Duelos Literarios

 — Aló, Hola Juliancito, Amor quisiera verte, hoy mismo, quiero mostrarte algo y conocer tu valiosa opinión

— Claro que si linda, no hay problema, tomo el bus y en unos minutos llego a tu casa

Minutos después el chico arriba a casa de su amada, ella lo estaba esperando con ansiedad. En la sala de aquel palacio, ella tiene lo que parece un piano muy antiguo, quizás sea un clavicémbalo o un clavicordio, (es un tanto difícil precisarlo). Ella se sienta en frente del instrumento mientras le pasa unas hojas escritas a mano en excelente caligrafía.

— Acabo de componer este texto, me he divertido mucho escribiéndolo, todavía nadie lo ha leído y quisiera que antes de publicarlo en mi blog tú lo revisaras por si hay que corregirle alguna cosa en especial

Juliancito toma las hojas y comienza a leer mientras la hermosa chica inicia a tocar una bella melodía llamada: "Le Rossignol en Amour" en una interpretación tan exquisita que haría sentir orgullosa a la misma Wanda Landowska e incluso hasta hacerle sentir algo de envidia. El texto que los ojos de Juliancito tenía enfrente decía lo siguiente:

— Hola Amor, mira lo que encontré: en esta cajita tengo varios muñequitos todos ellos chiquitines, pues el más alto no mide más de 10 cm. SI querido mío, son tus personajes me he atrevido a invitarlos a mi mundo, a mi mente. 

La dama toma al azar uno de ellos y lo coloca en una habitación en donde no hay NADA excepto la soledad de 4 paredes blancas, techo y piso del mismo color.

El caballero que ha sido depositado en ese solitario, pero bien iluminado lugar, se encuentra algo confuso, de repente escucha una voz femenina salida de ningún lugar, que le dice

— ¿Cuál es tu Dios?

El caballero allí depositado, duda, no sabe exactamente que responder, tan solo deja salir un tímido ¿Qué? ¿En dónde estoy? ¿Quién me habla? ¿Quién soy?

Pero al ver tanta indecisión e inseguridad, la Diosa, se enoja, y al personaje allí depositado de repente comienza a inflársele la cabeza de tal manera que se le estalla y el blanco del lugar queda en contraste manchado de rojo por todos lados, el cuerpo sin vida del desdichado cae al piso dejando un gran charco de sangre.

— oh, Julián y ¿ese era el héroe de tus historias? Bah, que aburrido. Veamos si tu heroína tiene más carácter y fuerza, ¿creo es esta que es detective?

La clavicembalista toma otro de los muñecos, que se ve es una mujer de complexión atlética con cara de facciones bellas no obstante de actitud  severa.

Apenas queda depositada en la habitación junto al cadáver de lo que con mucha imaginación fue un ser humano, al ver tan abominable escena, la detective comienza a gritar de horror, pues ha reconocido que los despojos que allí están son los de su particular Romeo. Se puede sentir el pánico de la dama, en su desesperación ella intenta encontrar como salir de aquel extraño cuarto, quiere escapar. De repente queda de pie, paralizada y escucha una voz potente que con autoridad le increpa:

— Hola belleza. ¿Vez lo que le ocurre a aquellos que no me aceptan como Diosa? Póstrate ante mí y vivirás.

Es en ese preciso momento cuando la audaz detective comienza a entender, la rabia y el dolor le hacen gritar con fuerza.

— NUNCA lo haré. 

— No esperaba menos de ti, querida,  peor para ti. Aquí, soy yo la que mando, la que todo controla, quieras o no terminaras adorándome y amándome.

El cuerpo de la detective comienza a convulsionar levemente, ella siente que hay una fuerza controlando sus piernas, forzándola a arrodillarse, puede percibir que hay una voluntad malévola decidida a hacerla postrar. 

Cuanto más resiste la detective, más se sonríe la Clavicembalista. Pues sabe que tarde o temprano la voluntad de su cautiva se debilitara.

Juliancito que ha estado todo el tiempo siendo espectador del atroz espectáculo intenta ayudar a sus personajes y cuando trata de atacar a Zaida, para liberar a la detective, se da cuenta de que poco a poco la Diosa se ve más y más grande. Sin saber como, el pobre Juliancito ha quedado reducido a un diminuto hombrecito del mismo tamaño que sus personajes. Y es cuando escucha la voz de Zaida que dice gritando:

— ¡Mamá! Hay una cucarachita en la sala, ¿qué hago?

— Bueno, solo tienes que aplastarla y luego tírala por la tasa del baño — se escucha la voz de la madre que también responde a gritos, desde la planta superior de aquella casa.

— Pero el baño quedo inservible porque el abuelo amaneció hoy con diarrea.

— No importa mi nena, tira el bicho allí y suelta el agua para que todo quede limpio

Al escuchar tan infame conversación Juliancito como puede comienza a buscar algún hueco en donde esconderse mientras sin saber como, va evitando los gigantescos pisotones que sin mayor contemplación Zaida intenta darle a tan singular insecto.

Cuando por fin pudo ver una rendija en la pared en donde refugiarse e intenta correr hacia ella, tuvo la mala suerte de ser capturado en una copa de cristal que Zaida encontró para evitar que su cucaracha siguiera corriendo libremente.  

Y como hija obediente se dirigió al baño mancillado por el abuelo, recinto abominable que apestaba a enfermedad estomacal y allí sin vacilación alguna lanzo al molesto bicho junto con los recuerdos del paso del anciano, soltó el agua y  quedo todo  limpiecito de molestias. Impecable e Inmarcesible.


— Y bien chiquitin hermoso, ¿qué te parece mi cuento de esta semana?

— ¿Eh?.. Uh..., esto....,  diría yo que la historia no está mal, los personajes entran y salen a tiempo, hay buen ritmo y quizás se pueda sacar alguna continuación de ello, eso si creo te equivocaste en algunas puntuaciones y olvidaste poner las tildes de algunos verbos en el pasado, quizás si no hubieras ..... bla bla bla

Mientras Juliancito entregaba su apreciación, Zaida ni lo estaba escuchando, porque ella seguía tocando absorta su instrumento musical, así que el chico, dejo las hojas de papel encima del viejo piano y se fue caminando hacia la puerta de salida, despacio, sin hacer ruido, y se marchó de aquel lugar.

Corrió y corrió como alma que lleva el diablo.

Tomo el autobús de regreso, se sentó en un puesto libre. Estaba algo alterado, pero sonrió, metió su mano en un bolsillo y saco la cajita con los personajes que aún quedaban vivos.

Y anuncio en tono solemne:

— Esta ofensa no quedará sin castigo.  Estimado Cíclope, prepare su nave Intergaláctica. Nos vamos a Saturno. Sacaremos a esa inmunda rata de la Madriguera que tiene en Mimas. Vengaremos a nuestros héroes caídos.

Relacionado:

La ira de Zaida

La Gran Dama de Mimas

21 comments:

  1. A lo mejor protesta la sociedad protectora de cucarachas por el ahogamiento del insecto.
    Yo no confiaría en el cíclope como conductor de nada: con un solo ojo es muy fácil que le entre una china o un poco de carbonilla y el porrazo morrocotudo está servido.
    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Y cierto, de todos los personajes que le he visto al tal Juliancito, el Ciclope es en el que menos confio, se sabe que ya los ha traicionado otras veces.

      Delete
  2. Inquietante porque Zaida pone en su relato a una música como ella.
    Y un personaje que también se llama Julián. Y que quiere salvar a sus personajes. Sufriendo una represalia por eso.
    Y por lo leídos, los personajes recuerdan a Cabornell y Skully, Escully.

    Inquietante relato.
    Saludos.
    Julian rescata a sus personajes sobrevivientes. Y planea un venganza.
    Si mal no entendí, esta Zaida es reflejo de la Dama de Mimas

    ReplyDelete
    Replies
    1. Asi es en el universo de Julian parece Zaida es la entidad que esta encerrada en Mimas.

      Ahora bien lo que no me queda claro es si los personajes de Zaida, son "copias" de los de Julian o si son exactamente los mismos.

      Esto es raro

      Delete
  3. ¡Ya la aparición de la cucarachita (blattodea) es simbólica y no es casual: Entretenido texto kafkiano que vuelve a reconectar con tus habituales premisas cosmológicas. Yo habría hecho lo mismo...salvar a cuantos pudiera de mis personajes.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cierto, yo tengo 3 historias corriendo en mi cabeza y van surgiendo otras que ni conocia conforme las desarrollo:

      -La historia patria de Aragca
      -El ciclo de Zaida en Mimas
      -La historia de Carbonell y Escully

      De a poquitos le voy dando turno a cada una,
      tengo pues una "cola" de texttos por escribir que me bailan en la cabeza...

      Delete
  4. Un aalucinada muy buena. Ese trato a los humanos...es que llega al alma, con razón Julián sale huyendo. Es inquietante, lo que no es poco.

    Por un futuro con buenas relaciones entre seres de todas las galaxias, si se produce . Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Creo que si, en esencia muchos Dioses han sido algo crueles en lo que solicitan a los humanos. Y coincido si un dia vienen seres de otro lugar del universo, el encuentro debería ser cordial y pacifico

      Delete
  5. Hola Jośe, me ha encantado y nada, aquí estoy pensando cual de los dos vencerá finalmente en ese duelo literario. Lo que si tengo claro es que yo también hubiese cogido el autobús y me hubiese marchado lo más deprisa posible. Besos :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. Asi es toca esperar un tiempo mientras las emociones de Julianito se equilibren para que pueda escribir una respuesta que solucione todo este problema. Esperemos no acuda a un abogado por esto de los derechos de autor sobre los personajes

      Delete
  6. Juliancito debería haberse acercado sigilosamente a ella mientras tocaba y cerrar la tapa del piano antiguo o clavicordio o clavicémbalo y fracturarle los dedos para que no pueda escribir durante una buena temporada.

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cierto, sin duda por un tiempo ese seria el remedio ideal, menos mal el chico pudo escamotear algunos personajes, me preocupa que la detective como que aun quedo encerrada en el cuarto de torturas.

      Delete
  7. Hola, José. Tremebundo duelo de literatos, o mejor dicho, de sus personajes, kajaja. En este caso el autor jugó a que se mataran y no a matarlos. Muy bueno este juego que roza el surrealismo casi absurdo. Me encantó!
    Un abrazo!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me gustaría saber como va Juliancito a contestar este sabroso incidente y tambien me preocupa porque en fin no es bueno que una pareja destruya tan romántica relación simplemente por un capricho literario

      Delete
  8. ─────── ,
    ────── ╱八╲
    ──────丿乂乂乀
    ─────丿乂✲*乂乀
    ────丿乂♡✲*✪乂乀
    ───丿乂♡✲ *|✩✪乂乀
    ──丿乂♡✲ *✩*☀✩✪乂乀
    ─丿乂♡✲ *✩*✽*☀✩✪乂乀
    丿乂♡✲ *✩*♥♤✽*☀*✩✪乂乀
    茴 ─ 茴─茴─ █ ─茴─茴─茴♡
    _________▓█
    _________▓█
    _________▓█
    ________๑۞۞๑

    ___✫¸.•°*”✫✫✫ ”*°•.✫
    __✫¸.•°*” JOYEUX”*°•.✫
    _____✫¸.•°*”NOËL”*°•.✫
    _____✫¸.•°*”MON”*°•.✫
    _____✫¸.•°*” AMINAUTE”*°•.✫
    ___.•°*”˜˜”*°•.✫✫✫*.•°


    Recien te descubro
    Felicidades y suerte

    ReplyDelete
    Replies
    1. Merry Christmas estimada Recomenzar....

      Bienvenida !!!

      Delete
  9. ¡Hola, José! Desde luego, el relato es todo un juego de universos y multiversos en el que las distintas realidades son vistas de forma muy distinta por sus respectivos protagonistas. Un abrazo y Feliz Navidad!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Saludos David, cierto, estos temas de relatos dentro de relatos parecen bastante interesantes de escribir, son en si un tipo de reto.

      Felices fiestas para ti tambien

      Delete
  10. Te dejo mis deseos Feliz Navidad!!! Besos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estimada Hanna, tu sola presencia ya engalana este blog.

      Te deseo tambien Felices Fiestas decembrinas

      Delete
  11. me encanta la intensidad de lo que escribes
    saludos y paz desde Miami

    ReplyDelete