La amante del Rey

Lord Varys Baelish conocía bastante bien su negocio y había logrado cierta fama y respeto en el mundo de los coleccionistas de piezas raras, por aquellos dias de la decada de 1980 recibió una oferta bastante alta por una ya olvidada película de la cual el era el único que tenia una copia de la cinta. Pero la transacción jamas ocurrió, la policía encontró al coleccionista ahorcado y su galería de objetos raros estaba totalmente revuelta, el sitio en donde guardaba toda clase de objetos valiosos parecía como si un tornado hubiera pasado por allí y no hubiera dejado títere con cabeza. Los hábiles sabuesos de Scotland Yard dedujeron que simplemente se trataba de un robo. La prensa amarillista dedico una breve reseña al caso titulada como "Asalto a la Galería de Arte"



Pasaron varios años y el evento había caído en el olvido, menos para el Jefe de Servicio Secreto Ingles, quien tenia en sus manos el film que ocasiono la muerte de Lord Baelish y de otras incontables personas. Su Majestad  le había ordenado encontrar, destruir el film y eliminar a cualquier testigo que conociera el contenido de la cinta cinematográfica.

¿Qué tenia esta cinta en particular? Tan solo era una breve escena de una desconocida actriz norteamericana una tal Bessie Wallis Warfield, de la cual se rumoraba que había sido amante del Rey Eduardo VIII. Ese era un asunto que nunca se mencionaba al interior del Palacio de Buckingham y mucho menos en la presencia de su hijo y sucesor el Rey Alfredo II.

Luego de ver el film con mucho disgusto, el Rey mismo tomo la cinta en sus manos y la tiro con cara de alivio en la chimenea del recinto cuyo fuego vorazmente consumió tan desdichado objeto. Incluso el cuadro del difunto Rey Jorge V parecia sonreir ante el dantesco escenario.

- ¿Está seguro de que no existen copias de esto? - dijo el Rey

- Así es su Majestad - está era la ultima copia en existencia.

- Mister Lazenby - dijo el Rey al Jefe del servicio secreto - Ha hecho usted un gran servicio a su país, desde hoy el nombre de mi padre quedara libre de toda mancha de su oscura relación con aquella mujer de tan ingrato recuerdo, la Corona Nunca Olvidara esto. Ya soy un hombre viejo y no quiero que mi hijo y sucesor el Principe Canuto tenga que pasar por este tipo de crisis al interior de la familia real.

Mr. Lazenby simplemente se despido del Rey haciendo el saludo que ya era costumbre, levantando el brazo hacia el frente y haciendo sonar los tacones de las botas de manera fuerte y sonora:

 ¡Heil King Alfred!



(Mientras tanto el segundo hijo del Rey, el Principe Richard, Duque de Gloucester, en otro cuarto esperaba pacientemente su turno de audiencia. Por alguna razón el Rey se encontraba algo incomodo y ansioso como para recibir a su ambicioso hijo, sentía como si tuviera mariposas en el estómago ... el cuadro de Eduardo VIII parecía como si comenzara a sonreír.)




---

Nota al lector:

El punto Jonbar, de esta historia que nace del interrogante 

¿Y si…Eduardo VIII nunca hubiera abdicado?

Bueno solo se me ocurre que entonces el caballero no se habría enamorado de Wallis Simpson, o por lo menos ni hubiera intentado casarse con ella, lo cual trae como directa consecuencia que Lady Diana estaría viva, pero seria una completa desconocida para el mundo. La ultima Reina de Inglaterra seria Victoria, nunca se hubiera hecho la película "El Discurso del Rey" porque nadie quiere saber la historia de un príncipe tartamudo, Lord Mounbatten no hubiera tenido con quien casar a su sobrino para unirse a la Casa Windsor; y de haber tenido Eduardo VIII hijos con alguna noble dama de la Casa Lancaster, quizas hubieran sido un par de bestias sanguinarias peores que Caligula y hay muchas otras sabrosuras históricas a desarrollar en un relato más largo. 

Nota 2: 

Algunas precisiones: Eduardo VIII no era Nazi, simplemente con Wallis Simpson fueron a Alemania para buscar una manera de recuperar el Trono, que según parece fue idea de Simpson. Esta tampoco era Nazi, más bien a ella le gustaba ascender socialmente y como paria y despreciada en Inglaterra se sintió muy halagada en Alemania porque le decían "Su Alteza Real". Pero si Eduardo VIII se hubiera mantenido Rey, no había necesidad de conspirar con los Alemanes, aun si como Rey fuera simpatizante de Hitler, el poder en la Inglaterra de aquellos días ya no residía en los Windsor sino en el Parlamento, la realeza era ya un simple adorno simbólico. Según dicen el caballero odiaba ser Rey, de seguro con Simpson o sin ella, de un modo u otro hubiese encontrado alguna escusa para abdicar.

En cuanto a la línea de sucesión en el trono, parece Eduardo VIII era estéril, pero su hermano quizás hubiera podido haber tenido un hijo varón, según se dice el Rey Jorge VI, murió de cáncer del pulmón debido a que fumaba demasiado por el stress que le causaba ser Rey. Si hubiera estado libre de esa obligación es plausible que hubiera llevado una vida más tranquila al lado de su familia. Sin más descendencia de uno o del otro, la linea de sucesión se mantendría igual a como paso en la realidad: primero su hermano Alberto (conocido como Jorge VI) y de segundas la ahora Reina Isabel II

Microretos


Comments