Yo visite la REALIDAD ULTIMA


He decido convertirme en un Místico...de modo que sin preparación alguna y sin ritual de por medio comencé a masticar las famosas pepas de Ayahuasca, no termine de mascarme la primera cuando sentí que estaba levitando, volaba y volaba hasta que llegue a La Luna, no fue difícil atravesarla de polo a polo, y como la cosa estaba tan buena e interesante decidí seguir flotando libremente por el espacio, hasta que llegue cerca a Saturno, no sé porque, pero me pareció que escuchaba los acordes lejanos de un clavicordio, incluso alcance a ver una mujer caminando en Mimas, pero supongo fue parte de los efectos alucinatorios del poderoso narcótico que tienen esas semillas.

Como aún no soy experto en esos viajes, no pude detenerme a conversar con la dama en cuestión y seguí flotando en el espacio sideral.

Plutón esta dividido en 3 partes, en la zona más al norte hay una base militar Israelí en donde la tropa lee permanentemente los dos primeros capitulos del libro de Isaias, en el centro vi como una plataforma en donde descienden naves de toda la galaxia, vi la Enterprius y su Capitán dijo ser un tal Kirhius, el sur está desolado nadie vivé allí.

Poco antes de salir del Sistema Solar, vi un par de sondas perdidas de la NASA, una decía algo así como V-ger, la verdad no pude leer con precisión el nombre ni la serie. Tambien me parecio que me cruce con una Tetera Rosada flotando en la direccion contraria en la que yo iba, esta era mas dificil de analizar porque era completamente Invisible, pero le escuche decir que iba rumbo a Marte. Luego de ello me meti de lleno en la nube D'Oort, alli no habia nada en especial salvo un monton de particulas de gas muy toxicas, pedazos de nieve sucia, cometas rebeldes y un planeta sin nombre, el silencio del lugar era pasmoso.

Cuando ya iba a medio camino entre la Vía Láctea y Andrómeda, comencé a escuchar unas palabras en idioma alemán que aseguraban que Jesús, Buda y Pasoche eran la misma persona, luego pude ver como se iban poco a poco desintegrando mis manos, piernas y todo el cuerpo. Había quedado unicamente mi alma desnuda, la cual es un ser de fuego rojo incandescente. Para que usted se haga una idea de como luce un Hermoso Ser de Luz, se puede evocar cierta similaridad al color, sustancia y esencia del Balrog de Moría en la película de Tolkien, que a saber era una entidad angelical de alto rango.

Pude contemplar con facilidad mis instantes pasados me vi en el momento antes de iniciar mi viaje, vi como era la vida antes de que existiera Internet o teléfonos celulares, seguí retrocediendo y me vi como un adolescente e incluso como un infante, puede ver a mi madre pariéndome, las imágenes de todas mis vidas pasadas, presentes y futuras me llegaban al mismo tiempo, podía escuchar las voces de todas las personas que soy, he sido y seré y yo también les hablaba.

Había pues desaparecido de esta realidad absurda e ilusoria, yo ya no era una parte individual del plano material.

Ahora estaba sumergido completamente en aquello que los grandes colosos y titanes espirituales han llamado la REALIDAD ULTIMA o suprema, un lugar indescriptible e inaccesible a la mente, allí podía escuchar claramente los pensamientos de Dios, me había hecho UNO solo con el Universo y el Universo era YO y a la vez el YO no existía porque que se había diluido en un Nirvana de sensaciones deliciosas e impensables.

(Nota, encontré estas palabras entre unas hojas manuscritas que habían quedado olvidadas por un paciente de la Unidad -731, me parecieron bastante intrigantes y por ello he decidido presentarlas aquí en el blog, para disfrute de los posibles lectores que pasen por este rincón del cosmos.)

Credito Imagen: GRAC3 OF FAITH del artista Pr1mal Cypher

Nota 2: Para aquellos que deseen escuchar el clavicordio pueden ver este video de Wanda Landowska

Nota 3: La Unidad 731



15 comments:

  1. Que viaje místico tan preciso y detallado. Y hasta pudo registrarlo en palabras.
    Reconozco esa expresión de la realidad última.
    Saludos.

    ReplyDelete
  2. Genial!!!

    Dan ganas de tomar Ayahuasca... y no volver a la realidad.

    Saludos.

    ReplyDelete
  3. Estos tránsitos psicotrópicos me hechizan, y haces partícipe a quien lee los detalles. En mi tiempo tuve peyote en el jardín (lophophora williamsii) pero como no era ducho en su cultivo, subsistió en mi terrario pero no pude zampármelo, que era lo que yo anhelaba. Tus derivas deístas y metafísicas sobre a Quién o Qué Albergan esos confines del cinturón de Kuiper son acertadas y flirtean con los interrogantes sin resolver que llevamos Toda La Existencia sobre Este Valle de Lágrimas buscando. Desde luego no sentir el rozamiento de Ser, pero sí su esencia es delicioso según parece mostrar tu protagonista. Este viaje astral que describes es ejemplarizante, y muy generoso por tu parte compartirlo.
    ¡¡¡Llevadme Ante Vuestro Jefe.....
    .....Y E n h o r a b u e n a!!! 🚀

    ReplyDelete
  4. Muy bueno Hugo ;)

    Un beso desde Plegarias en la Noche.

    ReplyDelete
  5. Sorprendente el escrito de ese paciente,...
    Muy bueno Hugo ;)

    ReplyDelete
  6. ¡Hola, Hugo! Comparto con tu relato cómo imagino que debe ser esa realidad última. La última frontera del ser humano como ser consciente es el momento en el que se da cuenta de que en realidad es parte del Todo y por ello jamás será mortal, ni inmortal. Me gustó mucho, aprovecho para desearte una muy Feliz Navidad. Un abrazo!

    ReplyDelete
  7. Pues sucede que lo que te pasa a vos con mi "otro blog" el que está solo dedicado a los Redonditos de Ricota, me sucede un poco por acá.
    voy pescando de a poco tu manera de escribir. Ya me irá habituando a nadar en estas confusas aguas

    Abrazos y felicidades

    ReplyDelete
  8. Que horror la unidad 731,
    me parece bastante atinado y sanador tomar algo para viajar tan lejos de los horrores de esta paraíso terrenal.
    Tu texto me encantó.

    ReplyDelete
  9. Fantastico e inquietante viaje !! Un abrazo y gracias por tu visita

    ReplyDelete
  10. Nuevamente gracias por visitame . Feliz año!!!

    ReplyDelete
  11. Siempre se busca la iluminación desde lo que llega del exterior, nunca desde lo que se encuentra en nuestro interior.
    Eso, para mí, es bastante significativo, además de contradictorio.

    Saludos,

    J.

    ReplyDelete
  12. Hola!
    Disculpa mi despiste, eres Beri o Hugo, estoy confundida.
    ¡Qué buen relato, es de lo más alucinante! Tu protagonista se vio inmerso en un viaje interno de colores y aprendizaje por otras dimensiones.
    El Escuadrón 731 es espeluznante, el ser humano llega a ser tan cruel. Usan de excusa la ciencia para cometer los experimentos más atroces.
    Feliz año!
    Saludo

    ReplyDelete
  13. Viaje al interior del Yo. ¡Bravo! Muy buena ciencia ficción. Me ha sorprendido cómo vernos desde el seno , desde cómo empieza todo dentro de la madre aunque hayas comenzado por el final. Me ha hecho pensar, que somos seres irremplazables y únicos. Me ha gustado mucho. Un saludo!!

    ReplyDelete
  14. No veo el comentario que te dejé anteriormente.
    lo envió de nuevo, 😃

    ¡Qué buen relato, es de lo más alucinante! Tu protagonista se vio inmerso en un viaje interno de colores y aprendizaje por otras dimensiones. El Escuadrón 731 es espeluznante, el ser humano llega a ser tan cruel. Usan de excusa la ciencia para cometer los experimentos más atroces.
    Saludo

    ReplyDelete
  15. los leo a todos no entiendo nada.
    que desastre enre las semilla el que cuenta y los comments
    Abrazos grandes

    ReplyDelete