Reencuentro



Los trabajadores que recogen la basura encontraron en un callejón de mala muerte lo que parecían unos despojos de lo que con mucha imaginación sería antes un ser humano. Al principio creyeron que quizás serian los sobrados que dejo el león del zoológico, y solo como para salir de dudas dieron aviso a las autoridades de policía de la Capital. 

Para este tipo de casos rutinariamente va un equipo de forenses, fotógrafos legales, algunos oficiales de policía y un detective de grado superior a cargo del tedioso operativo.

El Inspector Carbonell se agachó a mirar aquella perversa obra de arte hecha con carne y huesos y sin atreverse a tocarla dijo pensando en voz alta: "Nunca había visto algo como esto".

De repente escucho a sus espaldas una familiar voz femenina que le contesto: "Pues este es el segundo que me toca esta semana"

— ¿ Ada ? — dijo con voz dubitativa mientras se erguía para ver mejor a su intempestiva invitada a este involuntario  festín de locos 

— Inspector Carbonell — dijo secamente la recién llegada

— Detective Scully — respondió Carbonell con un tono frío y robótico

Carbonell y Scully se conocieron mucho tiempo atrás cuando ambos ingresaron en el mismo día a la Academia de Policía, se convirtieron en cómplices y amantes, pero el espíritu competitivo y la voluntad férrea de cada uno de ellos hizo despertar cierto celo y rivalidad por destacar.

En aquello en donde uno de ellos era bueno el otro era mejor, una vez que se graduaron con honores ella fue asignada a otra gran metrópolis de aquel país: Puerto Industrial. Carbonell seguiría en la Capital.

Ambos ascendieron rápidamente en el escalafón policial local, no había crimen que no resolvieran. De vez en cuando y en raras ocasiones el Alto comisionado de Policía asignaba a uno de ellos como respaldo del otro para atender casos muy complicados o incluso aquellos más oscuros y siniestros. Juntos parecían ser invencibles a pesar de que a ellos en particular no les gustaba trabajar en equipo debido a esos roces competitivos y a la tensión sexual que aun mantenían entre ellos.

Y allí en medio de ese callejón tenebroso, a pleno día se encontraban los dos frente a frente sin saber exactamente que decir.

— Detective Scully, usted no está asignada a este caso en particular, tenga la amabilidad de esperar tras la línea oficial de investigación, no queremos que se contamine la escena del crimen — atino a decir Carbonell

— Al contrario Carbonell — dijo Scully — resaltando la omisión del cargo para hacer más pesado el ambiente y continuo agregando al insulto — El Comisionado me indico que yo estoy a cargo del operativo e investigación.

Dicho esto la Detective Ada Scully se movió por la escena del Crimen como si fuera el Capitán de un navío paseándose por la cubierta de primera clase, impartió por parejo órdenes a los forenses, fotógrafos y al equipo de oficiales, pero sin asignar ningún rol específico a Carbonell, completamente como si no existiera.

Carbonell estaba rojo de la furia, en menos de cinco minutos había sido relegado y pisoteado en su orgullo, con toda la dignidad que aún le quedaba se subió a su vehículo y se fue directo a la Jefatura de Policía, el Comisionado lo tendría que escuchar sí o sí.

Ada Scully ni se tomó el trabajo de mirarlo, pero internamente se sonreía maquiavélicamente, le había asestado un golpe bastante bajo a aquel engreído

--

Relacionados:

Cuarto de Hotel

La fuente de la Juventud

Aragca Tiene Talento

Medio Relacionados:

Magalenos

Clase IV

8 comments:

  1. Algo macabro y una pareja de investigadores, alguna vez en un más de un sentido, para resolver el caso.
    Así que la sequedad con que ese tratan es para contrarrestar la tensión sexual. Interesante conflcto.
    Ada Scully tiene un manejo maquiavélico. Eso la diferencia de otros personaje.

    Bien contado.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Creo son una pareja simpatica, tuvieron muchos problemas en el pasado pero debo decir que son eficientes o mejor "parecen eficientes".

      Delete
  2. Se siente la tensión entre estos dos que maliciosamente juegan a ver quien tira más de la soga. 😉

    ReplyDelete
    Replies
    1. Si creo que tienen un jueguito entre los dos de tire y afloje

      Delete
  3. Mal enemiga tiene el inspector.
    Como sigan así uno de los dos acabará en la morgue.

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Esta idea de la Morgue es buenisima, tendre que abrir un episodio para hacer algun tipo de evento sabroso en un lugar como ese. Saludos Toro

      Delete
  4. Me recordó tu texto una temporada funcionarial en el pasado, muy vocacional y entretenida que tuve en similares tareas y has representado de forma amena la "hoguera de vanidades " que se dan en profesiones donde está tan marcada la jerarquía. Muy bien, muchacho.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Eres magistral. Jerarquias formales e informales, las formales como las militares y las informales como aquellas que hay en las carceles, bellamente presentadas por Clint Eastwood haciendo de Frank Morris (que fue un seudonimo que utilice con foto y todo en mi pasado remoto aqui en el blog). Me hiciste recordar esa pelicula. Ahora bien al igual que tu el mismo Carbonell tambien esta a punto de romper la linea de mando

      Delete