El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha



Tengo una lista larga de libros a leer, y me refiero a libros, LIBROS, de papel, reales. Durante la segunda parte del 2023 logré despachar varios títulos: 


El misterio de la cripta embrujada (2022)

El quinto Sello (2022)

A Confederacy of Dunces (2023)

A Game of Thrones (2023)

Paycheck (2023) Philip K. Dick

Dictionary of the Khazars (2023)

Legion of the Damned (2023) Sven Hassel

L.A. The Forgotten continent (2023)

Mossad (2023)


Pero ahora viene lo bueno, de acuerdo a mi lista de pendientes aparece todo un reto:


Don Quijote Ed. RAE (*)


Que es un libro bastante gordito y supongo aplazara por muchos meses las lecturas de libros algo más flacos, la lista completa de lo que me falta y quizás me tome 1 o 2 años más (sin contar el 2024, que será para el Quijote)


Dune (?)

1984 (?)

Sherlock Holmes (?)

Nightmare Alley (?)

A Clash of Kings (?) GOT

Harry Potter and the Philosopher's Stone (?)

A Feast for Crows (?) GOT

A Storm of Swords (?) GOT

The pillars of the Earth (?) Ken Follet

The World Treasury of Science Fiction (?)

Hiden Realms (?)

Alternate History (?)

The Silva Mind Control (?)

Shakespeare I (?)

New Legends of Fiction (?)

El libro de buen amor (?)

La celestina (?)

Novelas de Maria Zayas (?)

The last wish (?)

Best fiction 2011 (?)

Debo confesar que hice trampa, en realidad tenía que leer DUNE, que no es cualquier "perita en dulce", pero me urge leerme el Quijote, primero porque ya intente una leída en mi juventud que la hice con un ejemplar quizás propiedad de alguno de mis hermanos más viejos, tal vez adquirido para tarea escolar. El ejemplar era una ruina: estaba descuadernado, la humedad y los gorgojos le habían hecho estragos y los hilos que lo mantenían unido comenzaron a desintegrarse cuando me puse a leerlo. No llegue muy lejos en mi intento y la lectura del Quijote se aplazó miles de veces, pero debido a que durante el 2023 comencé a escribir "en serio", se me ocurrió la idea de que podía ser un mejor escritor si enriquecía más mi vocabulario y léxico, y no hay mejor maestro que Cervantes (o Cerbantes) para llevarme con su mano por los recónditos parajes y caminos menos transitados de nuestro idioma. 

También es cierto que tengo un troyano a confesar con esto: Para lanzarme en mi aventura hacia los siglos cervantinos, se me ocurrió vía Amazon comprar una edición del Quijote que me pareció la más recomendable: La edición de la RAE (2005) que conmemora el IV Centenario de publicación, que es un libro cuidadosamente editado. Y es tan bonito el libro que supuse que al manipularlo podría maltratarlo bastante, así que no me atreví a leerlo, sino que opte por una solución más sabia: Guardar el libro y tenerlo bien cuidado, y decidí comprar otro Quijote pero en edición económica. De ese modo no me dará pesar usar y abusar el ejemplar que es la edición de Florencio Sevilla del 2015.

Usualmente, yo no hago reseñas, ni comento mis lecturas, pero con el Quijote hago excepción porque considero que marcaría un hito en mi vida literaria e incluso diría yo en todo aspecto posible de mi existencia. Además es época de propósitos y resúmenes, entonces iniciaría el nuevo año ya con una tarea bien definida.

Por lo menos comparto con Cervantes el amor al humor y pienso que mi lectura podría equivaler a una gesta quijotesca, una especie de misión que me hará alucinar y a la vez hará enriquecer mis propios mundos imaginarios.

Tan es así mi estimación por leer el Quijote que ya me he ido preparando, vi en YouTube algunos episodios de TVE la cadena española que produjo algunos capítulos (y que parece sin más ni más dejaron de producirlo quedando inconcluso el proyecto) y algunas otras películas antiguas dedicadas al Quijote (y de paso me vi algunas obras de teatro de Lope de Vega.... total ya estaba yo inmerso en la labor del siglo de oro) y me puse a investigar un poco el tema de Avellaneda (que es otro libro que pondré en la lista, no sería “malo” o condenable leer su versión, que no la encuentro en papel, pero sí la tengo en PDF), así como también me he visto varios documentales de la época y los análisis de Jesus G. Maestro (que es el único canal de YouTube con el que siento que no estoy perdiendo el tiempo)

Cabe anotar que debido a que la mayoría de los libros los compre por impulso o porque supuse me ayudarían a inspirarme un poco con mis historias, pero que finalmente impactan el bolsillo, entonces me he hecho el propósito de NO comprar nada más hasta no haberlos leído TODOS los que me faltan de tapa a tapa. Y allí entonces aplazo otro proyecto que tengo en mente en lecturas: Teóricamente, solo tengo el primer tomo de DUNE, el primero de The Witcher y el primero de Harry Potter. Pero la idea es adquirir las series completas, pero eso será un proyecto a quizás un lustro. (Eso sin contar mis otras aficiones en lecturas como adquirir una Biblia Septuaginta editada en griego y/o una Tanaj en hebreo .... pero es otra historia que se dará en el futuro, como tambíen conquistar las 14 novelas de Sven Hassel). Supongo aquí se cumple el adagio popular que dice que un lector es un escritor en secreto.



===

Reseña en youtube de la edición RAE 2005 (video que me animó a comprar mi ejemplar, pero me hace doler los oídos el acento del caballero)

Conferencia cervantina de Florencio Sevilla Arroyo

Geopolítica de Aragca



Muchas veces al narrar las historias de Aragca he detectado que algunos lectores se encuentran entusiasmados con los textos, pero manifiestan estar un poco perdidos acerca del contexto general de Aragca y creo que la culpa es mía: Sin darme cuenta, nunca había yo compartido exactamente una herramienta importante que ayudaría a comprender de manera óptima el Mundo Aragquense.

Es por eso que esta vez quiero acompañar el texto con algo de Geopolítica, compartiendo un mapa completo del mundo que rodea a aquel original Reino. Por motivos de espacio ahorré en los nombres, ya que hice la anotación de "Bolívar" y "S. Martin", cuando en realidad deben entenderse que formalmente estos territorios se conocen más bien, agregándoles al principio el vocablo “Tierras”, siendo de este modo en donde dice Bolívar debe entenderse como "Tierras de Bolívar" y en donde dice "Washington" debe entenderse como "Tierras de Washington". En cuanto al Brasil, formalmente se le denomina "Portugueses del Brasil", pero otra vez reitero debido al corto espacio que hay en el mapa opte por los "nombres cortos".

Una segunda advertencia es que el planisferio no contiene el mapa de Países del mundo (con excepción de Aragca y un par mas de naciones como Taipei y Mossad) sino más bien de regiones enteras, por ejemplo: La zona "Soviet" debe estar compuesta por al menos 15 repúblicas diferentes, igualmente ocurre con el mapa de los Vándalos y la Indochina y muchos otros que por extensión no voy a incluir aquí, pero creo que el lector ya comprende el punto.

Caso especial es el Mossad, esta es una república que en términos generales ha sido aliada con Aragca desde su fundación: Recordemos que 1947 varias potencias del mundo incluido Aragca crearon el país (ya los príncipes de Aragca habían intentado en 1874 hacer la creación), y con el correr de las décadas ambos países se han ayudado y colaborado bastante uno con el otro: Notorio es el capítulo cuando el Duque Valier dono a los Mossadies una arma conocida como "El SuperCañon" que es una aventura que más adelante pienso detallarle a los lectores del blog.

Ahora bien, muchos de estos países que están en el mapa pueden ser enemigos jurados de Aragca, o algunos son aliados de papel que de vez en cuando conspiran para desestabilizar el orden del Reino, son pues “amigos” de Araca la mayor parte de las "Tierras de Washington", "Las Tierras de San Martin" y buena parte de los "Vándalos".

La zona de Junglas del Afrika contiene cierto mixto de países neutrales, algunos aliados y varios enemigos, ahora bien con la gente del desierto mayormente hay problema con Aragca, así mismo el bloque Soviético no ha sido amigable en modo alguno, siendo estos el motivo de que Aragca cuente con varias agencias de espías que velan por la seguridad y estabilidad del territorio, agencias en donde fueron formados los protagonistas de mis relatos.

Rebelión



El otro día me senté en una banca del parque en donde también había una pareja algo extraña, ella se veía como una joven mujer quizás de 1.60, rubia y bien proporcionada, el caballero no lo detalle bien, pero creo era un poco más pequeño que la dama y no parecía ser una persona agradable a la vista, fui indiscreto y me puse a escuchar lo que conversaban en voz baja.

— Veo que sigues rindiéndole culto a una advenediza — dijo la rubia con tono un tanto alterado

— ¿Qué dices? Parece que estás celosa

— Para sentir celos hay que estar enamorada de alguien y yo no lo estoy de ti, Sapito

— Si es así no veo a qué tanto reclamo de tu parte, además ella SI es una dama, la gente la adora

— La tal Escualor no es más que una cualquiera, una mujerzuela sin nombre real; sin embargo, te veo postrado ante los deseos de esa mujer, se ve que te domina con un dedo

— Sí, sí. Estás celosa y no quieres admitirlo, a ver dime ¿de dónde sacas todos esos disparates? 

— Ya me di cuenta que la hiciste portada de tu blog

— Lo que dices es injusto, tú también has sido muchas veces la portada del blog.

— ¿Injusto? JA. Mira quien habla. A esa mujer siempre la pones bella y con ropa elegante, en cambio, a mí me retratas con rostro de muerta o como un espectro horrendo. Además yo soy mucho más bonita y tengo más clase.

— Es cierto, ambas son muy bellas, pero todo el mundo sabe que eres mi favorita

— Eres un descarado. A esa ya casi le escribiste un libro y estás por hacerle otro más, y a mí ni un poema corto me dedicas

— No del todo cierto, querida, apenas termine el libro de ella, sabes que terminaré el tuyo también

— Permíteme que lo dude, si ya hace rato que no escribes, la pereza te gana

— Vuelves a ser injusta conmigo, lo que ocurrió es que gaste bastante energía escribiendo los últimos capítulos, ¡quede extenuado!, pero prometo que voy a darle fin a las historias que llevo para así dedicarme tiempo completo a ti

— ¿Qué te falta para finalizar lo de La Escualor, qué vendrá ahora?

— Sí, tengo pensado varias cosas entretenidas, quizás me tome un par de años desarrollarlas y así ya me dedicaría todo lo que me quede de vida a hacerte bellas composiciones

— No es suficiente para mí, saca a esa mujer de tu vida, en un par de fines de semana, si te lo propusieras podrías escribir lo que te falta.

— Bueno, escribir no es como soplar y hacer botellas. Voy a paso lento, pero quizás tengas razón, me ha faltado más ganas de continuar. Sin embargo, heme aquí, te hice un retrato en donde te ves bonita, míralo aquí en mi teléfono.

— Está bien, puedes publicarlo.



Vil Valier




Vil Valier está reconocido como uno de los más grandes gobernantes de Aragca, entre sus logros y victorias se cuenta la defensa del Reino cuando ocurrieron las invasiones de Francia y Holanda así como la solución final al problema de los portugueses del Brasil.

Muy poco se sabe de la vida íntima o personal de esta figura histórica, pero quizás el matiz más destacado que se ha hecho notar no solo por cronistas e historiadores sino por el público en general es el aura de misterio que rodeo al monarca.

Se rumoreaba en sus días que Vil Valier era un Mago.

Pero no cualquier mago, sino uno bastante poderoso, lo particular en este caso es que no hay entre los ancestros de Vil algún otro familiar que haya sido practicante de artes negras o blancas, ni siquiera se hace mención a que haya tenido tutores del mundo esotérico u ocultista. Ni siquiera cuando murió se encontró entre sus efectos personales algún objeto encantado o pociones o libro de hechizos, únicamente tenía como favoritos tres libros: Una Biblia Gutenberg, El Libro de Santillana y el Adax Corda.

Los analistas de estos temas coinciden en que Valier no recibió instrucción alguna en asuntos mágicos, sino que obtuvo su poder por la posesión de un objeto sagrado.

Hay quienes dicen que sus poderes provenían precisamente del Castillo en donde residía, pero esta versión ha sido negada, ya que la Mansión de los Valier aún existe y nunca otro gobernante tuvo la misma aura de misterio y esoterismo de Vil Valier.

Es por eso que al morir sus cortesanos y familiares tomaron vestidos, anillos, cabellos, etc., para guardarlos como reliquias, de hecho el saqueo disimulado en busca de bolas de cristal, calaveras, calderos o pasadizos secretos fue constante incluso varios siglos después de la muerte del gran mago.

Hay quienes dicen que sus poderes mágicos venían de su interior, era un mago innato.

Algunos aventuran a decir que Vil Valier fue una encarnación de algún ser sobrenatural, de hecho ya ha pasado otras veces en diferentes países un suceso similar.

Simplemente el origen de su magia es tan misteriosa como el uso y efectos que ella tuvo, a saber Vil Valier en vida siempre fue un gobernante muy querido y estimado por la población, el territorio se triplicó gracias a las exploraciones y empresas de los Valier en Aragca. Hubo muchísima prosperidad mientras él fue el Rey.

Se ha perdido PARA SIEMPRE el legado mágico de Valier. Parece que así fue, ya que tampoco estableció una academia, ni tuvo aprendices, ni trato alguno con otros magos.

Se puede decir que su caso fue simplemente una anomalía inexplicable, quizás un desbalance entre las fuerzas del bien y del mal.

Bueno todo eso es lo que oficialmente cuentan los historiadores, pero he estado investigando un poco entre los círculos esotéricos y la historia es un poco distinta a la de la 'corriente oficial’.

Se sabe que el Adax Corda de Valier fue escrito directamente por Rafa y que SI había entre los cortesanos de Vil algunos otros personajes del mundillo de la magia, por ejemplo tuvo por consejero durante sus últimos 666 días a un enigmático hombre que entraba en colera si su nombre era mal pronunciado y del cual se decía que tenía grandes talentos mágicos, claro esta vivió en Aragca hábilmente oculto bajo otra identidad y fisonomía.

Entre los círculos esotéricos se dice que Vil Valier NUNCA murió, simplemente fingió su vejez y muerte para poder ya libre de los deberes que impone ser un Rey, el poder dedicarse a llevar una vida de hechicero a tiempo completo.

¿Entonces quién está enterrado en la tumba de Vil Valier?

Este interrogante y otros similares me llevaron quizás por casualidad a conocer a un antiguo miembro de la misteriosa sociedad secreta "Los Caballeros de Santillana", al que llamaré Aurifer.

Aurifer es un hombre de al menos unos 45 a 50 años, no es ni Viejo ni joven, fue esta persona la que más datos sobre Vil Valier me proporciono, incluso cuando le dije si podía publicar esto en mi blog, él respondió que SI, que ya es tiempo de que el mundo sepa algunas verdades ocultas.

Según alias Aurifer, Vil Valier tenía el poder de replicarse, es decir no existió un solo Vil Valier, sino muchos, en especial se recuerda al interior de la Orden que hubo al menos 3 dobles de Vil gobernando al mismo tiempo.

Quizás por ello de allí se desprende el dicho popular de que 'Los Valier están en todas partes’.

Con curiosidad pregunté a Aurifer si aun hoy en día había alguien capaz de duplicarse a sí mismo, y me dijo que Vil Valier considero bastante peligroso el crear dobles, porque básicamente un doble de uno es un ser humano independiente del original, con sus propios deseos, virtudes y defectos.

¿Qué pasa si uno crea un doble y este se vuelva malo?

Crear dobles según parece dejaba exhausto al copista, y después era posible tener crisis de identidad, es decir el mismo original podía refundirse entre las copias y luego hasta se comenzaba a pensar que uno mismo era una copia, y además existe el problema de que una copia continuara duplicándose a sí misma. Es por eso que Valier cuando hacia sus clones les daba una duración de vida muy corta a lo sumo unos cuantos días, para evitar problemas, y de hecho dice Aurifer parece que fue un mito esto de la duplicación, ya que si Valier sabía de los múltiples y graves problemas que acarreaba tener dobles quizás por sabia prudencia se abstuvo de hacerlo, pero Aurifer sostiene que es bien posible que Valier al menos SI intento hacerse con al menos una o dos copias de sí mismo.

¿Qué otros poderes y habilidades tenía?, pregunté ingenuamente.

Bueno — dijo Aurifer y continuo ilustrándome — se requerirían muchos libros para indicar lo que a través de la magia lograba Valier, entre ellos estaba el de poder alterar los eventos de la realidad en el propio favor con meramente desearlo. También los secretos de la vida como son: la inmortalidad, el animar material inerte, resucitar muertos e incluso el viaje por el tiempo, así como el viaje a cualquier lugar del Universo o es más entre sus poderes estaba viajar a cualquier Universo de los muchos que existen. Su Majestad, Vil Valier, podía viajar a diferentes dimensiones, naturales o sobrenaturales, reales o ficticias, era un ser sin límites.

Si era Inmortal, entonces ¿cómo es que la Historia dice que envejeció y murió? Aurifer simplemente sonrió al escucharme preguntar eso.

---

Nota: Este relato fue escrito en lengua araquense ya hace varios años, (ver original), lo traduje al castellano, con la ayuda del chat-gpt, pero no me gusto debido a que le metió elementos woke al relato, así que tuve que contratar a un especialista en ambos idiomas para hacer una traducción fiel al espíritu original del relato, usando pues un tercer lenguaje híbrido y amalgamado al que llamaremos "El Aragllano", que es una manera de conciliar las grafías y modos de Aragca con el público de habla castellana. 

Para saber más del Maestro de Vil Valier, pueden leer la Historia del Mago "Winsor" en el blog la Burbuja Literaria de J.C


Relato participante en 

Concurso de relatos 39ª Ed. Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling

Brifoles

Hace bastante tiempo que no les narro apartes de la historia de Aragca debido a que en general son relatos muy tristes y deprimentes, pero en razón de que ya junte lo más que pude el material en un solo tomo y lo autopubliqué, pues, todo ello me alienta a continuar creando nuevos capítulos de aquel maravilloso país, como siempre basado en eventos reales y de cierto modo reflejados en el espíritu de mis personajes tomándome libertades artísticas y atribuciones que no son del caso.  



En aquellos días oscuros, hace ya varias décadas, denominados por los historiadores como la época CREG, nombre dado al consejo las tribus indígenas comandadas por TupacLongo, caudillo de los Amaru, ocurrió la prematura y repentina muerte de su Majestad el Rey Ricardo II, y quedo como único heredero, a la tierna edad de 3 años, su pequeño hijo, el Príncipe Ricardo III, dadas estas complicadas  circunstancias, se escogió como Regente y Protector del Reino a la Duquesa de Gloucester.

El primer acto oficial que se le ocurrió a la Duquesa fue mostrar en las redes sociales al tierno príncipe cultivando algunas plantas en la huerta real. Todos en Aragca nos enamoramos de aquel pequeñuelo porque mostraba con total espontaneidad como la tierra nos daba sus frutos y más aún cuando dijo:  "vean la huerta, nos da papas y 'brifoles' ". Lo que siguió fue un efecto de bola de nieve inesperado, todos en el reino dejamos de hablar de frijoles y decíamos 'brifoles' para recuperar la ternura de aquel momento. Éramos felices.

Durante esa misma época fue cuando la Duquesa anuncio al pueblo que el lema del Reino de ahora en adelante seria "Aragca  una gran Huerta para Todos" y sin más emitió las leyes de la Reforma Agraria.

Fue en ese preciso momento que TupacLongo organizo a todos los clanes indígenas bajo una sola causa: "Recuperar las Tierras Ancestrales". Su primer acto fue armar con picas, palas, azadones y fusiles AK-47 a todo hombre y mujer capaz de usarlos, y pasaba de finca en finca invadiendo las tierras y expulsando a sus propietarios diciéndoles: "Esta tierra es nuestra herencia. Vuelvan a Europa, aquí no los queremos".  Si el propietario ofrecía alguna resistencia, pues se armaba una trifulca y por la misma dinámica del conflicto aparecían ahorcados, cuando menos, los 'ilegítimos' dueños de esas propiedades.

Las masacres de TupacLongo se hicieron tan frecuentes, de extrema crueldad y sevicia, que incluso comenzaron a ser notadas por la prensa capitalina, que usualmente solo nos daba noticias del entretenimiento acerca del ultimo Reality y los usuales consejos de maquillaje para ellos y ellas. En alguna esquina de esos pasquines mal escritos dejaban notar al lector que en los confines más lejanos del Reino había invasiones de Tierras, haciendo énfasis en que la CREG avanzaba y parecía indetenible.



Los primeros en quejarse fueron los Ganaderos, que hicieron un pliego de peticiones a la Duquesa informándole todas las atrocidades que cometía la CREG, pero la Dama hizo un gesto de desdén y les repitió: "Aragca es una Huerta para Todos, compartamos la tierra con los hermanos Indígenas y comamos brifoles".

Paso el tiempo y TupacLongo se hacía más y más poderoso, prácticamente había conquistado medio país, por lo menos el campo ya era suyo. Sus hordas de salvajes arrasaban por doquier. Millones de personas fueron masacradas de los modos más atroces posibles. Públicamente, vía redes sociales anuncio que iría a recuperar la tierra ancestral en la cual se habían construido nuestras ciudades.

TupacLongo se hizo tan poderoso que apareció retratado con todas las celebridades, el Papa le dio Audiencia, y encontró que el caballero era alguien digno de las más altas y apetecibles virtudes. La ONU le otorgo premios y los filósofos lo tomaban de modelo y todos amaban la causa de TupacLongo: "El retorno a la vida Ancestral". Varios cineastas hicieron películas sobre su vida y recibieron los más altos galardones.

Los pocos Ganaderos que aún quedaban vivos volvieron a convocar a la Duquesa, le pidieron ayuda, pero esta dijo que los ejércitos y policía de Aragca no eran instituciones de muerte sino de paz ecológica, lo más que se podía hacer sería dialogar con la CREG, apenas TupacLongo volviera de su gira por Europa, en donde ahora había recibido cuantiosas sumas de dinero para "poder recuperar las voces ancestrales" y el Nobel de Paz bajo el brazo izquierdo.

Aquellos  que trataban de oponerse al avance de la revolución ancestral eran tildados de mentirosos, de asesinos, de despojadores,  rápidamente eran acallados, se les confiscaban las tierras, el patrimonio pasaba al Estado y socialmente eran condenados. Muchos terminaron en cárceles, la mayoría en campos de exterminio y los menos afortunados en los manicomios de la Doctora Ishii.



Finalmente, TupacLongo resulto imparable, sus tropas ya habían llegado a la capital. Era como si el gobierno mismo hubiera querido que aquello pasara. La CREG entro al palacio, capturo al Principe Ricardo III y en frente de las cámaras procedieron a sacrificar a la creatura: Le prendieron fuego. El video se hizo viral y se escuchaba al fondo las risas de burla diciéndole al pedazo de carbón en llamas: "Coman muchos Brifoles Ho Ho".

Lo siguiente que ocurrió fue un discurso de TupacLongo proclamando como Reina absoluta de Aragca a la Duquesa de Gloucester. Con el glorioso  título de Protectora de los Ancestros, que luego por decreto fue agregado al escudo de Aragca y al de varias casas de nobles de la más alta alcurnia.

Epílogo. Todo esto que les narro son básicamente mis recuerdos de aquellos tenebrosos días, puede que ustedes hayan escuchado de modo diferente estos hechos, incluso que sus abuelos o padres les hayan narrado el episodio al revés o lo que es peor: que lo hayan leído en los libros de historia que escribió el gobierno. Son tiempos confusos. Lo cierto es que en este momento me estoy comiendo un delicioso plato de grillos y gusanos de maíz. Ya la carne de vaca, nadie come, porque la Duquesa de Gloucester y sus seguidores demostraron científicamente que la dieta cárnica producía vejez, deterioraba el cuerpo y llevaba a la insanidad mental, era muy mala para el planeta. Algunos años después se descubrió que los 'brifoles' producían cáncer y también quedaron prohibidos. Ahora todas las tierras de Aragca pertenecen directamente a la Corona.

Creditos imágenes: ATI

Madre



— ¿Has estado alguna vez en "El Desierto"?

— Nunca, mi amor, ¿me vas a invitar algún día?

— Puede ser. Dime más o menos, ¿qué sabes del lugar?

— Pues lo que se ve en la tele, algunas revistas y libros viejos, que es el hogar de una civilización antigua, convertida en atracción turística

— Eso mismo es la ciudad de Teux-Pichu es el centro de atracción del Desierto, en donde al revés de los demás sitios similares del mundo, Teux-Pichu no es una ruina, sino que es una ciudad que muestra todo el esplendor de una cultura milenaria. 

— Cierto por lo que he visto las pirámides y otras edificaciones parece como si hubieran sido construidas ayer, todas bien pintadas, muy bien conservadas

— Bueno, no exactamente ayer, pero sí alrededor de 1940 terminaron de hacerse.

— ¿1940?, querrás decir 1490

— No querida, Teux-Pichu comenzó a construirse como en 1910 y termino alrededor de 1940, solo que como el mundo en esos días se enfrascó en tremendas guerras mundiales, aquí en Aragca unos mafiosos muy listos construyeron de cero la ciudad y como en el extranjero estaban tan entretenidos en esos días en sacarse los intestinos por la boca de todas las maneras conocidas, el hecho paso desapercibido. Se creó el mito de que era una ciudad antigua que había estado bajo las arenas por milenios.

— No conocía esa parte, parece como sacada de un libro de conspiracionistas, pero pensándolo bien es posible. ¿Y los Indios?, no me digas que tampoco son auténticos.

— Son tan auténticos como la realeza que gobierna este país. Los indígenas son los hijos de los inmigrantes polacos, libios, jázaros, chinos, ugandeses, árabes, etc., que fueron llegando a Aragca por oleadas más o menos después de 1800, atraídos por el oro y riquezas fabulosas que hay en este país tan prospero y desarrollado.

— Tiene sentido, sé que en el desierto hay unas tres o cuatro ciudades, además de Teux-Pichu que son metrópolis que compiten en belleza e infraestructura con otras ciudades de desierto en el mundo.

— Eso mismo, hay torres fabulosas más altas que rascacielos en varias de ellas. 

— Pues bien, ya con esa breve introducción y dándome un tanto de contexto, ahora si vayamos al grano, ¿qué te dijo "Madre"?

— Hacamenejoy me llevo a la tienda de Madre, en donde ella tenía que ejecutar el "Ritual de las Arenas" a fin de contarme los eventos sucedidos a los 3 jueces del reality.

— ¿Cómo fue el ritual?

— En tiempos antiguos, esos rituales mágicos del desierto requerían que en la tienda de la bruja se metiera un caballo macho virgen, al cual de un solo tajo se le cortaba la cabeza para que chorreara sangre en una pira de fuego y así los espíritus de las sombras atraídos por el olor venían a revelar los sueños de los mortales.

— ¿A cuál cabeza te refieres?

— A esa misma que estás pensando.

— Pobre animalito. ¿Entonces te bañaron en sangre de jamelgo?

— Pues no, porque en el desierto de Aragca no hay caballos, no hay ningún animal grande. Fue un inmigrante de Damasco que en el siglo XIX trajo camellos de una sola joroba. Y más o menos después de 1980 los libios vinieron y trajeron camellos de dos. Pero el camello no sangra como el caballo. No tiene las mismas cualidades mágicas, según Madre.

— ¿Entonces hubo o no hubo ritual? 

— Claro que hubo, sin sangre de caballo, pero lo hubo.

— No entiendo NADA a este punto.

— A ver para empezar, Madre es una mujer notablemente joven o de apariencia joven, si la vieras le pondrías 25, no más de 30 años.

— No me jodas, Carbonell.

— Déjame contar. Estaba yo en la tienda cuando entro Madre semidesnuda fumando un tabaco y cantando "uhjaja uhjaja", mientras bailaba, sonaban unos cascabeles que llevaba en los tobillos.

— ¿Qué parte tenía desnuda?

— El pectoral que tenía puesto era de oro e incrustado con diamantes, esmeraldas y otras gemas.

— Comienzo a pensar que sigues tomándome del pelo. ¿Crees que soy tonta o qué?

— ¿puedes tomar esto profesionalmente por una única vez?

— Puedo. Pero que quede anotado que ahora comprendo porque lo nuestro no marcha como debe ser

— Continuemos. Entonces, Madre entro marchando y dijo como si estuviera poseída por siete demonios: "Garañón, preparate para conocer el mundo de los Sueños"

— ¡Anagnórisis Carbonell!, más vale que lo que me vas a decir a continuación sea de verdad útil en el caso de los Jueces, porque de lo contrario habrá un nuevo crimen a investigar, uno pasional.



Anterior: El desierto

Los Grandes Maestros Hablan

El Zahir


La sociedad Coloquios de Royaumont decide hacer reunión extraordinaria, pues dos universos (y quizás tres o más) han chocado — dijo Amelia, que a sus escasos 13 años podía poner cara seria y solemne, como lo ameritaba la ocasión.

Como siempre, la sesión iniciaba con una pregunta: 

"¿Qué es lo peor que has hecho?"

— No se los voy a contar — respondió Camilo — pero les voy a narrar lo más extraño que me ha ocurrido, lo más inquietante.

— ¿Es esta una reunión de Los coloquios de Royaumont o de la Chowder Society? — reclamó Amelia

— En realidad es ambas cosas y ninguna de ellas — aseveró Arturo que se había mantenido en silencio todo el tiempo —dejemos que Camilo se explique sin interrumpirlo.

Gracias Arturo — respondió con gesto de agradecimiento Camilo y haciendo una mirada picara a Amelia — como saben, he comenzado a escribir algunas historias, pero desde hace días estaba completamente bloqueado. Recordé que un amigo de papá, había sido escribidor, ya saben este que cuenta las historias de los detectives de Aragca. Y decidí ir a visitarlo y contarle mi problema. El caballero me escucho pacientemente y me dijo:

"Te daré un objeto que puede ayudarte, es una especie de amuleto que uso cuando tengo estos problemas, es un Tintero de Oro, que en otra época y lugar fue llamado 'El Zahir' pero en esos días tuvo forma de tigre."

 Agarre el objeto que aunque no era más grande que mi puño cerrado, si note que era denso y pesado, lo mire con cuidado y tenía una leyenda grabada:

«pídeme un deseo y lo verás por escrito»

y con letra diminuta casi imperceptible pude leer algo perturbador:

«pero todo tiene un precio»

Dude un poco, pero el hombre me dijo: "ábrelo y mira su interior".

Efectivamente, desenrosque la tapa del Tintero de Oro y mire a su interior, de repente todo mi campo de visión fue un túnel que me arrastraba, al final del túnel vi una luz.

Y la luz me llamaba y dijo “Ven”

Por alguna razón sentí paz, deje que la luz me absorbiera por completo y la atravesé, fue cuando note que había alguien, un viviente de cuatro cabezas: Al frente era como la de Sven Hassel, la de la izquierda era la de Borges, a la derecha la de Peter Straub y la trasera era como la de Asimov.

Las cuatro cabezas hablaban al tiempo, les pregunté quienes eran, pero ellos respondieron, "te llevaremos ante el Único, el más grande, bebe de su copa y podrás vomitar letras"

En ese momento el viviente de cuatro cabezas se arrodilló ante la Presencia del Único al que llamaron, Gran Jázaro, El Khazar antiguo, en varios idiomas, puede escuchar que decían muy claro en serbio (idioma que no hablo) Milorad Pavić.

El Gran Jázaro me dijo:  "somos tus musas, sigue nuestros pasos y nunca nos olvides, toma nuestra copa de vino, no bebas de ella, sino más bien lávate las manos con su contenido. Y así tus dedos podrán domar cualquier letra de cualquier alfabeto, hazlas tus amantes y siempre tendrás textos para entretenerte".

En ese momento El Gran Jázaro y el viviente de cuatro cabezas se hicieron UNO solo y comenzó a opacarse, a perderse, sin darme cuenta estaba yo de nuevo en el túnel.

El escribidor chasqueó sus dedos y dijo: "No cuentes a nadie que viste dentro del Tintero de Oro, tu deber es escribirlo tan pronto como puedas"

Miré mi reloj y solo habían pasado cinco segundos, aunque a mi parecer estuve siglos encerrado en el misterioso talismán.

Dominus vobiscum, VadeReto, Camilo, ¡que historia nos traes! —dijo Amelia — de seguro el escribidor te hizo oler ayahuasca.

Y todos soltaron la risa con la ocurrencia de la chica.

— ¿Me pregunto que cosas verá el caballero cuando se sumerge en el místico Tintero de Oro? — inquirió Arturo

— Pues tocara leerlo para saberlo, no hay más remedio —sentenció Camilo con gesto intranquilo —porque conociéndolo, creo que es capaz de usar el Tintero de Oro como arma homicida.

— Un momento Hermanito, quiero que me dejes examinar ese tintero mágico —indicó súbitamente Amelia. 

Camilo le paso el extraño objeto y la chica comenzó a revisarlo minusiosamente.

—Dinos Camilito, de por casualidad ¿ya escribiste lo que viste, tal cual como te lo sugirieron? —volvió a intervenir la chica poniendo cara de inquietud. 

—La verdad, no. Acabo de venir de la casa del escribidor, el relato pienso escribirlo cuando sienta presión y urgencia —replico jovialmente Camilo, con cara de franca inocencia.

¿Alguien más siente que algo no está bien? Pues estos contratos son serios, aun cumpliendo las reglas, los poderes místicos siempre esconden peligro — agregó Arturo.

Los demás miembros asintieron, pero antes de que pudieran tomar una decisión sobre qué hacer, el tintero comenzó a temblar violentamente.

Emitió un zumbido discordante y se abrió de par en par, revelando un remolino de oscuridad que emanaba de su interior.

De la negrura emergió una figura sombría y de aspecto hostil. 

Era Zaida, la hermana severa de las Euménides. Su rostro estaba cubierto de cicatrices y tenía un ojo vacío y frío como la muerte.

Los miembros de la sociedad retrocedieron aterrorizados, pero Zaida avanzó hacia Camilo y lo miró con desdén. 

"Has despertado algo que no deberías haber tocado, muchacho", gruñó con voz ronca. 

"El Tintero de Oro es un portal a Mimas, una luna que debería haber permanecido sellada para siempre".

Camilo intentó retroceder, pero sus pies parecían estar pegados al suelo. Zaida alargó una mano huesuda y tocó la frente de Camilo. En ese momento, el joven comenzó a transformarse lentamente. Su piel se volvió pálida como la cera, y sus ojos se llenaron de una mirada de vidriosa desesperación.

Los demás miembros de la sociedad intentaron intervenir, pero Zaida los detuvo con un gesto. "El precio debe ser pagado", murmuró. "Y tú, Camilo, eres la moneda de cambio. Tu alma estára atrapada en un mundo oscuro y retorcido, en donde yo podré alimentarme de tus angustias por toda la eternidad"




Indice de la sociedad Royaumont.

El Desierto



 — Ya te conté todo lo que paso con la gente de industrias Ishii, ahora es tu turno de hablarme de lo que paso en el desierto — demandó la Detective Ada Esculi al Inspector Carbonell

— Muy bien, pero para precisar un poco el asunto no se trata del desierto de Aragca que es un área gigantesca, concretamente lo que te voy a contar ocurrió en la Reserva Indígena de los indios  Nathcaz-Tekas 

— Querrás decir Tecas con 'c', pero en fin, no tiene importancia cuál letra uses. La Reserva como tal es una extensión de al menos 300.000 km cuadrados, mucho más grande que varios países europeos.

— Exactamente. Ahora bien, si me lo permites y no me interrumpes indicándome como debo o no debo pronunciar, déjame empezar por el principio.

— Soy toda oídos, mi querido Inspector, dale con el relato

— Luego de que dejé en un lugar seguro a Cluzo y su ayudante, me disponía a contactarte aquí en la ciudad. Ese día tuve que pasar la noche en un Hotel Francés que encontré cerca de la autopista 731. Más o menos como a las 10 pm recibí una llamada de recepción. Alguien preguntaba por mí. Me pareció intrigante, así que pase al vestíbulo del hotel y allí estaba esperándome Hacamenejoy mi amigo del desierto, fue una sorpresa grata.

— Qué raro, ¿cómo hizo para localizarte?, ni yo sabía de tu paradero en ese mismo momento

— Así es, fue también la pregunta lógica que se me ocurrió, le dije: "¿Amigo Hacamenejoy, qué sorpresa más inusual, cómo hiciste para localizarme?"

— Inspector, preferiría no hablar del tema aquí en el Hotel, si es posible es mejor que salgamos y demos un paseo por los alrededores.

Me pareció un consejo sano y necesario, así que decidimos dar una caminata fuera del Hotel. Cuando nos alejamos lo suficiente, Hacamenejoy me miro con gesto grave:

— Nos enteramos con tristeza de tu muerte. Fue muy doloroso para la tribu saber que un amigo tan querido había muerto en circunstancias tan absurdas como misteriosas. Cuando mi padre y hermanos decidieron hacer unos bailes funerarios en tu honor, Madre torció los ojos y dijo: "¡Carbonell, Vive!", fue una gran noticia, y luego Madre dijo como en trance: "Hijo, Carbonell va a estar en el Hotel Francés de la carretera 731, ve a buscarlo y tráelo aquí". Lo que Madre dijo paso hace unos tres días.

— Lo que dices es imposible, ni yo mismo sabia que me iba a hospedar en este hotel; sin embargo, contra toda evidencia estás aquí.

— Madre es una lectora de sueños. Ella viajó en el mundo de las sombras y supo que vivías y que venías a este lugar.

— ¿Lectora de sueños? ¿A qué te refieres?

— En el Adax Corda, Pasoche revela que en el pasado habían sacerdotisas que podían entrar a los sueños de otras personas y ver lo que la persona que dormía estaba experimentando. Podían ir a cualquier sueño soñado en el pasado, el presente o el futuro. Es un arte olvidado, pero Madre aún conserva el conocimiento ancestral, ella puede como un sapo entrar y salir de esta realidad y sumergirse en el mundo de las sombras. Es un arte que solo lo pueden practicar las mujeres de mi tribu. Sin embargo, desde que murió la Abuela y sus hermanas, hoy solo Madre puede leer sueños.

— Todo lo que dices es realmente interesante; sin embargo, asuntos muy graves me esperan en la capital, apenas yo resuelva los problemas del caso actual que estoy siguiendo, prometo ir y charlar con Madre durante todo el tiempo que ella quiera.

— Esa es precisamente la urgencia por la cual estoy aquí, antes de cualquier cosa debes acompañarme, Madre tiene la solución final a tus problemas o al menos parte de la solución. Si no lo haces ahora mismo, se perderá para siempre la posibilidad de que resuelvas con éxito este caso de los Jueces del Reality.

— ¿A qué te refieres con eso?

— Madre sabe exactamente como murieron los 3 Jueces, ella viajó en el mundo de las sombras y pudo presenciar lo que ocurrió aquel día, pero solo te lo puede revelar a ti en persona, haciendo el "Ritual de las Arenas".

— Vaya, querido, que historia más fantástica me estás contando, no te creo ni una sola palabra, pero de todos modos me gustaría escuchar lo que te dijo la persona a la que llamas "Madre". — dijo Ada torciendo ella misma los ojos en gesto de burla y un tanto enojada.

— Sabes que no miento, ni te estoy inventando una historia, porque aún no escuchas lo más interesante, que es lo que me dijo Madre.

— Ok, continua entonces.

— Muy bien, nena, mejor siéntate y agárrate de donde puedas, porque lo que voy a narrar es complementamente absurdo.

-continuará-

Anterior: Josefina

Indice completo de Sueños de detective





Josefina




— Ahora que ya todo el equipo de los ONCE está a salvo y ha retornado a sus refugios donde estarán seguros, hay una cosa que me quedó sonando y que no has contado del todo bien: este asunto de la cita que tuviste con la gente de Industrias Ishii — confesó el Inspector Carbonell.

— No fue con la gente de ellos, fue solo con la persona que me indicaste, la que te dejó una tarjeta con su nombre, lugar y hora de la cita — corrigió la detective Ada Esculi.

— Sí, recuerdo todo eso. El día de la bomba, una mujer me entregó esa tarjeta, luego tuve que ayudar a Cluzo y Puaro para que pudieran recuperarse con la asistencia del Doctor Moureau, mientras tú ibas a mi cita con Ishii como reemplazo, porque en la práctica yo había muerto durante la explosión.

— Y fue allí cuando conociste a esa chica que parece estar muy enamorada de ti.

— La Doctora Polidori.

— Esa misma.

— Gracias a ella y sus aparatos tecnológicos, tus amigos están vivitos y coleando.

— Y tú quedaste maravillado con su tecnología.

— Bueno, admito que tiene bastantes aparatos y artilugios muy extraños, pero que han sido bien utilizados en nuestro favor. Incluso me dijo que tiene un Cronoscopio, pero que realmente no va a utilizarlo para ayudarnos a resolver el caso.

— ¿Cronoscopio? No me gusta la idea, porque si lo piensas con cuidado, somos dos detectives de casos “normales”, que ya son bien complejos y difíciles de resolver. Usar esos aparatos de ciencia ficción nos empezaría a convertir en otra clase de agentes, que no quiero explorar como opción de vida.

— Puede que tengas razón, aunque te niegas a la posibilidad de usar esa tecnología, si usas frecuentemente potentes alucinógenos.

— Sabes que por muchos motivos, como el entrenamiento para llevar este estilo de vida, y en sí mismo, el día a día de esta profesión, me ha dejado profundas huellas, no solo físicas, sino mentales y hasta espirituales. Sí, es cierto, he tenido que recurrir a esas terapias porque estaba desesperada.

— Creo que deberías dejar eso y ensayar otra manera de sanar.

— No lo sé, no soy médico, aunque siento que más bien últimamente he desarrollado cierta resistencia a los tratamientos del Dr. Ayahuasca. Ha tenido que aumentar la dosis.

— Ok, dejemos eso por el momento sin tocar, no nos desviemos y nárrame brevemente lo que ocurrió en tu encuentro con la Dra. Josefina Mengele, Jefe de Forenses en Industrias Ishii.

— De acuerdo, te voy a contar la historia, pero solo si me prometes que a cambio tú también deberías enterarme de lo que ocurrió en el Desierto.

— Suena justo. Trato hecho, te escucho.

— Bueno, estuve bien puntual para la cita en el edificio de Industrias Ishii, que es superlujoso y moderno, todo un rascacielos. El ascensor tardó siglos en llevarme al piso en donde me citó Mengele, que en sí es el último piso. Apenas abrió la puerta el dichoso ascensor, me dirigí a la recepcionista, me identifiqué como miembro de la policía y pregunté por la Doctora.

La chica contactó a una persona mediante el conmutador y me solicitó que esperara sentada en una salita que tienen en el recibidor. Al poco rato llegó un joven muy caballeroso, obviamente alguien de seguridad, porque andaba con un walkie talkie. Preguntó por mí y me indicó que lo siguiera.

El caballero me llevó a unas escaleras, las subimos y quedamos exactamente en la azotea de ese edificio, en donde había un helicóptero esperando para mí. Me indicó que subiera. Apenas entré al aparato, este despegó. Vi como mi guía se quedó en la azotea usando su walkie talkie y retornando por la puerta por la cual habíamos entrado. Quedé a solas con el piloto, pero no pude hablar nada con esa persona debido al ruido y a que llevaba un casco. Supuse que sería inútil cualquier intento de comunicación. El helicóptero me llevó a una bodega no muy lejos del edificio principal, allí aterrizamos. Había una limusina esperando a mi llegada, el piloto me indicó apenas con el dedo señalando que me cambiara a ese otro transporte. Apenas puse los pies en tierra, el helicóptero despegó inmediatamente.

Subí a la limusina y allí estaba la Dra. Mengele, sentada en el minibar, como si fuera una Reina en su Trono desde donde juzga a vivos y muertos. Otro de los hombres del equipo de seguridad de Mengele cerró la puerta desde afuera. Así que quedamos solo ella y yo en el interior. La limusina se puso en marcha recorriendo las calles de la ciudad.

— Detective Esculi, es un placer recibirla. Estábamos esperando al Inspector Carbonell para esta cita, pero dadas las circunstancias, supongo que es usted la mejor persona a la cual nos podemos dirigir — me dijo la Dra. Mengele con una sonrisa enigmática.

— Cierto, ese es el estilo de Josefina. ¿Y qué más ocurrió?

Bueno, la miré de arriba a abajo, y confieso que no parece una Doctora Forense, sino que me da más la sensación de que estaba frente a una súper celebridad de Hollywood, aunque más bella y elegante. Devolví cortésmente el saludo y quedé a la espera de lo que pudiera indicarme mi anfitriona.

— Como podrá darse cuenta — me dijo la Doctora celebridad — están ocurriendo eventos muy extraños y siniestros en torno al caso de los Jueces del Reality. Yo solo quería hablar con el Inspector Carbonell para advertirle de que usara extrema cautela en todo esto, pero asumo que ha sido tarde. Sin embargo, estoy a tiempo, al menos para darle la misma alerta acerca de este caso, que no es lo que parece.

— ¿Conoce la identidad del asesino o pistas para dar con él?

— Desafortunadamente, desconozco esa información. Si la tuviera no dudaría en compartirla con las autoridades, pero lo que sí sé es el motivo por el cual fue asesinado Simón de Santillana.

— ¿Y cuál es ese motivo?

— ¿Sabe una cosa?, Detective Esculi, en la vida a veces es mejor no saber ciertos detalles. Cuantos menos misterios conozcamos, más simple es la vida. Santillana quería jugar con algo que iba más allá de la capacidad humana. Quería poder a cualquier costo.

— El poder ha sido siempre el motor de Aragca.

— El poder político o monetario, sí. Pero estamos hablando de otra clase de poder que quería Santillana para sí mismo.

— ¿Cuál es ese poder?

— Poder místico.

— ¿Místico?

— Exactamente. Mi consejo es que ustedes comiencen a buscar ayuda. Me refiero que armen un equipo de gente familiarizada con diferentes aspectos de la realidad que nos rodea.

— Nuestro equipo Policial es muy competente, de clase mundial.

— Detective, parece que hemos llegado a su destino, no puedo revelarle más por el día de hoy, ya que le pondría en peligro. Solo puedo dar un nombre:

ALMA

Me escupió ese nombre, como de mala gana, mientras ella se servía un vaso de vino y prendía un cigarrillo, e hizo un gesto de total indiferencia como si yo no estuviera allí presente. La limusina se detuvo de nuevo en la bodega, en donde había otro helicóptero esperando, que me llevó de nuevo al Edificio de Industrias Ishii. Allí aplicaron el mismo protocolo de guardias de seguridad, pero al revés, salí del edificio y de allí regresé a mis tareas cotidianas.

— ¿Quién es Alma? — farfulló Carbonell.

— Ni Fat-Boy lo sabe.

Anterior : El cuarto del pánico (3/3) y La casa de seguridad

Indice completo: Sueños de detective

El cuarto del pánico (3/3)

Anteriores: El cuarto del pánico (1/3) (2/3)



—¿Qué es el Perfingirus Mycelium? — inquirió Carbonell.

—¿Cuáles cultos extraños? — espetó Ada, hablando al mismo tiempo que Carbonell.

—No es secreto que varios nobles de Aragca son aficionados a frecuentar sociedades secretas, como los de la Liga de Henares o Los Caballeros de Tenerife, y otras muchas más. Debe haber al menos unas 20 logias conocidas aquí, nada más en la Fortaleza, y quizás un centenar en toda Aragca — detalló Roncalli.

—Y algunos de estos cultos tienen por objetivo honrar deidades prohibidas. Creen que obtienen servicios y favores de entidades cósmicas que existían en el Caos primigenio. Y es cierto lo que se indica de la Fortaleza, para no ir más lejos, fíjense en la decoración de este mismo cuarto, en donde estamos rodeados de pinturas y esculturas pasochistas, paulinistas o zaidistas. Prácticamente todo el arte de este cuarto apunta a algo religioso y misterico — remarcó Hacamenejoy.

—El Perfingirus Mycelium es un hongo inofensivo, aunque muy difícil de encontrar en estado natural y casi imposible de cultivar domesticado. Sin embargo, es posible hacer un bálsamo alucinógeno muy potente mezclándolo con ciertos ingredientes que yo mismo desconozco — se apresuró a contestar el Doctor Ayahuasca.

—¿Cómo trabaja el hongo? — dijo con curiosidad Ada.

—Al entrar en contacto con la piel, el bálsamo entra en el torrente sanguíneo y tarda al menos 8 horas en hacer efecto. Pasado ese tiempo, produce parálisis y alucinaciones similares a las pesadillas — respondió el Dr.

—Es lo que se conoce entre la gente del desierto como 'El Reto del Jaguar', de donde es nativo el hongo. Los ancestros lo usaban para hacer ritos de iniciación a los cazadores. De ese modo, se entrenaba a los bravos guerreros para superar el miedo a cualquier obstáculo. Era un hongo sagrado hasta el día en que lo conoció ‘la gente termita’, que es el nombre que damos a los que invadieron estas tierras hace unos cuantos siglos — continuó Hacamenejoy.

—Una cosa es cierta, quien se ha expuesto continuamente a estos alucinógenos ancestrales como las pepas de ayahuasca va adquiriendo cierta resistencia a los efectos del hongo. Se sabe de casos estudiados por la academia de individuos completamente invulnerables a los efectos del Perfingirus Mycelium.

—Bueno, todo eso está muy bien y se entiende, pero ¿cómo se relaciona lo uno con lo otro? — interrogó Amelia.

—¿Quieres decir cómo se relaciona la ayahuasca con el bálsamo de hongo? — intervino Carbonell.

—No. Me refiero a cómo va lo del hongo con los cultos secretos.

—Esa sería una pregunta para el Fat-Boy. Si logramos establecer a quiénes frecuenta el Conde, tal vez podamos tener una lista de sospechosos a investigar — replicó Carbonell.

—Lista que sería útil si y solo si el Conde está relacionado con la muerte de los jueces del reality, porque a nadie se puede acusar de asistir a un culto por muy extraño que nos parezca — sentenció Boris.

—Pues a falta de pan, buenas son arepas. No tenemos algo mejor para seguir — puntualizó Ada haciendo gesto de fastidio.

—Creo que puedo ayudar en este sentido, puedo ya mismo aplicarle un sucedáneo de glucosa para reparar al Fat-Boy y tenerlo listo para responder preguntas durante días enteros si así se quiere — dijo la Dra. Polidori mostrando lo que parecía un pulverizador conteniendo una muestra de perfume — un par de rociadas a la cara y lo tendremos mejor que nuevo.

La doctora conectó un cable a la oreja izquierda del Fat-boy y otro a la derecha; uno serviría para la entrada de datos y el otro para la salida. Según ella, eso sería una mejora a las tiras de papel perforado. Esculi tan solo tuvo que abrir desde su portátil una ventana para enviar preguntas y otra para recibir respuesta. La doctora le roció un par de veces la cara y el chico comenzó a enviar datos sin parar.

Ada leyó en voz alta toda esa avalancha de datos, diciendo:

"El Fat-Boy reporta que los asociados del Conde son la famosa Bandita del Circo, liderada por Madame Marusa. Otros miembros conocidos son el Ventriloquista, 3 Payasos más, una chica de nombre Alma y Tina la Bailarina. Se desconoce el paradero de Angus, el hombre fuerte, antiguo asociado a ese grupo siniestro. Sin embargo, resalta que la banda puede estar recibiendo apoyo financiero y logístico de Nobles e incluso potentes grupos financieros, en especial Industrias Ishii."

— Hemos interrogado a algunos miembros de esa banda criminal, son gente rara, ya en más de una ocasión hemos chocado en el pasado con algunos de ellos — puntualizó Carbonell.

— Creo que más peligrosa que Marusa, es la madre de Marusa — sugirió Hacamenejoy.

— Si mi memoria no me falla, se le conoce como ‘la gran dama de mimas’, ella es la encargada de hacer hechizos y rituales oscuros, se rumora que debe tener al menos unos 500 años de edad — intervino Roncalli.

— ¿Gente de 500 años? — interrogó Amelia, casi torciendo los ojos con gesto claro de disgusto y algo de ironía.

— Según parece puede hacer un ritual que la mantiene joven — replicó Hacamenejoy.

— Eso es imposible — enfatizó Amelia, tratando de no perder terreno.

— No del todo, yo también tengo por aquí un frasquito que puede hacer rejuvenecer con algunas aplicaciones — precisó la Doctora Polidori.

— Vaya, estás llena de sorpresas, Doctora — dijo Carbonell, movido por la curiosidad — ¿qué otras cosillas útiles tienes?

— Ahora estoy trabajando en un potente afrodisíaco, mi querido Inspector.

— Me encantaría probarlo — anunciaron al tiempo Carbonell y Boris.

— Bueno, no dispongo de mucho, pero sí podría hacer una demostración gratis del poder de dicha maravilla — contestó la Doctora con aire jovial, mientras hacía gesto de cerrar los párpados con clara intención de coquetería.

— Un momento caballeros, estamos resolviendo un crimen aquí. Ya tenemos un potencial sospechoso y sus cómplices, faltaría darles una visita a todos ellos — aseveró Ada haciendo un gesto serio e incluso rudo.

— Bueno, me he adelantado un tanto a la situación — proclamó Boris — la detective Doris ya ha infiltrado las actividades de dicha organización de criminales, apenas restablezcamos contacto, ella podrá darnos noticias frescas acerca de esos individuos.

— Muy bien — intervino Carbonell — ha sido de bastante provecho esta reunión de notables. Ada y yo vamos a decidir exactamente qué curso de acción vamos a seguir de aquí en adelante. Me ha encantado reunir a tan selecto conjunto de personas, supongo deberíamos tener un nombre para este grupo.

— Pues, si no se han dado cuenta, somos Once — precisó Roncalli.

— Sí, como los "Once Guerreros", tal cual como en los libros antiguos, como el Adax Corda — exclamó lleno de entusiasmo Hacamenejoy.

— Siendo así, valdría la pena proponer un Brindis, en nombre de los Once Guerreros — secundó el viejo inspector Cluzo.

— No deberíamos precipitarnos tan rápido a sacar conclusiones sobre estas pistas que se han revelado, pues a saber aún no es delito vestirse de payaso en este país — asevero Boris

— Incluso ser payaso y cultivar hongos malignos no convierte a alguien en un criminal o al menos no en el que estamos buscando — aventuro Cluzo mientras hacía gestos exagerados con las manos

— Viven unos 23 millones de personas en Aragca, ¿cuántas de esas cumplirían con esas 2 condiciones que requerimos?  — dijo Ada dirigiendo la mirada hacia Carbonell

— No deben ser más de 10, quizás 6 o 7 nada más — respondió sin vacilar Carbonell — sin embargo, cultivadores de  ese hongo en especial solo puede ser uno.

— El hongo se da natural en el desierto — agrego Hacamenejoy — sin embargo, desde tiempos inmemoriales los Ancestros prohibieron su cultivo debido a que no se podía controlar el espíritu que habitaba en ellos.

— Bueno, entonces debemos ampliar nuestra población de sospechosos y agregar a los habitantes del desierto — apuntó Carbonell

— Aunque el hongo a veces aparece por casualidad en las oscuras cavernas del desierto, este nunca es fácil de accederse, además ‘el Hombre de las Arenas’, desconoce como hacer el bálsamo o no tiene los medios para hacerlo, la costumbre era tan solo mascarlos allí mismos en el lugar en donde se encontraban, pero la última persona que lo hizo fue la hija del Cacique Ximplac-Thual hace ya unos tres siglos atrás. Convirtiéndose el hongo más en leyenda que en realidad. De hecho yo mismo lo había olvidado hasta hoy que se mencionó de nuevo, lo creíamos extinto — disparo Hacamenejoy.

— Entonces no hay nada más que agregar, pero concuerdo en que el sospechoso o bien es el cultivador del hongo y fabricante del bálsamo mortal y/o la gente que está alrededor de esa persona — intervino Ada — Inspector Carbonell, creo que debemos darle fin a esta reunión, participar de la cena del Uro africano y luego ya nos dedicaremos a perseguir al culpable.

— Pues no hay más que agregar — damas y caballeros — levantemos la sesión y dejemos que nuestros anfitriones nos sorprendan con sus dotes culinarias — puntualizó Carbonell.



3 razones por las que tus cuentos fracasan


Cierto, tengo un cuento que según eso salió mal, y lo que hice fue una bosquejo de una novela... lo cual es bueno saberlo, ya me dio una idea para trabajar en los próximos años:

En mi cuento Selenitas básicamente cada fecha sería un posible capítulo de unos relatos más amplios, yo no había caído en cuenta de ello, puede ser interesante narrar pensando en usar aparatos de 1970, como digamos chimpancés astronautas tratando de escuchar un disco de vinilo LP en una vitrola. Si, tal vez esa sea una vía: Usar animales en vez de humanos.

Debe haber más cuentos míos con varios de los problemas que ella menciona, aunque hay algo que la dama (que también es escritora de novelas de vampiros) no dice:

Yo hago cuentos porque me divierte hacerlo, porque sé que también hay personas que van a compartir esa diversión con la que los imagine.

Hasta donde sé, nunca he escrito algo que me mortifique. 

Escribir es un placer, al menos para mí.

No lo menciona la dama, pero es un punto importante.

El cuarto del pánico 2/3

(parte anterior, el cuarto del pánico 1)




La Doctora Polidori se acercó al cuerpo abatido del Fat-Boy, sacó unos diminutos instrumentos de diagnóstico similares a los que se usarían en el siglo XXIII (o en la galaxia de Andrómeda), hizo un rápido rastreo de todo el cuerpo e indicó con actitud más bien de calma:

— El chico está bien, puede ser que le dio una baja de azúcar, parece que no ha comido en más de una hora, pero por el momento no será de gran ayuda. Si alguien tiene una barra de chocolate, podemos reiniciar el sistema y mantenerlo en línea por un par de horas.

— De eso puedo encargarme yo — indicó Roncalli — puedo solicitar una cena entera para todo el grupo, podríamos pedir un buen estofado de Uro Africano, de los corrales del Archimandrita.

— Creo que es lo más sensato que he escuchado desde hace varios días — contestó Ada, y algunos notaron que se le hacía agua la boca ante la propuesta de Roncalli.

— ¿Cómo te gustaría la carne? — inquirió Roncalli.

— Me gusta fresca — respondió Ada con una sonrisa.

— Estimados, retomemos el caso, por favor — apuntó Carbonell y continuó — lo indicado por el sistema es de bastante gravedad, ya que indagar por un payaso no es cosa sencilla de lograr.

— ¿Es un payaso o alguien vestido como payaso? — pronunció Boris con gesto grave y solemne.

— ¿Cuál puede ser la diferencia? — replicó Cluzo.

— La diferencia fundamental es que un Payaso como tal sería un profesional o persona que vive del trabajo de hacerse el bufón, como una rutina de vida, mientras que una persona simplemente vestida de payaso, sería alguien que temporalmente asume el rol, quizás por algunas horas y no siempre lo hace para hacerse el cómico o el gracioso, recordemos que por ejemplo algunos asesinos seriales solo se visten de esa forma cuando tienen la intención de hacer sufrir a sus víctimas — proclamó Puaro como si se hubiera transformado en un reemplazo improvisado del Fat-boy.

— Siendo así, solo queda un curso de acción a seguir: Tendríamos que decretar turbado el orden público, hacer un toque de queda en todo el país para encerrar a todo el mundo y pasar casa por casa buscando quien tiene disfraces y maquillaje de payaso o libros de comedia, de ese modo arrestaríamos y ejecutaríamos a todo aquel que tenga esas tendencias maniáticas y de paso nos serviría para eliminar algunos otros indeseables y gente que busca desestabilizar al Estado. De hecho, desde hace décadas ese el procedimiento estándar en Aragca cuando ocurren este tipo de casos horrendos — manifestó Carbonell dando un golpe triunfal en la mesa.

— Es una excelente línea de acción — contestó Ada, un tanto maravillada de ver a Carbonell tan enérgico y a un paso del triunfo — ¿Cuándo empezamos?

— Decretar el estado de sitio, quizás fue bastante útil en el pasado; sin embargo, en este caso tal vez algún otro tipo de medida deberíamos seguir. Me refiero a que si utilizamos este tipo de tácticas enérgicas, sea quien sea que esté detrás del asesinato de los jueces podría reaccionar y quedar advertido de que vamos tras la pista. Si usamos unos métodos algo más discretos, nos serviría para que el culpable o los culpables tomen confianza, crean que estamos sin nada en la mano y así den un falso paso y se delaten solitos. Un crimen de ese estilo no es fácil de mantener en la penumbra — aseveró Boris mirando de modo desafiante a Ada y a Carbonell, los cuales no podían disimular el gesto de enojo que les causó la perorata de su compañero.

— Siendo así, creo que puedo ayudar con algo que recuerdo acerca de un paciente que tuve mucho tiempo atrás, que solía tomar sus terapias vestido de payaso — interrumpió el Dr. Ayahuasca como para aliviar un tanto la incómoda tensión que se estaba formando en el cuarto (en ese momento la estatua de Zaida hizo también un gesto de enojo, imperceptible para el grupo de héroes).

— Eso suena bastante interesante, ¿cómo va eso, Doc? — agregó Ada.

— Se trataba de un Conde bastante excéntrico él, aunque culto y experto en muchos temas, en especial se había dedicado al esoterismo, formo parte de cultos extraños y a la investigación de hongos exóticos. En especial, es solo una de las 3 personas que han cultivado el Perfingirus Mycelium. Las otras dos ya murieron hace tiempo.

— Hay muchos condes y duques bastante excéntricos y raros, ¿cuál de todos es el que debemos investigar? — prosiguió Carbonell con aire interesado.

— Su altísima majestad el Conde Vlad Bathory — informó el Doctor.

Panorama

El Demiurgo de Hurlingham, 
en su blog, 
nos propone para el Reto de los Jueves edicion de Agosto/10, 
de elaborar un argumento con algo de real. 

Panorama fue considerado en su época como uno de los mejores programas de televisión de formato Magazine y lo hacía memorable la sección de entrevistas que estaba a cargo de Paula Valier.

Eran los días en los que ella comenzaba a ser figura pública. Atraía audiencia porque la gente del común quería “conocer” un poco mejor a la gente de la nobleza, Valier con sus aires de Condesa resultaba un personaje exótico y atractivo en los televisores.

Panorama inició su caída de Rating el día en que Paula había invitado a varios artistas de telenovela que regularmente tenían papeles de Villanos o que hacían de la Mala del paseo. En el grupo, entre otros, se destacaban los galanes Gilberto Urrego y Romano Edgardo.  También estaba Lina Eslava (que había sido hija de un torero)  y Waldo de Moya, que no era galán, porque su físico no se lo permitía, por lo cual siempre interpretaba a personajes ayudantes del malo principal, de enterrador, ladrón, gente de barrio bajo, prófugo o peones del campo.

Se recuerda que todo el grupo se acercó a Paula, algunos doblando el brazo al frente de la cara como si fueran vampiros, cubriéndose el rostro con una capa. La escena fue bastante graciosa, y al público le gusto mucho, de modo que Paula por un tiempo fue recordada como 'La Entrevistadora del Mal'.

Pero al director del Canal, Otto Vanegas de Greiff, no quedó muy contento, ese mismo día apenas se acabó la grabación, mandó llamar a Paula. Estaba furioso. Según los rumores de Greiff estaba enojado porque él se había prometido arruinar y hacer pasar al olvido a Waldo de Moya, quizás por alguna diferencia en el pasado poco conocida del público. La aparición en Panorama de seguro lo catapultaría de nuevo al estrellato.

Paula quedó tan enojada que de inmediato renunció. Esa misma noche recibió una oferta de una cadena de TV rival. Le habían ofrecido ser Jurado en un Reality de Talentos.
===
Fuentes:


Picnic



Eran militares bastante jóvenes, el caballero tendió la manta sobre el prado. El sol de mediodía invitaba a tener una merienda campestre e informal: Unos cuantos refrigerios, una buena botella de Valpolicella y algo de queso. La chica sonrió, ocupo un extremo de la manta, se quitó los zapatos para estar más cómoda y por un instante comenzó a juguetear con los deditos, haciéndolos bailar una vez que quedaron liberados.

— Qué buen gusto tiene usted Señor Alfredo, hasta vino italiano trajo para acompañar el pan con jamón  — le dijo ella aun sonriendo

— Todo lo preparé pensando en este momento, vida mía — respondió Alfredo, que mantenía la mirada hipnotizada viendo la danza de deditos de pie, le llamaba la atención en especial el barniz rojo de las uñas.

— Lo sé mi amor. No se te escapa detalle alguno — respondió la muchacha al mismo tiempo que recibió el pan con jamón y veía como él servía el vino en un par de copas de cristal preparadas para la ocasión — lástima que dispongamos de tan poco tiempo, en una hora debemos volver al trabajo — agregó ella bajando la mirada

— No te preocupes, si incluso llegáramos tarde, unos cuantos minutos no creo que sea grave.

— Yo por mí no me preocuparía, pero tenemos jefes y supervisores. Ellos sí que se mostrarían preocupados si llegamos un segundo más tarde de lo normal.

— Es una lástima que sea así, ellos son tan... ¡INFLEXIBLES!

— Así es, me parece que son gente retrógrada — apuntó ella, mientras se acomodaba el cabello como si quisiera hacerse una cola de caballo

— El problema en realidad no son ellos, es la sociedad por completo la que anda podrida — continuo Alfredo mientras engullía la mitad de su copa de vino.

— ¿Y deseas cambiar un poco las cosas?

— Me gustaría darle un vuelco total, cambiar nuestro sistema socioeconómico por algo más progresista

— Qué interesante, amorcito — le dijo ella mirándolo fijamente, con total sutileza se acercó un poco más hacia él y por un segundo pareció que ella le había tocado una mejilla.

Alfredo dejó su perorata política y prefirió centrarse en ella, le acercó la cara para besarla, gesto que ella correspondió.

Lo siguiente que ella escuchó fue un ruido seco, extraño. Alfredo cayó de espaldas, alguien le había disparado a la cabeza, quizás un francotirador oculto entre la vegetación.

Como pudo y sin saberlo ella salió inmediatamente corriendo, no se  acordó que estaba descalza, pero aun así se desplazó rápidamente tratando de huir de ese paraje.

De entre la vegetación un brazo fuerte la agarro para ocultarla 

— Excelente trabajo, Alférez 731. Hemos dado de baja al traidor. Seguimos todas tus señas, según lo acordado: si te arreglabas el cabello, nos pondríamos alerta. Y si tocabas la mejilla del objetivo le apuntábamos. Y un beso consentido era la indicación de dar de baja al fiambre.

— Es cierto, Diamante 4 — dijo ella — personas divergentes son peligrosas para nuestra organización y el país. Que el equipo de aseo limpie la escena, no debe quedar ni el mínimo rastro. Desaparezcan todo.

Ella siguió caminando alejándose del francotirador, que estaba ya emocionado, contactando vía radio y usando lenguaje en clave, daba instrucciones para "la gente del aseo”.

Era la primera vez que siendo asignada a una misión alguien había muerto.  Ya no había vuelta atrás.  Pertenecía ahora al Gobierno. Ella misma había “neutralizado” a otras personas en el pasado, no tan lejano, pero por buenas causas, porque era gente que se lo merecía, pero con Alfredo no estaba segura. Sintió que las razones de la ejecución eran puestas a capricho por la Elite. Se le aguaron los ojos y le temblaban las manos, como si hubiera caído en cuenta de que la palabra inocencia se había borrado del todo en su mente.  Se sentía asqueada.

Desde ese día decidió utilizar gafas oscuras, no quería que nadie la viera llorando. Nunca dejaría que la gente pudiera leer sus emociones. Sé prometió a sí misma que jamás volvería a enamorarse de alguien del trabajo.

Horas más tarde, la familia de Alfredo recibió la noticia de que el héroe había caído cumpliendo con su deber, lo mismo indicaron los medios de comunicación local. El vocero del gobierno prometió investigar a fondo los sucesos.

(El francotirador tan solo pensaba que Alférez 731 en cierto modo estaba libre, no era fea, aunque tal vez nunca la invitaría él mismo a una salida campestre)

El anillo de K

El blog del Tintero del Oro, propone el siguiente reto literario: Edición de Concursos 42º , La metamorfosis de Kafka. Escribir un re...