Treckhius





Los Treckhius son una raza de navegantes espaciales que se las arreglan inexplicablemente de un modo u otro para tener angustiantes aventuras semana a semana.

Aquí debo precisar que los Treckhius son bastante diferente a los humanos yo diría que su parecido sería más bien como el de algún tipo de gusano como unas Tenias Intestinales y que no hablan ninguno de nuestros idiomas, de hecho no hablan, y tampoco llaman a nuestros planetas con los nombres usuales, pero para claridad de los relatos me he tomado el paciente trabajo de servir de traductor e interprete.

Un día en camino por este Sistema Solar, haciendo ruta entre Plutón y Júpiter, por cosas del caprichoso Dios Azar (que vive cerca de Urano), un meteorito rebelde les golpeo en mala parte la nave en la que viajaba el Capitán Kirhius junto con su heroica tripulación.

— Señor Scothius, Informe — dijo el Capitán Kirhius

— Capitán el meteorito nos averió los motores, tenemos una fuga de Tondranio, no vamos a poder llegar a la estación de aprovisionamiento en Júpiter, la computadora de a bordo indica que hay una fuente grande de Tondranio en una de las lunas de Saturno, la que llaman Mimas

— ¿Saturno?, ¿No es este el planeta prohibido?, los informes de la Federación indican que no debemos acercarnos bajo ningún motivo a ese lugar.

— Capitán, si no encontramos una fuente de Tondranio en 3 horas la nave explotara con todos nosotros aquí adentro, no tenemos alternativa.

— Muy bien. Señor Zulhius, en rumbo hacia Mimas — Ordeno secamente el Capitán Kirhius a su piloto navegante

Pasaron un par de horas de furiosa travesía cuando por fin pudieron ver en la lejanía un diminuto punto de luz, era Mimas.

— Capitán la computadora registra algo muy extraño en la superficie de esa luna - indico el primer oficial Spukhis, que no era de la misma especie de los Treckhius, sino este parecía más bien algo así como un cruce entre un Trilobite con un Rottweiler bien bravo

— ¿En que consiste la anomalía Señor Spukhis? — Interrogo el Heroico Capitán Kirhius

— Capitán escuchamos una música proviniendo de Mimas — Informo pacientemente el Señor Spukhis

— ¿Música? Eso es imposible, necesito que la computadora ejecute una exploración detallada de la luna, necesitamos encontrar de donde proviene esa música.

— Capitán la computadora indica que la luna está habitada, hay claramente señal de que hay al menos un ser humano y que la música proviene del cráter Herschel — dijo sin siquiera mover un solo músculo de la cara el Señor Spukhis

— Eso es imposible Señor Spukhis, ningún ser humano habita fuera de La Tierra, lo más que ellos han logrado es haber ido ya hace más de medio siglo a su propio satélite y desde ese día jamás ser humano a puesto un pie en otro planeta o luna.

Luego de haber dicho eso, todos los Treckhius de abordo, soltaron una risa burlona similar a aquella que nosotros mismos podríamos lanzar cuando vemos a un grupo de simios encerrados en un zoológico.

— Señor Scothius, prepare el teletransportador, vamos a descender en Mimas, en un grupo conformado por el Señor Zulhius, el Señor Spukhis, Patterson y Yo. Envíenos directamente al centro del Cráter Herschel



Algunos minutos despues los integrantes del equipo de exploración se reunieron en el cuarto de Tele transportacion y el Señor Scothius opero con habilidad y maestría los controles del transportador y los envió a la superficie de Mimas.

Cuando descendieron en Mimas pudieron ver a lo lejos a unos 100 metros una hermosa mujer, vestida de blanco, casi como una presencia fantasmagórica e hipnótica, tocando lo que parecía un piano, movidos por la curiosidad se acercaron poco a poco, cuando ya estaban a unos cuantos metros, la mujer interrumpió la música, levanto la cara y les sonrió.

— Necesito ir a La Tierra —dijo como dándoles ordenes, la presencia espectral

— Sin mediar palabra alguna entre ellos, los tripulantes de la Enterprihus sacaron instintivamente sus pistolas laser y dispararon a matar.

— Sin conmoverse, la mujer vio como caían los cuerpos de los intrusos, se dirigió hacia los restos  carbonizados del Capitán Kirhius, le quito el intercomunicador e imitando perfectamente la voz de mando del Capitán, dijo:

"Señor Scothius, hubo un accidente, prepare el transportador, Vamos rumbo a la Tierra, tengo una deuda que cobrar".


--

creditos imagen Hacker0 por Pascal de Jong en DevianArt

10 comments:

  1. Sí que es mala ejecutante de la música, quien por historias anteriores sabemos que es Zaida. Bien contada la historia.

    ReplyDelete
  2. Todo mundo futurista que se precie merece tener su propio Enterprese, aún esas tenias! jeje

    ReplyDelete
  3. Hola, Hugo!
    Excelente relato. Sí tuviera un transportador llevaría lejos al virus del covid.
    Un fuerte abrazo.

    ReplyDelete
  4. Que buen relato, sinceramente
    me agrado mucho leerlo.

    Besitos dulces
    Siby

    ReplyDelete
  5. Alucino con tu imaginación.
    Es algo asombroso.
    Y además lo bien que sabes transmitirla.
    Esa mujer es una mujer fatal pero inmensamente atractiva.

    Saludos.

    ReplyDelete
  6. Buen relato, excelente imaginación.
    Gracias por venir a mi espacio y lectura.
    Feliz día

    ReplyDelete
  7. me pierdo me cuesta leerte un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Bueno mi trabajo es ese, confundir al lector....

      Delete
  8. Pero cuando hayan cobrado la deuda se quedaran o se irán?? Con tu imaginación puedes reescribir la historia. Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Saludos me he puesto manos a la obra, ya comienza a explicarse el nudo en mis otros relatos

      Delete