Magalenos



Magaleno era de ese tipo de personas que poseen más de un cuerpo, una mitad era masculina y la otra femenina, bueno en realidad antes fueron una Tripleta hasta que uno de los cuerpos murió.

Desde aquel día Magaleno y Magalena se tornaron en personas tristes, taciturnas mostrando al mundo su apesadumbrada tragedia.

La primera idea que tuvo Magalena, para recuperar la inocencia y felicidad perdida fue la de reclutarse en una tropa de gitanos que solían manejar uno de esos circos que van de pueblo en pueblo. Madame Marusa era la directora y se dice conocía bastante bien las artes mágicas aprendidas en el Continente Perdido.

Mucho de lo que sé en la Artes Oscuras lo aprendí directamente de la Gran Dama de Mimas y de otros Magos y Hechiceros Negros dijo la Madame Marusa, mientras señalaba al cielo en dirección a Saturno, pero ninguno de los cuerpos de Magaleno atino a entender que decía la bruja y tan solo se quedaron mirándole el dedo completamente boquiabiertos

Madame Marusa era lo suficientemente inteligente y ambiciosa para tener la idea de presentar una persona con dos cuerpos como el evento central que finalmente sacaría de la ruina para siempre al circo. Como hábil empresaria imprimió y distribuyo la publicidad anunciando tan inusual atracción circense:

"PROXIMO DOMINGO VENGAN A CONOCER LA UNICA PERSONA DEL MUNDO CON DOS CUERPOS DIFERENTES AL CIRCO DE MADAME MARUSA"

Los trapecistas, el tragaespadas y hasta el monito que operaba el órgano ayudaron a distribuir los panfletos en todos los pueblos cercanos. Todos en el circo estaban felices y colaborando con los deseos de Madame Marusa.

Se llego el domingo y la multitud que rodeaba al circo era impresionante, todos querían ver a tan inusual pareja.

Magaleno, estaba nervioso, nunca había estado parado como protagonista de un espectáculo publico, ni siquiera había participado en los grupos teatrales de la escuela. Exponerse a un público le producía espasmos estomacales y a veces hasta diarrea.

En cambio Magalena se sentía como Renacida, estaba muy entusiasmada.

Madame Marusa que era bastante experta en este tipo de operaciones, había concebido que lo mejor era escenificar una Boda.

Magaleno y Magalena entrarían vestidos como Novio y Novia se casarían en frente de la multitud, pues "a todo el mundo le gustan los matrimonios".

A las 12 del día el monito del circo, que era una especie de Mico Titi, comenzó a hacer sonar la marcha nupcial en el Organo del circo.

La gente se asombraba al ver a esa persona con dos cuerpos marchando solemnemente, todos coincidían en que habían hecho muy bien en haber pagado la entrada y poder asistir a tan importante ocasión.

Magaleno estaba a punto de estallar en un mar de nervios, Magalena que era bastante hábil y conocedora de los problemas de su otra mitad, le apretó la mano para darle seguridad.

Caminaron por un corredor formado bajo la carpa, en donde al final los esperaba Madame Marusa, que haría las veces de un Juez Civil, y seria quien oficiaría la boda, como testigos estaban una bailarina que fumaba y un  payaso que usaba guantes de carnaza para proteger sus delicadas manos.

Cuando Madame Marusa llego a esa parte en la que se pregunta si hay alguien entre el público que "encuentre impedimento para realizar el matrimonio, que hable ahora o calle para siempre", de repente se oyó  entre la multitud:

Paren esta FARSA.  —La voz no era ni masculina ni femenina. De inmediato todos callaron y focalizaron su atención en la misteriosa figura que había hablado, se trataba del Tercer cuerpo de los Magalenos creído muerto pero por alguna virtud mística y esotérica absolutamente inexplicable estaba aquí presente y vivo.

Madame Marusa que era hábil en este tipo de lances y situaciones espinosas pregunto firmemente bajo que acusación había impedimento para continuar la boda.

El Tercer cuerpo, que era mitad hombre y mitad mujer, explico que nadie puede casarse consigo mismo, en ningún libro sagrado, ni en ninguna religión era algo permitido y muchos lo clasificarían de aberrante abominación.

Los Magalenos somos UNO solo.

La gente murmuraba, y comenzaron a escucharse voces salidas de entre la multitud como:

"Si no hay boda que nos devuelvan el dinero"

"Dijeron que era una persona con dos cuerpos, pero ahora aparecieron tres....esto es una estafa"

El publico estaba que ardía, Madame Marusa sabia por experiencia propia que una turba enardecida era cosa de temer bajo una carpa de circo. Tenia que pensar algo y pronto:

"Honorables Damas y Caballeros, aquí no hay problema la boda no esta cancelada. Si ahora hay 3 cuerpos en vez de dos, bastaría con echar a los leones uno de ellos y asunto arreglado" 

"Si, Si a los leones" respondió la multitud emocionada

Pues bien, ese sera otro evento diferente, por el cual se tendra que pagar un precio mas alto y se hara la proxima semana, aqui mismo bajo esta carpa dijo la ambiciosa Marusa.

"Si, Si" consintio la multitud.

La función continuo con el número del  payaso que consistía en sentarse a escribir varias hojas en una vieja maquina de escribir Remmington, luego el malabarista y por último la bailarina fumaba dos paquetes de cigarrillos. El publico estaba maravillado con todo lo que había ocurrido aquel día.

Una vez que todos los apuros y afanes del día terminaron y ya en la tranquilidad de los camerinos, iban a celebrar este brillante triunfo cuando Magaleno haciendo de tripas corazón anuncio que él iba a decir que NO aceptaba como esposa a Magalena.

¿Qué dices chico, perdiste la razón? — pregunto Magalena muy enojada.

Nunca nos hemos masturbado  respondió secamente el Tercer cuerpo.

-----

Credito Imagen: Baron Ashura


No comments:

Post a Comment