Como es arriba, es abajo

 

En un mundo en donde todavía no han sido inventados los robots 

implica que aun en las instalaciones más secretas del gobierno 

se requiere contratar a alguien para barrer y trapear los pisos.



Jaimito el hijo menor del panadero de la esquina, tenía que hacer sus deberes escolares, así que ya en casa decidió poner en un tosco y barato microscopio una gota de agua de la grifería del sanitario, allí pudo ver interesantes cosas como amebas, espiroquetas y paramecios.

Le atrajo muchísimo la palidez de las espiroquetas así que decidió ampliar un poco el detalle hasta ver las moléculas que componían el ADN de la creatura, no contento con eso siguió ampliando la potencia de aumento del lente y comenzó a ver los átomos que componían a tan formidable amiguito, le llamo la atención de manera especial ver los electrones girando a lo loco, que decidió estudiar con profundidad tan magnifica partícula (aunque a Jaimito se le antojó que más bien era una mera onda de energía) tanto que decidió ampliarla 100 veces luego 1000 veces más hasta que, ¡puff!, lo vio claramente.



Dentro del electrón comenzó a ver un tejido de cúmulo de Galaxias, miro mejor y pudo individualizar una de ellas, que era espiral y le llamo potentemente la atención una estrella paliducha y débil. Luego vio que alrededor de esa estrella también habían unos minúsculos granos de polvo girando alrededor de ella, por mera casualidad y llevado por la emoción decido fijarse en la tercera mota de polvo, y ampliando la potencia del lente vio que en ese minúsculo cuerpo, habían océanos y continentes. 

Siguió inspeccionando y fijo toda la potencia del lente en una Tierra olvidada de la mano de los Dioses, llamada Aragca. Allí se deleitó viendo las ciudades y la compleja red de ferrocarriles, carreteras y sobre todo las miseras y minúsculas creaturas que poblaban aquel País.

Vio al Rey de Aragca dando órdenes a sus ministros y generales, luego puso su atención en un Rascacielos impresionante que tenía inscrito por nombre "Industrias Ishii", con la ayuda de su microscopio, pudo ver el interior del edificio y se dio cuenta de que no solo estaba construido hacia arriba, sino que la arquitectura también se extendía varios kilómetros hacia el interior del subsuelo.

Allí en una de esas oficinas subterráneas, que tenía inscrita en la puerta el misterioso número "Unidad 731"  (que es la oficina contigua a la del Fat-Boy, aunque esa no tiene nombre alguno que la identifique) encontró a un par de aseadoras charlando animadamente, tanto así que ello llamo la atención de Jaimito que quiso ver y escuchar con claridad lo que decían aquellos dos enigmáticos personajes del mundo microscópico que había descubierto.



Angélica Curie, llevaba relativamente pocos días trabajando en su puesto de auxiliar de aseadora, luego de varios años de entrenamiento había sido designada para ayudar a Anita Fermi en sus tareas para limpiar la misteriosa Unidad 731. En el momento en que Jaimito las encontró estaban el par de damas (que son ya dos mujeres entradas en años) tomando un descanso. Se encontraban las dos sentadas en una modesta mesita tomando algo de café. 

Anita le dijo a la otra — Cuando estés limpiando es importante que no toques nada, algunos de los objetos que hay aquí no solamente son muy frágiles, pero algunos son también muy peligrosos.

La habitación que estaban barriendo y trapeando parecía la estancia de un museo: Habían varios objetos expuestos en vitrinas, algunos protegidos por sendos vidrios a prueba de balas y explosiones.

—En especial ten cuidado con la ametralladora 

—¿Cuál de todas?  — pregunto inocentemente Angélica

—Aquella que está en un rincón, al lado de los tubos de ensayo llenos de átomos del gas Kriptón. Esa la encontramos tirada en un basurero de la estación de policía, nunca se supo de quién era, la única pista es un dardo tranquilizante que también se encontró muy cerquita de esa horrenda arma.

—¿Y qué es lo que está guardado en la siguiente vitrina? —siguió interrogando Angélica

—uh, no querrás saberlo, pero bueno si vas a estar a diario limpiando el piso de este lugar es mejor que lo sepas, es una máquina de escribir de las antiguas y algunas hojas de papel. NADIE en sus cabales se atreve a tocar los vidrios que separan esos condenados objetos del resto de la estancia. Si un día vas a manipular la cosa, te recomiendo que te pongas guantes de carnaza. —advirtió solemnemente Anita, haciendo gesto de preocupación y disgusto.  

—Más importante es la urna en donde hay unas semillas muy interesantes, creación del Doctor Ayahuasca se dice que tienen poderes y propiedades misticas, o aquella en donde está una cámara de seguridad del auto patrulla del Inspector Carbonell, o la vitrina en donde hay unos guantes transparentes hechos de un material hasta hoy desconocido para nuestros científicos. O la que contiene un espejo mágico  —dijo Anita como para distraer un poco la atención de Angélica acerca de la máquina de escribir.

(Jaimito le dio una mirada al espejo y vio claramente a alguien al otro lado del espejo también escuchando con atención al par de aseadoras y a su vez el ser al otro lado del espejo estaba moviendo la mano como saludando al chiquillo, pero las aseadoras no parecían darse cuenta de ello)




—No lo sé, no me llaman la atención esos, más bien lo que siempre me ha intrigado es lo de la muñeca, esa que no está en una vitrina, sino más bien en una celda —replico a su vez Angélica

—oh si, esa es bien interesante, la tienen en una bóveda de alta seguridad, todo está forrado en acero reforzado, techo piso y paredes, la puerta tiene barrotes y encima de eso todo está recubierto por un vidrio blindado de varias pulgadas de espesor para que podamos ver que ocurre adentro - anuncio Anita como si ella misma hubiera diseñado la tenebrosa celda.

—Bueno si, pero ¿todo eso para guardar una muñeca de palo?, que además la tienen amarrada con camisa de fuerza y bozal a lo Hannibal Lecter. ¿No se te hace muy exagerado? Y por si no fuera poco afuera de la celda hay un par de lanzallamas como si temieran que la muñeca se fuera a escapar. Yo personalmente no le veo porque tanta precaución para un pedazo de madera. Desde que yo estoy aquí jamás se ha movido. —Protesto Angélica

—Bueno si a eso vamos, yo en todos mis años de servicio tampoco he visto que la dichosa muñeca se haya movido, ni un parpadeo o movimiento de labios, pero los Jefes quieren que así sea, ellos dijeron que era un ser muy peligroso —indico Anita con cierto aire dubitativo

—Si fuera tan peligrosa, como dices, ¿por qué mejor no la desarman?, total veo que a la muñeca le falta un pie.

—Tienes razón Angélica, sería bueno hacer la sugerencia que propones

—¿Y más allá, que es lo que hay? Eso que parece como un ojo o una lente.

—Oh, si eso, bueno es algo que trajeron de Mimas, parece es como bien dices el ojo o la lente de una computadora, que fue lo único que quedo de la explosión de una nave extraterrestre

—¿Extraterrestres? —dijo con cara alarmada Angélica —y ya un poco disgustada creyendo que Anita le estaba gastando una broma

Iba a continuar preguntando más cosas Angélica, pero en ese momento Jaimito perdió un poco el control del microscopio, dado que el aparato era de bastante mala calidad, al día siguiente haría su informe escolar narrando todo aquello que había visto y escuchado para así satisfacer las demandas de su profesor, de seguro los demás chicos de la escuela presentarían trabajos similares. 



22 comments:

  1. Pues menuda labor de investigación, todo lo que se encontró en ese microscopio... Me pregunto... ¿Formaremos todos parte de una pequeña gota de algo que alguien observa en un microscopio? Besos :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. Dicen que hay un universo en cada electron, y dentro de esos miniuniversos a su vez sus electrones son universos y asi en sucecion al infinito. Lo mismo pasa con nuestro Universo, que seria un mero electron dentro de un superUniverso...e idem hacia arriba.

      Que ello sea cierto, ummm, no lo se, quizas es mera fantasia, pero segun dicen el observador es necesario siempre para que algo exista.

      (con lo cual tampoco estoy plenamente de acuerdo)

      Pero como puedes ver, todo ese salpicon de ideas lo puede uno novelar.

      Me alegra que hayas pasado,

      Abrazo estimada Margarita

      Delete
  2. El microscopio de Jaimito es muy potente.
    El que tú tienes instalado en el cerebro es mágico, misterioso, inquietante y poderoso.
    Alucino con lo que escribes.
    Pienso que deberías juntarlo todo en una especie obra magna de ciencia ficción o realidad oculta.
    Fascinante tu relato.
    Mi aplauso.

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cierto, ya he juntado varias cronicas y aventuras en un solo sitio, que deberia ser el wattpad, de alli a pasar a pdf es sencillo segun creo. poco a poco he ido sacandole el backup al blog y organizando por temas. Es una labor que toma algo de tiempo.

      Delete
  3. Espero que Jaimito sea el más listo de la clase y tenga el mejor microscopio, así solo tendremos que vigilar a uno. Vigilar que no nos vigile, quiero decir.
    Saludos desde el tercer planeta

    ReplyDelete
    Replies
    1. Eso es lo mas inquietante, que Jaimito no es muy brillante ni tiene el mejor equipo, lo unico bueno es que electrones en el Universo del chico son muchisimos, solo por suerte nos encontro

      Delete
  4. Sí que era potente el microscopio de Jaimito...

    Saludos,
    J.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Como sera un microscopio "profesional" en aquel mundo?

      Delete
  5. ¿El microscopio tiene algún filtro familiar? Por su nombre, sospecho que Jaimito querrá espiar ciertos secretos de Aragca, como la vida personal de Ada Scully, su preparación para seducir a Carbonell.
    Y sólo lo impidió que el microscopio no era de suficiente calidad.

    Bien contado.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pienso ese miscroscopio y otros mas que deben existir en el mundo de Jaimito, le agregan una nueva dimension al tema de Aragca:

      Hoy estos chiquillos son observadores.... pero que pasa si desearan intervenir?

      Lo bueno.... podra el chiquillo localizar el mismo electron? Puede ser que la proxima vez encuentre otro universo diferente para espiar.

      Delete
  6. ¡Guauuu! inquietante relato, por la posibilidad de que realmente pueda existir ese microscopio y ese lugar desde donde ser observados. Pero como dice algún comentario, ¿y si deciden intervenir? y claro, si ese era un microscopio sencillo, ¿qué no se prodra ver con uno bueno? En fin, semejante imaginación te ha dado para este superrelato...
    Saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Inquietante, podria ser que todo es fractaloide o autoreflejo: Nuestro mismo universo podria estar exactamente copiado en cada subparticula atomica

      Delete
  7. Yo estoy segura que cuando desde arriba nos observan desde sus potentes microscopios, los extraterrestres en algunos casos se quedan perplejos por lo increíble de nuestras acciones... en otras, se ríen sin piedad! Muy ingenioso tu relato, Hugo. un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hello Monica, asi es mirar a otros es siempre interesante y adictivo.

      Delete
  8. Que bueno poder ir descubriendo esos mundos microscopicos, y como llegar a Aragca ese mundo muy similar al nuestro con edificios rascacielos y museos. Ese museo muy misterioso e intrigante y como las aseadoras van viendo lo que guarda cada vitrina. Sabes que vi todos los capitulos de Black Mirror y este del Museo fue fantastico, con ese ondenado a muerte que quedo encerrado en una celda como holograma y como su hija hizo justicia, no se si lo viste?,
    Me gusto mucho tu relato, genial!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me encanto. Este relato es un homenaje a esa serie. Claro los objetos que hay aqui puede que no sean tan tecnologicos pero guardan cierto atractivo magico.

      Delete
  9. Qué buen microscopio!
    Y yo perdiendo mi tiempo con mi telescopio de marca yanqui pero conseguido en China.
    ¡Cómo me encanta Black Mirror! Ojalá pronto vuelvan a hacer más episodios

    Abrazos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Y eso que es simplemente optico, espera y vera que uno electronico permite ver los elecrones del nuestro.

      Y vaya que Black mirror es geniral, mi favorito: el de los perros mecanicos

      Delete
  10. ¡Hola, José! Me encanta ese paralelismo entre el universo macroscópico y el microscópico. Se nota que tienes conocimiento del mundo cuántico. Coincido con ese símil, ver los átomos o las partículas subatómicas es como ver un universo o la idea de un multiverso que como esas muñecas rusas se incluyan uno en otros. Otra imagen muy sugerente es el de nuestro cerebro, las neuronas y las sinapsis entre ellas también tienen una estructura similar al Universo. ¿Te imaginas que fuéramos parte del cerebro de alguien? Un relato que sin duda nos hace volar la imaginación. Un abrazo!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Asi es, hay la sugerencia de que estamos inmersos en una mente cosmica. Un Dios? o un individuo cualquiera de un superuniverso?

      Realmente ni siquiera tenemos acceso las personas comunes y corrientes a salir de la atmosfera....

      estamos en este planeta que es un prision... pero el cosmos esta alli afuera, esperandonos

      Que bueno que pasaste, abrazo!!

      Delete
  11. Nos sorprenderíamos, H u g o, si supiéramos que muchas teorías conspiranoicas y psicasténicas tienen bastante de verdad en su loca fantasía. Es un buen símil Jaimito mirando por su aparato de medición, (sea o no avanzado en su potencia visual), aquí en este Valle de Lágrimas, igual nos rasgaríamos las vestiduras si después de todo, no somos más que una buena broma macabra. Tu relato es ameno y banderín de enganche con tu particular mundo literario, bravo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Siempre me ha parecido que todavia estamos un poco inmersos en una realidad muy enigmatica. Y lo que es peor parece que estamos "encerrados" aqui, y no podemos "salirnos" del Universo a ver que hay alla afuera.

      Delete