La Ira de Zaida

(imagen del artista Risto Kütt,  original aqui)


Serian la seis de la tarde cuando entro un mensaje al teléfono, era de Zaida.

Decía algo así como:

"Tenemos que vernos, necesito hablar seriamente contigo, hoy a las 6, en mi casa 😡"

Siempre que recibo esos mensajes de texto de alguna dama, se me pone la carne de gallina, "hablar" con una mujer siempre me ha traído malas noticias.

Así que como un condenado al patíbulo estuve en el lugar y hora señalados.

— Esto esta muy mal, estoy enojada — dijo, sin siquiera mirarme

—¿En serio, que paso? —dije tímidamente, como tratando de estar atento a sacar algo más información y así poder evaluar la situación

— Pues que todo esta al revés

—¿al revés? ¿es mucho?

A este punto ella de repente clavo su mirada en mí, hizo como un gesto similar al que una maestra utilizaría con el alumno menos aventajado de la clase, casi suspirando dijo:

— ¿Viste el video este que te aconseje de como escribir cuentos y relatos?

La verdad yo no había visto NADA, pero no podía decirle eso, ya que la situación estaba bastante grave, así que tendría que pensar rápido y buscar una respuesta algo evasiva, pero no mucho.

— ¿Seria uno en el que una persona dio una lista de consejos?

— Ese mismo — continuo — ¿qué te pareció?

Guarde un poco de silencio, pensando cuidadosamente mi próxima respuesta, pero inconscientemente un "uhhgg" se me escapo, aunque casi imperceptible

— Pues no entendí NADA de lo que allí se dijo, muy confuso para mi gusto —pude airosamente responder

—Pues YO sí que entendí perfectamente y no estoy de acuerdo en algunas cosas —dijo la hermosa Zaida

—A ver, veámoslo y así aclaramos todo —por fin dije, ya con aire de descanso, pues yo pensaba que ese día Zaida quería terminar nuestra idílica relación, pero bueno si era un video ya la cosa no era importante.

Así que Zaida puso en la pantalla un video de YouTube, con un caballero que efectivamente indicaba como escribir cuentos. (el video esta aquí aunque no es necesario verlo, si puede servir para entender a la 'amable' Zaida)

Callada y juiciosamente nos pusimos a ver el video, pero yo notaba que Zaida comenzó a alterarse más o menos en el minuto 1 con 20 segundos, el video corrió otro minuto más y ya Zaida lo detuvo.

—¿Te diste cuenta? Este hombre es un miserable, lo que dice es absolutamente horrendo —dijo ella, mientras apretaba con toda fuerza sus puños — si lo tuviera aquí en mi presencia, ya estaría yo dándole una paliza despiadada a ese infeliz.

—¿No crees que estás exagerando un poco? a mí se me hace que el caballero está dando unos consejos bastante buenos y sabrosos, de hecho muchos de mis cuentos siguen esa línea de pensamiento que a mí se me hace bastante adecuada.

—Pues no querido, siento decírtelo pero no es así, aquí se está diciendo que todo cuento debe tener una situación tan tensa que obliga a tener fuegos artificiales para captar la atención del lector y quizás las cosas no son así, si así fuera siempre, pero siempre, en un cuento deberíamos llenarlo de elfos, enanos o asesinos en serie,  para que sean buenos, y yo creo que no, un cuento no necesariamente debe contener esos trucos o recursos fantasiosos, sabes que yo soy una escritora REALISTA, así que conmigo no van estas cosas de meterle fantasmas o misterios inexplicables a un relato por corto que sea. Los cuentos para mí deben ser pleno reflejo de la vida misma. ¿Cómo se atreve a decir que un relato de un bus escolar no es bueno a menos que al bus le ocurra un accidente en donde queden decapitados al menos tres críos? Yo pienso que si se puede hacer un relato de un bus escolar en donde nada raro ocurra. —dijo, casi sin respirar, la pobre.

—Creo no entiendes el punto, me parece que no dice que hay que destripar a los personajes (aunque algunos si se lo merecen), sino más bien que le propongas al lector un conflicto, al menos uno leve y suave —dije yo, ya con toda confianza, casi como si yo fuera un académico en todas sus capacidades.

—Mira nene, no lo sé, —confeso ella —Estoy segura de que allí hay error, la gente cree que metiendo formulas en los relatos les va a ir bien porque eso fue lo que hicieron en el pasado los grandes maestros del género, la cosa es que a ellos les sirvió, pero no quiere decir que sea la única manera de contar una historia, te lo repito y estoy segura, debe haber una forma de contar las cosas sin que tenga que haber conflictos o fantasías o desastres o gente sangrando.

—Pruébalo, querida —le dije casi que en tono amenazante

—Pues vas a ver — Allí mi amada sonrió, y lo demás que ocurrió esa tarde, ya es demasiado íntimo y personal como para que yo lo ande ventilando aquí en este blog

11 comments:

  1. jjjjajajajajaj muy bueno Hugo!!! y la señorita logró llamar tu atención! y tu a nosotros...y definitivamente ..obvio que existen las fórmulas y la gente que sabe mucho al respecto , pero también hay algo que se llama subjetividad, gusto personal que hace que algunas cosas nos interesen y a lo mejor no son tan buenas( literariamente hablando) y otras en verdad lo sean desde la critica, y no despierten nuestro entusiasmo lector. Aquí se aprecia la libertad tanto en expresarnos como en elegir que deseamos leer.Un abrazo grande y muy buen domingo!

    ReplyDelete
  2. Es mejor una polémica literaria que una ruptura, sin duda. Sobre todo cuando no sé es el destinatario de la ira de alguien como Zaida.
    Como yo no la conozco, me permito disentir con ella.
    En la historia tiene que haber un conflicto, aunque no se trate de los conflictos épicos de los géneros fantásticos, de elfos o de superhéroes.

    Y sí, tiene que haber algún conflicto para que haya una historia. Y si se trata de ser realista, hay conflictos con frecuencia. De hecho, hay un gran conflicto en todo en el mundo.

    No confío en la categoría realismo. La realidad es algo increiblemente complejo, en la que entran la relatividad, que influye en los GPS. Y la mecánica cuántica, en los sistemas de calibración de las medidas.
    Y en la realidad, hay una influencia de lo onírico, lo que se soñó puede influir en el estado de ánimo.
    Cuanta realidad hay en los dramas de Peter Parker.

    Incluso, el comentario de Zaida sobre los consejos, es muy de conflicto. Sería una buena historia para contarlo que haría con ese hombre.

    Saludos.

    ReplyDelete
  3. Zaida parece mágica.
    Que no se te escape!!!

    ReplyDelete
  4. Me gustó mucho tu relato. Está genial. No conocía tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  5. Me gusta la polémica que acompaña este relato escrito con la naturalidad de quien deja que las palabras vayan creando un espacio propio sin grandes pretensiones.
    En cuanto al hecho de cumplir con una serie de pautas para crear un buen argumento narrativo, pues estoy de acuerdo y considero esencial el como se cuenta una historia, no la historia en sí. Hay demasiada gente "escritora" que confunde la literatura con crear auténticos peñascos de libros, porque los auténticos artistas logran transformar la realidad o mostrar nuevas interpretaciones de esa realidad.
    Le auguro un buen affaire con Zaira a tu narrador y protagonista.
    Un cordial saludo.

    ReplyDelete
  6. A mí también me aterroriza lo de: "Tenemos que hablar"; cuando un jefe de un trabajo anterior me lo dijo ya sabía lo que me esperaba, el despido. Y si te lo dice tu novia...
    Percibo un conflicto interesante, una escritora realista y un autor de género fantástico. Simpatizo más con lo segundo, la realidad suele ser más aburrida, cuando veo en una película lo de "Basada en hechos reales" ya me tira para atrás.
    Saludos!
    Borgo.

    ReplyDelete
  7. Saludos a todas las personas que han venido a leer y comentar, "el debate esta que ARDE!!", creo existe alguna "cantidad" maxima de fantasia que puede meterse en un cuento, para qeu no se distorsione, muchas veces en este mismo blog me he cuestionado ese tema de la realidad vs la fantasia, supongo que lo fantastico o lo "inusual" dentro de un cuento es lo que lo hace memorable, cuanto mas chocante o extraordinaro sean los hechos mas facil la gente lo va a recordar.

    Seria mas bien un truco nemotecnico, ya que se recomienda que para no olvidar un suceso, uno imagine cosas absurdas, como por ejemplo para recordar donde se puso una llave, uno la imagina que si la dejo en la mesa del comedor, pensar entonces la llave se esta derritiendo y se esta derramando liquido metalico en el piso.

    Con esa imagen, queda fijada en la mente, y uno recuerda donde dejo la llave. Entonces en los cuentos si uno mete personajes o situaciones bizarros, entonces la gente los va a recordar.

    Otra cosa es si nuestro cuentista tiene una aspiracion filosofica y desea mantener "en control" lo que debate o ilustra con palabras.

    Supongo lo fantastico tambien ayuda a reflexionar acerca de lo real.

    ReplyDelete
  8. La buena noticia es que el "tenemos que hablar" de la ficción puede llegar a ser una buena noticia, o un final feliz.
    En la realidad, jamás. Al menos no conozco a nadie que le haya pasado... o esa gente es tan feliz que ni se cruza por mi vida

    Abrazos!

    ReplyDelete
  9. Jajaja,... a veces lo que más llama la atención en un cuento es lo que no se cuenta,... como en este caso.

    ReplyDelete
  10. De base, la muchacha de tu entrada de hoy, es muy dada a la escritura tipo Zola, y cualquier fuga a Realidades paralelas, no la va a disfrutar. Pero claro, estoy de acuerdo en que artificiosamente se puede un escritor cargar su entramado argumental imaginativo. No llegaríais a las manos por lo que cuentas como broche final...¡y te alabo el gusto: Son tribulaciones que no deben ser dadas al sereno para que las pregone por los aires serranos!
    P o r t o v e n t o l e r o ! ! ! ! !

    ReplyDelete