El Movimiento Toledo

Usualmente, cuando se logra escapar de un incidente similar al de la Mansión de la Condesa, entra en operación un complejo protocolo de seguridad conocido como: "El Movimiento Toledo", Cada fase del protocolo tiene un propósito claro: evadir, ocultar, y reorganizarse.

— Queridas, prepárense porque de acuerdo a las ordenanzas tenemos que ejecutar la primera fase de un M.T. — anuncio en tono grave Boris.

— Muy bien — replicó Doris — de acuerdo con nuestra posición en el GPS tenemos 8 diferentes lugares para escoger, por favor Ada di un número entre el 1 y el 7

— Cuatro

— Boris, la cuatro es cerca de aquí, es un puente, allí debe haber otro vehículo oculto tras unos matorrales, debemos dejar este en ese lugar y cambiar de transporte en menos de 20 segundos.

Boris manejó hábilmente hasta el sitio y con celeridad y destreza los tres detectives hicieron el cambio de vehículo. Probablemente de acuerdo con el Protocolo hicieron la misma maniobra unas dos o tres veces, de modo que se pudiera despistar a cualquiera que los estuviera siguiendo.

— Ahora tenemos que elegir una "case de seguridad" — volvió a indicar Boris

— Seis — anticipo Ada antes de que Doris indicara el número de posibles casas hacia las cuales dirigirse

— La “seis” es una habitación en un conjunto residencial, es el apartamento 863 del edificio Los Alcázares de la Calle Olivos

Cuando llegaron al edificio dejaron el auto estacionado, entraron, tomaron el ascensor y se dirigieron al 863, que en la puerta tenía una chapa electrónica. Boris diligentemente ingreso la clave y entraron.

El apartamento era un lugar sobrio, pocos muebles, cualquiera que entrara, pensaría que allí viviría una pareja joven recién casada.

Ada aprovechó para cambiarse de ropa, guardo en una bolsa plástica los vestidos de Arlequín que le dieron en la Mansión de la Condesa y aprovecho para tinturarse el cabello de Rojo.

No estuvieron más de 30 minutos. Salieron del edificio y se montaron en otro vehículo que estaba estacionado.

Probablemente otro agente tomaría el auto en donde ellos llegaron y lo llevaría hasta algún otro lugar.

— El M.T. dice que tenemos que comunicarnos con un oficial superior dentro de una "instalación adecuada", hay 4 cerca de este lugar — masculló Boris

— ¡Dos! — dijo esta vez Doris con entusiasmo

La dos es un complejo militar a unas siete leguas de aquí, se trata de la unidad 731 — replicó Boris que continuo manejando el auto siguiendo las instrucciones de el GPS para llegar a la ubicación. 

Lo primero que vieron fue una valla alta, que finalizaba con alambre de púa, claramente se entendía que sea quien fuere el propietario del terreno, no quería que nadie entrara sin permiso. Se dirigieron a la entrada, que estaba custodiada por varios guardias armados, vestidos con uniformes militares. Presentaron sus credenciales. Uno de los guardias uso un radio, intercambio instrucciones con alguien y autorizo la entrada de los tres detectives.

— Vayan hacia la bodega 23 — les indicó el guardia

La bodega 23 era una especie de casucha que destacaba entre varias colosales barracas y hangares debido a su presentación modesta.

Entraron a la casucha, en donde había tan solo la puerta de un ascensor, o mejor dicho un descensor, había 22 pisos hacia abajo para escoger, Boris presiono al azar cualquier botón, esta vez el número 16.

El "descensor" se detuvo en el piso indicado, abrió la puerta y el trío vio lo mismo que se vería en cualquier local de oficinas modernas: Un pabellón de múltiples puertas a lado y lado.

La mayoría de puertas tenían números para identificar la oficina, aunque habían algunas que en vez de números tenían un letrero como "Dr. Russell", "Amor" o "Sección Violeta", los tres caminaron intrigados por el pabellón, Ada vio una que decía: "Mimas", propuso entrar allí, pero Boris indico que de acuerdo al M.T. se debería escoger cualquier oficina que tuviera un número, de modo que se pararon por algún motivo en frente de la 37. Para abrir la puerta había que digitar una larga clave en la chapa electrónica. Cada uno de ellos sabía 4 números de los doce. Los ingresaron en orden primero Boris, luego Doris y por último Ada. La puerta sin dar mayor problema abrió. 

Aun en la oscuridad se podía percibir que era una sala de juntas que tenía básicamente una mesa y varias sillas. Ada encendió la luz y pudieron ver que el cuarto no estaba vacío. 

— Llegan tarde, ya van 15 minutos de atraso — anunció Carbonell —  tenemos que ponderar todos los graves eventos que ocurrieron esta noche, entramos en fase Rojo-Naranja, pasen, tomen asiento y pónganse cómodos que lo que viene es de suma importancia.


Capítulos anteriores:

Sueños de Detective

15 comments:

  1. Ha pasado bastante tiempo, pensé que se te había olvidado las aventuras de los detectives, muy enigmático el capítulo de hoy.

    ReplyDelete
    Replies
    1. No, lo que ocurrio es que escribi tantas palabras que quede exhauto, pero si me propongo dar fin a estas aventuras y asi empezar otros poryectos.

      Delete
  2. 15 minutos tardes. Es disculpable con todo el procedimiento que implica el Movimiento Toledo.
    Que poco efusivo estuvo Carbonell con su compañera Ada. Se entiende que hay mucho en juego, pero eso no lo justifica.
    La pregunta es ¿qué lo que se vendrá?
    saludos..

    ReplyDelete
    Replies
    1. Bueno puedo adelantar algo de que vendra, si.... obviamente discutiran la situacion en esa sala, pero tambien tengo en mente un relato explorando la perspectiva de la situacion desde le punto de vista de ada....

      Delete
  3. Largo el movimiento para despistar al ¿lector?

    Saludos,
    J.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Bueno es que en ese cuarto habran varios dialogos y reflexiones que creo me darian para unas 2000 palabras, mas las 700 de ahora, eso significa que seria una entrada larguisima.... de leer...y escribir... bueno las otras dos partes me toca escribirlas de a poquitos....

      Delete
  4. El Movimiento Toledo me parece muy bien pensado dada la gravedad de la situación.
    Muchos cuerpos policiales, servicios secretos y agencias clandestinas deberían tomar como ejemplo todo este procedimiento.
    Carbonell muy bien: exigente y comprometida.
    Una líder natural.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Vamos a ver si tanta precaucion sirvio, los enemigos son habiles en grado sumo

      Delete
  5. Waww, que se traen entre manos estos personajes...¿?
    Muy interesante.
    Abrazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Se vienen varios dialogos y reflexiones, flashbacks en ese cuarto

      Delete
  6. Lo dejaste muy interesante. Me gusto como manejas el suspenso. Te mando un beso.

    ReplyDelete
  7. Admiro tu creatividad. Los detalles de ese protocolo son admirables jeje. Un abrazo

    ReplyDelete
  8. Los procesos de seguridad establecidos para casos como el que experimentan los protagonistas, son tan crípticos que hay que estar verdaderamente lúcidos en sus trances de acceso. Una cosa es segura, El Descensor se oculta casi en las entrañas del Núcleo o Nife y le aporta al relato un carisma muy de Ciencia Ficción policial.Muy bien amigo H u g o🇪🇸💎🌍

    ReplyDelete
  9. ¡Hola! Vengo a devolver tu amable visita y me encuentro con un blog muy original que estoy escudriñando. Me parece interesante ! Gracias de nuevo, te sigo y y te dejo muchos saludos.

    ReplyDelete
  10. Gracias por su visita. Grato estar aqui en este propósito literario de aventuras de detectives y en los nuevos proyectos literarios. Un abrazo. Carlos

    ReplyDelete

Pelirroja

Para la convocatoria del jueves/20 de junio, Molí del Canyer propone el tema de Mujeres,  y da varias fotos a escoger. Naturalmente,...