado más de un lustro, pero sin embargo aun en su mente estaban vivos varios de los recuerdos de aquellos días, fue en esa misma época en la que el ahora Comisionado en Jefe Carbonell y otros colegas habían resuelto el famoso caso de la muerte de los tres jueces de un Reality. 

La captura ocurrió en algún lugar de Aragca, más de cinco años atrás. Ese día su perro no quiso salir con él a caminar por el bosque, solían salir en las tardes, entraban a un parque o zona verde en la ciudad y caminaban a paso lento por algunos senderos en donde podían disfrutar de la vegetación y la tranquilidad de un oasis urbano, ese día, cuando salió del parque para entrar de nuevo en la ciudad escucho una voz que le dijo secamente "Quieto en nombre de la Ley". Había un pelotón o piquete de al menos 15 policías vestidos con trajes antimotines, escudos y armados literalmente hasta los dientes esperando a que saliera del bosque.

Ni alcanzo a reaccionar, simplemente sintió como manos hábiles lo sometían y maniataban, pero alcanzo a decir: "¿Que ocurre?, soy tan solo un autor de bitácoras virtuales que juega ajedrez en línea".

Fue cuando se escuchó una voz, que decía: "Lo hemos encontrado, este es el asesino, acaba de confesarlo"

La imagen de la policía arrestando al peligroso sicópata le dio la vuelta al mundo, los mejores hombres y mujeres de la Policía de Aragca, utilizando todos los recursos tecnológicos y metodológicos posibles habían dado con el misterioso personaje responsable del sonado crimen.

Allí mismo, en el sitio de captura Mariana Blanca vio como una de las detectives saco un hierro al rojo vivo, similar al usado para marcar a las vacas y se lo puso en la cara al criminal, que es un procedimiento usual en Aragca para identificar a los pillos más notables del país.

El olor a carne quemada casi hace vomitar a Mariana, pero se contuvo porque la detective Ada Skully se le acercó y le dijo: "Hoy te paso a ti el bastón de mando" y le entrego en su mano el hierro de marcar a la gente mala.

Con ese gesto simbólico de transmisión del poder Mariana comenzó a gozar de cierta notoriedad en el escalafón policial, sabia pues que tenía ahora en sus manos una gran responsabilidad y que seria a partir de ese momento el centro de atención.

Por sus heroicas acciones la carrera del Inspector Carbonell comenzó un meteórico ascenso en cargos y prestigio, llegando a ser nombrado Comisionado en Jefe, y con opción a ser alcalde de la ciudad.

La detective Ada Skully recibió una oferta de trabajo por parte del conglomerado empresarial  "Industrias Ishii" para ocuparse de algunos proyectos ultra secretos con un salario astronómico, se rumoraba que estaría a cargo del manejo del sistema de inteligencia artificial de la unidad 731 conocido como 'Fat-Boy'.

En cuanto a Mariana, ella también tuvo una carrera de excelencia al interior de las fuerzas policiales, era tan buena en su oficio de capturar criminales que se ganó el apodo de "La Barracuda", ya que no había víctima que no pudiera capturar, se estaba convirtiendo en leyenda a su vez, además era la esposa del Comisionado, ¿que más se le podía pedir a la vida?

Cuentos relacionados: