Mister Lobo

El Archiduque Valier estaba completamente desesperado y sumido en una gran tristeza. Se le comprende: su hija, la famosa Paula Valier había aparecido muerta junto con los otros jueces de un Reality de TV. El Archiduque no estaba contento con las investigaciones que la policía local adelantaba para esclarecer el confuso y siniestro incidente, de modo que decidió contratar los servicios de un Investigador Privado. Tomo su teléfono celular y sostuvo la siguiente conversación:

— ¿Mister Lobo? Soy yo. Necesito que contrates al mejor equipo de Investigación Criminal. Quiero que me traigan las cabezas de los culpables de la muerte de mi hija.

Se hará como usted ordene — Replico una voz fría e impersonal al otro lado de la línea

Al siguiente día, como ya se le estaba convirtiendo en rutina, el Inspector Carbonell, decidió pasar al Hotel Francés, lugar en donde varias semanas atrás se encontraron los tres occisos. Se dirigió a la habitación en donde se había alojado el difunto Simón de Santillana quien fuera el Juez principal del programa. Normalmente la habitación estaba vacía y únicamente personal policial tenía acceso al recinto, pero la mañana de hoy fue diferente: El sitio estaba plagado de gente que Carbonell no reconocía. Al menos 15 personas estaban allí.

El Inspector no alcanzó a preguntar quien y que diablos quería toda esa partida de extraños, cuando se dio cuenta que un hombre que parecía ser el líder de los demás se dirigió hacia él.

—Inspector Carbonell, lo estábamos esperando. Soy Heracles Cluzo, junto con mi socio aquí presente, el Doctor Watson Puaro, hemos sido encargados por la Corona para esclarecer el caso de la muerte de Paula Valier.

Cluzo era un hombre apuesto ya entrado en años, quizás de unos 60 o 65 abriles, era bastante alto y corpulento, que a pesar de su edad se notaba que aún conservaba una figura atlética y llena de energía, solía hablar con voz potente y segura. Puaro era completamente diferente, de baja estatura, joven y de aspecto débil y sin aplomo.

— Precisamente en este momento estamos a punto de recoger muestras de sangre, saliva, uñas, piel, cabellos y de cualquier otro fluido del cuerpo humano, de ese modo podremos identificar no solo el ADN de la víctima sino también en lo posible el ADN del asesino y de cualquiera que este implicado en estos oscuros menesteres — anuncio Cluzo, como si el mismo se tratara de un presentador de televisión y continuo vociferando— Poseemos los medios más avanzados y sofisticados para analizar e identificar las muestras. Nuestra experta la señorita Fermi procederá a recoger la evidencia.

La señorita Fermi era la anciana aseadora del Hotel, a lo que escucho el llamado de Cluzo entro arrastrando un carrito lleno de traperos, esponjas, jabones y toda clase de artefactos con el fin de cumplir con su ardua labor. Hábilmente saco una escoba y un recogedor y se puso a barrer la alfombra en donde claramente estaba señalado el sitio en donde se hizo la diligencia de levantamiento del cadáver. Luego de que estuvo segura de que todo estuviera limpio y correcto, procedió a tirar la valiosa carga en la misma bolsa negra de basura que había utilizado para limpiar el resto del edificio. La dama se movía tan rápido y con tal gracia que nadie noto que ahora tomo un trapero, lo remojo en aguas negras y dijo con aire de experta:

— Se procede a recoger muestras del ADN sanguíneo —con lo cual comenzó a repasar el trapero en el manchón de sangre que había en la alfombra y cuando termino allí, paso también el artilugio por las manchas que estaban en las paredes. Cuando se vio que había terminado su cuidadosa labor se escuchó la voz de Cluzo, que decía:

—Señorita Fermi, por favor proceda a transmitir las muestras a nuestro super sofisticado laboratorio de investigaciones forenses en Industrias Ishii.

—La anciana dama procedió a meter el trapero en la tasa del inodoro, lo batió y escurrió varias veces hasta que vio que el material quedo limpio y finalmente soltó el agua unas tres veces, diciendo con solemnidad: "Inicio de transmisión de muestras del ADN sanguíneo".

Acto seguido agarró la bolsa negra de la basura y la lanzo por la ventana, con tal precisión que cayó exactamente en el contenedor de un camión de basuras que pasaba por allí, "casualmente".

—Las muestras han sido enviadas al laboratorio — indicó la anciana aseadora — por tanto procedo a retirarme de la escena del crimen.

En ese mismo momento Puaro se acercó a Cluzo y le dijo algo inaudible en el oído. Entonces Cluzo aclaro la garganta fuertemente y dijo: "Señorita Fermi también necesitaremos quedarnos con el trapero y la escoba, por si aún quedan trazas del ADN del asesino allí".

—No es necesario —replicó la interpelada —Ya he transmitido cuidadosamente toda la evidencia recogida en esta escena del crimen.

—Por favor, insisto — dijo firmemente Cluzo, haciendo gesto de pocos amigos y al mismo tiempo Puaro se dirigió hacia la anciana para arrebatarle los delicados instrumentos forenses. Siguió un forcejo entre el diminuto hombrecito y la anciana, el uno jalando hacia un lado y la abuela hacia el otro. Finalmente ella cedió, diciendo galantemente — Muy bien, procedan a la incautación del material forense— mientras le pasaba amablemente a Puaro una escoba, un trapero y algunas esponjas llenas de jabones.

Una vez que la dama vio que ya estaba libre recogió el resto de sus implementos y arrastrándolos salió por la puerta, sin siquiera despedirse.

Ya en el pasillo y donde ninguno en la habitación podía verla, hizó una llamada telefónica:

— ¿Mister Lobo? — El operativo está hecho.

—¿Tiene usted en su poder las muestras del ADN?

— Así es, y no sin gran peligro. Cluzo intento decomisar mi material, pero finalmente sin que se dieran cuenta les deje unos traperos y escobas diferentes a los que yo use para este encargo.

Excelente, señorita Fermi, siempre tan eficiente, yo me encargo del resto.

En la habitación una vez que la anciana especialista en recolección de ADN salió, Carbonell cayó en cuenta que no había nada que hacer allí, las técnicas, recursos y metodologías del equipo de detectives privados obviamente eran superiores a lo que la Policía pudiera proporcionar. Procedió pues a despedirse de Cluzo.

Recorrió al pasillo, tomo el ascensor, bajo 40 pisos y cuando salió, se tropezó con una bella mujer de cabellos negros que portaba un pesado maletín y que a todas luces llevaba bastante afán, ella le dijo: "Buenos Días, Inspector Carbonell" mientras discretamente le paso una tarjeta de negocios. Antes de que Carbonell pudiera reaccionar, la mujer tomo el ascensor, cerro la puerta y comenzó la labor de ascenso.

Carbonell miro la tarjeta, que tenia el logo de un Lobo y esta decía: Doctora Josefina Mengele, Jefe del Departamento Forense de Industrias Ishii -Ofc. 666. Y al respaldo estaba escrito a mano: "Este jueves a las 9:00 am."

Mientras Carbonell organizaba sus pensamientos, cayó en cuenta que el equipo de Cluzo no estaba en la habitación correcta, sino que todo el tiempo hicieron el operativo en el cuarto de Santillana y no en el de Paula Valier. Iba a retornar a las habitaciones para advertirles el error cuando escucho una fuerte explosión, la onda de choque lo lanzo varios metros hacia atrás. Alguien se había tomado el trabajo de borrar el piso entero en donde habían muerto los 3 Jueces del Reality.

------

Leer otros capítulos en:

Sueños de detective (en WattPad)

Relatos similares:

Coleccionistas

25 comments:

  1. Hay quienes desean que no se investigue el caso.
    Pero tal vez no haya sido necesaria una acción tan drástica. cuando el equipo se equivocó de habitación. Haciendo el operativo en otra habitación-

    ¿Qué estaba haciendo Scully en ese momento?

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Creo la dama en cuestión en este caso diría yo que no esta involucrada, sin embargo aparecen posibles nuevos villanos: Mister Lobo, el Archiduque y los mismos Cluzo y Puarot..... y esta dama de la tarjeta: Josefina Mengele..... potencialmente para mi todos son culpables

      Delete
  2. Investigaciones, todo un temazo.

    Un abrazo.

    ReplyDelete
  3. Admiro a los que sois capaces de desarrollar una trama detectivesca o de investigación, con sus situaciones inesperadas. Hay que ser también un poco detective.
    Por otro lado, y sin ánimo de ofender, deberías darle una segunda vuelta al texto porque hay momentos de dificultad en la comprensión del contenido porque ciertas palabras presentan omisión de la tilde y ello conduce a tener que volver a leer lo leído para sacar todo su significado.
    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Saludos Cayetanos, tienes razón uno de mis puntos débiles han sido los acentos y tildes, en un inicio del blog escribía completamente omitiendo los signos y disfrazaba el asunto diciendo que los personajes hablaban una lengua propia: el aragquense. Pero ahora utilizo algunas herramientas en linea, quizás no estoy seleccionando las mejores, tendre que utilizar el word, para encontrar esos detalles.

      Abrazos

      Delete
  4. La trama se complica con esa explosión, y me inquieta mucho esa recogida de pruebas tan...extraña y singular. Besos :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. Creo por fin he encontrado quienes pueden ser un perfecto "detras" de esos asesinatos y eventos horrendos, de modo que mas adelante podré introducirlos para darle sentido a estas aventuras

      Delete
  5. Poirot, Clouseau, Hércules: Puaro, Cluzo, Heracles... jajjaaa, hasta el Sr. Lobo de Pulp Fiction... es muy divertido y muy ingenioso.

    Gracias.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Asi es, cada nombre es un homenaje a los grandes de la literatura y el cine, hiciste atenta lectura y se agradece.

      Tambien esta Fermi.....

      Delete
  6. Vaya que sorpresa me he llevado, felicidades por tu entrada y creo que me tengo que poner al día con tu Archiduque. Promete y mucho
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estimada campirela_ su sola presencia ennoblece este blog. Eres superbienvenida a estos oscuros parajes bloguisticos

      Delete
  7. Te voy leyendo a ratos, siempre es un placer el problema es la extensión. Abrazos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Si, toma tu tiempo, me ha llevado tambien ya varios meses escribir estos sabrosos episodios. Dale con calma.

      Delete
  8. Es la primera vez que me paso por aquí y la verdad es que tienes una forma de narrar muy fluida, además de una colección de personajes a cual más interesante. Volveré con tiempo. Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Saludos y bienvenido, he estado pensando en organizar un poco la ficha y biografíanos de los personajes para orientar al lector.... aunque no se si sea necesario, pues ya casi termina el ciclo y una nueva historia con otros personajes nacería.

      Quizás valga la pena

      Delete
  9. Lo has puesto muy interesante con esos personajes con nombres tan evocadores como doctora Mengele y el señor Lobo, mi personaje preferido de "Pulp Fiction". "Hola, soy el señor Lobo y soluciono problemas". Me encanta esa frase. Adelante con tus episodios.
    Abrazos!
    Borgo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Asi es, recuerdo al personaje, aqui pues tome prestado el nombre, o quizás quien sabe sea el mismo Lobo, vaya uno a saber. Gracias por dar una atenta lectura y si, me inspira a seguir aqui proponiendo aventuras

      un abrazo para ti también

      Delete
  10. Sencillamente superándote, H u g o, has creado "La ciencia ficción - noir - Con H de Humor"
    Postdata: Sigo alabando que fomentes el riquísimo léxico que nutre nuestro idioma; muy concretamente la palabra adecuadísima "Occisos"
    ¡Ah! ¡¡¡Y Vivan Los Muertos por esta fecha!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cierto, quizás ese transfondo Noir o "Nuar" como pronuncian tan cándidamente los habitantes de Aragca, lo da el ambiente policiaco y puede ser... Y eso que todavía no he visto como meterle dragones y espadas legendarias....

      pero ya estoy trabajando en ello

      Delete
  11. Cuando las cosas son en verdad importantes, hay que buscar a los que saben hacer bien las cosas. La intervención de Mister Lobo dará resultados. O no.

    Saludos,
    J.

    ReplyDelete
  12. interesting story with interesting character... love to read it.

    Thank you for sharing

    ReplyDelete
  13. Vaya! alguien se tomaba muy en serio en su trabajo! tanto en la recolección de huellas y rastros como en su borrado! jajaja Sumamente divertido sigue el relato. Un hallazgo los nombres de los personajes! Un abrazo

    ReplyDelete
  14. Me gusta. Lo voy leyendo y en mi mente se va recreando como si fuese un comic. Me encanta.
    SAludos.

    ReplyDelete
  15. Muy interesante la trama aunque un poco extensa y la letra tan pequeña se hace más densa.
    Un idea sería que dividieras la historia en capítulos y asi se asumiría mejor
    Si te parece inapropiada mi sugerencia te pido disculpas
    Un abrazo Jose
    Puri

    ReplyDelete